*

X

El estremecimiento poético tiene motivaciones fisiológicas

Arte

Por: PijamaSurf - 06/30/2017

La ciencia comprueba la gran efectividad de la poesía para mover nuestras emociones

Acorde con un estudio publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, el 77% de las personas no puede escapar al estremecimiento al leer por primera vez estos versos de Jaime Sabines:

 

El mar se mide por olas

el cielo por alas

nosotros por lágrimas

El aire descansa en las hojas

el agua en los ojos

nosotros en nada

Parece que sales y soles

nosotros y nada

 

Aunque los últimos versos no sean del todo transparentes, se pueden repasar y repasar a medida que el efecto poético emerge de las profundidades de la piel y cierto significado alumbra el cerebro. Para el Nobel español Vicente Aleixandre, la poesía implicaba la complicidad de las vísceras y las palabras: “Voy a cantar doblando/ canto con todo el cuerpo”.

La realidad de esta metáfora, apta para el surrealismo, fue objeto de la investigación de Eugen Wassilinsky del Instituto Max Planck para la Estética Empírica. Junto con su equipo, el investigador elaboró un experimento para captar la actividad neuronal, medir la frecuencia cardíaca, las expresiones faciales e incluso los movimientos de la piel y de los vellos de un grupo al momento de escuchar algunos poemas representativos de la poesía alemana. La mayoría de los participantes eran mujeres de entre 20 y 30 años, ninguna experta ni muy cercana a la poesía.

Al poner atención a las grabaciones, los escuchas aseguraron haber sentido escalofríos. Como se ha notado en personas al escuchar música o ver espectáculos conmovedores, al 40% se le erizó la piel visiblemente, mientras que se activaban zonas del cerebro que no se habían reportado al estudiar la recepción de otras artes.

La medición del estremecimiento que provoca el poema arroja datos sobre el secreto de la composición poética. El análisis de esta relación, prevista desde mediados del siglo XIX por E. A. Poe en Philosophy of composition, demostró, según se explica en el artículo de Wassilinsky, que el impacto de un poema es una emoción gradual cuyas manifestaciones corporales se anticipan hasta en 4.5 segundos a las partes con mayor carga significativa, como el final de una estrofa o de todo el poema.

Para sentir esto no es necesario conocer de antemano la obra. Se van creando expectativas mediante la insinuación del sentido y la emoción lírica del ritmo, de las combinaciones de sonidos, del traslape de significado por alguna palabra empleada inusualmente. Esto confirma la premisa desde la cual Poe, haciendo eco de la tradición poética, declaraba que el secreto de la composición era medir los efectos deseados o generar una sola, lenta y profunda emoción en unidades no muy extensas, capaces de turbarnos hasta la médula.

15 tracks que podrían ser los mejores covers en la historia del rock (PLAYLIST)

Arte

Por: pijamasurf - 06/30/2017

Una lista tentativa, no conclusiva, de esa práctica siempre arriesgada que es realizar un cover

Muchos de nosotros estamos familiarizados con la idea y la lógica del cover: el hecho de que una banda o cantante tome una canción de otra banda o cantante y la re-interprete, pero a su manera. La definición es sencilla, se diría que incluso un poco elemental; sin embargo, al momento de la ejecución puede llevar a caminos realmente brillantes, inesperados, pues el terreno de la interpretación es abierto e inabarcable, en la medida en que pertenece en buena parte a la subjetividad: cada persona, cada artista, puede llevar un tema adonde sea que su talento lo permita.

El cover, por otro lado, ha estado siempre presente en la historia de la creatividad. En cualquier disciplina encontraremos casos en que un creador toma para sí un motivo de alguno de sus predecesores, sea para aprender por medio de la imitación (eso aconsejaban los griegos), sea para hacer un homenaje o a veces incluso como mero divertimento. Las meninas de Picasso, las “paráfrasis” de Liszt, las “meditaciones” que algunos filósofos hacen respecto a las ideas de otros (como las Meditaciones cartesianas de Husserl o las Observaciones a “La rama dorada” de Wittgenstein) pueden equipararse a ese mismo gesto de “reinterpretación” que ocurre en la música popular.

En ese sentido, es un tanto difícil establecer los criterios que hacen notable a un cover. Hay quienes se aproximan a la pieza original con reverencia y le suman apenas un toque propio; otros la modifican radicalmente; algunos más hacen algo inesperado con ella, y otros siguen el camino de lo previsible; y en todos estos casos el resultado puede ir de lo admirable a lo mediocre, de la intervención genial al fracaso estrepitoso.

A continuación compartimos una colección no conclusiva de covers que se han presentado en la historia de un género: el rock. Sin duda uno amplio y, por sí mismo, con muchas ramificaciones (lo cual queda de manifiesto en la selección), pero por ello también sumamente propicio para el juego, la polémica, el debate y en especial la cooperación, pues sabemos bien que estos no pueden ser todos los covers que merecen estar agrupados bajo el titulo de “los mejores de la historia". Los elistamos además cronológicamente (siguiendo la fecha de lanzamiento del track original), con el propósito de seguir la evolución doble del rock como género y del cover como práctica de la música.

Compartimos las pistas como videos de YouTube y también, al final, una playlist de nuestro perfil en Spotify donde hemos reunidos algunos de estos mismos tracks.

 

Susie Q

Original: Dale Hawkins (1957)

Cover: The Rolling Stones (1964)

 

I Fought The Law

Original: The Crickets (1960)

Cover: The Clash (1977)

 

Funnel of Love

Original: Wanda Jackson (1961)

Cover: SQÜRL (con Jozef Van Wissem y Madeline Follin, 2014)

 

Man Next Door

Original: John Holt (1968)

Cover: Massive Attck (1998)

 

No Fun

Original: The Stooges (1969)

Cover: Sex Pistols (1989)

 

Sweet Jane

Original: The Velvet Underground (1970)

Cover: Cowboy Junkies (1988)

 

The Man Who Sold The World

Original: David Bowie (1970)

Cover: Nirvana (1994)

 

L. A. Woman

Original: The Doors (1971)

Cover: Elephant Stone (2014)

 

China Girl

Original: Iggy Pop (1977)

Cover: David Bowie (1983)

 

Ceremony

Original: Joy Divison (1980) y popularizada por New Order (1981) después del suicido de Ian Curtis

Ceremony

Cover: Galaxie 500 (1989)

 

White Weeding

Original: Billy Idol (1982)

Cover: Queens of the Stone Age (2007)

 

How Soon Is Now?

Original: The Smiths (1984)

Cover: Love Spit Love (2003)

 

Head On

Original: The Jesus and Mary Chain (1989)

Cover: The Pixies (1991)

 

Hurt

Original: Nine Inch Nails (1994)

Cover: Johnny Cash (2002)

 

The Shape of Things to Come

Original: Ramones (1994)

Cover: Max Frost & The Troopers (2016)

 

BONUS –con un toque de ironía

Common People

Original: Pulp (1995)

Cover: William Shatner (2004)

 

Aquí la playlist desde el perfil de Pijama Surf en Spotify, con algunos cambios debido a las limitaciones de la plataforma. En Spotify pueden encontrarnos como Pijama Surf o dando clic en este enlace.

 

También en Pijama Surf: La historia del rock, el jazz y el blues en 3 increíbles playlists