*

X

NANO MUTEK y su rave en un sótano de la Colonia Centro

Arte

Por: Pablo H. - 08/21/2017

Con NANO MUTEK, el festival de creatividad digital MUTEK MX nos anuncia el temple de su edición 2017

Asumiendo el riesgo que implica caminar en el centro de la ciudad por la noche, con sus calles vacías y las luces amarillas que apenas iluminan las paredes, me apresuro hacia la dirección que tengo anotada en un papel. Al llegar, me uno al pequeño grupo de personas que aguardan afuera con cigarro en mano, mientras escucho los sonidos susurrantes de la reventa y las sirenas lejanas de una ambulancia. Me colocan la pulsera de acceso y abren un portón negro que descubre un sótano luminoso, humeante, con escalones que vibran por el eco de los beats.

Estoy en una especie de rave organizado por MUTEK MX como parte de las actividades previas a la edición de este año de MUTEK en Montreal, Canadá (el festival madre). Un evento al que no pude decir que no, aunque cayera en jueves, pues presenta a tres DJs nada convencionales, muy lejanos a lo que se acostumbra escuchar en nuestra escena: Lotic (US), Jlin (US) y Wasted Fates (MX). NANO MUTEK MX es una propuesta arriesgada y fuera de mi espectro musical cotidiano.

Ya instalado y con un trago en mano, me mimetizo con las personas de la pista en medio de sonidos sucios, caóticos y energizantes: dub, footwork y techno duro invaden la caverna de concreto. Los exponentes de la noche llevan al trance a los oyentes, quienes no saben qué sucede realmente o qué demonios están escuchando, pero se mueven con bailes arrítmicos y manos levantadas tocando la neblina artificial. Las horas pasan entre música frenética y momentos de hipnosis en neón, sudor y coñac. Todo culmina con el headliner Lotic, cuyo estilo erótico y provocador mantiene a los asistentes interesados de principio a fin con su figura moviéndose a la par de su estruendoso ritmo.

La clandestinidad de este sótano de la calle López se asemeja mucho más a lo que se encuentra en lugares de electrónica en Berlín o Londres que a un espacio típico raver en la ciudad de México. Una vez dentro, no hay diferencia: el sonido Funktion-One es impecable, las luces recrean un ambiente de fiesta under, donde apenas se vislumbran figuras y la gente se conecta para crear una textura sensorial, de esas que disfrutan los puristas de la electrónica. Se construye mucho con poco, lo básico funciona porque ya está probado: música y baile sin artilugios. El lugar elegido ha cumplido su misión, pues la gente sale satisfecha buscando un lugar para sentarse y, al fin, reposar.

Partiendo de que la escena raver en México comenzó a principios de los años 90 y que nuestras formas de consumir música y entretenimiento han cambiado, es notable el entusiasmo, la visión y la necedad de los organizadores que buscan mantener la apertura y el espíritu dancer en una ciudad cada vez más diversa y desplazada. Desde hace algunos años, los espacios en ruinas o abandonados del centro y las colonias populares de los alrededores se han usado para organizar eventos que atraen a un sector musical más exigente; aquellos que ya se aburrieron de lo actualmente establecido y que buscan, cual curaduría, lugares en con los que puedan conectar de nuevo. Le han dado al clavo.  

MUTEK MX empezó desde un lugar muy discreto y ya va para su 14ª edición. Sin lugar a dudas es la alternativa multidisciplinaria anual, pues la calidad sigue intacta con propuestas innovadoras, presentando experiencias tecnológicas globales y un roster de artistas audiovisuales que deleita y sorprende a todos aquellos que se dicen conocedores. Nada más échenle un ojo al cartel que presentarán este año.

Del 11 al 15 de octubre tendrá lugar MUTEK MX 2017 y seguramente estaremos hablando mucho de eso. 

 

Imágenes: 1) Lotic; 2) Jlin; 3) Wasted Fates; 4) Damián Romero

Texto e imágenes: @pablodavidhb

Agradecemos a MUTEK MX la invitación y facilidades para realizar esta cobertura.

Así se transforma la realidad cuando se toman buenas fotografías

Arte

Por: pijamasurf - 08/21/2017

Vivir rodeados de fotografías nos ha hecho olvidar la grandeza de ese arte

Hasta cierto punto, para muchos de nosotros la fotografía es una actividad más o menos cotidiana o familiar. Podría decirse que vivimos rodeados de fotografías, en buena medida porque las cámaras se encuentran como nunca antes a nuestro alcance.

Por otro lado, es posible que esta popularización nos haga olvidar que la fotografía es también un arte. Que, en efecto, cualquiera de nosotros puede capturar un momento, una “instantánea”, pero ello no significa necesariamente que se trate de una imagen de calidad, que inspire o sorprenda, que recoja la emoción del momento o cualquier otra cualidad que distingue a una fotografía que es también una pieza de creatividad.

Prueba de ello es este comparativo que compartimos ahora, de imágenes tomadas con una técnica apenas elemental y otras en las que se ha vertido todo el talento del que es capaz el fotógrafo.

El trabajo pertenece a Phillip Haumesser, quien cuenta en el sitio Bored Panda su evolución detrás de la lente: luego de tomar una cámara para retratar la vida cotidiana de sus hijos pequeños, comenzó a experimentar con las posibilidades de la misma y a interesarse mucho más en los recursos de la fotografía hasta que, un par de años después, se sorprendió a sí mismo tomando fotografías que cualquiera de nosotros atribuiría a un profesional.

Y más allá de su progreso como fotógrafo, vale la pena destacar también una profunda lección que Haumesser aprendió en este proceso:

Todo en el mundo parece que se esfuerza por contarnos una historia de la forma más bella y con los mejores colores. Es como ver una película, pero que nos rodea y la cual estamos viviendo. Después de volverme fotógrafo bajé la velocidad a ese ritmo desaforado del mundo y comencé a apreciar las obras maestras que ocurrían frente a mis ojos.

Fue Nietzsche quien nos aconsejó “aprender a ver: habituar el ojo a la calma, a la paciencia, a dejar que las cosas se nos acerquen”. Y quizá eso debería ser, incluso ahora, la fotografía: una práctica para aprender a mirar el mundo.

 

Haumesser elaboró un pequeño curso en línea gratuito sobre fotografía, el cual se encuentra disponible en este enlace.

Tambien en Pijama Surf: 20 técnicas de composición que mejorarán sustancialmente todas tus fotografías