*

X

¿Sabías que tu cerebro procesa la soledad prolongada como dolor físico?

Salud

Por: pijamasurf - 04/05/2017

La soledad prolongada favorece el desarrollo de enfermedades y, neuronalmente, enciende las áreas asociadas al dolor físico

Hace poco salió a la luz un asombroso estudio que reveló que uno de cada cuatro estadounidenses adultos viven solos, y en Manhattan, por ejemplo, la cifra crece estrepitosamente a casi uno de cada dos. Esto es nuevo en la historia del mundo y coincide también con una época en la que, por primera vez en la historia, la mayor parte de la población vive en las ciudades.

Vivir solo puede sonar muy atractivo, sobre todo en la era de individualismo que vivimos ahora, donde pareciera que las satisfacciones (¿placeres?) son lo más importante. Y aunque podría asociarse a personas que saben estar consigo mismas y que han dejado de necesitar la compañía constante de otros (como la familia), en realidad la ciencia está comprobando que la soledad prolongada (incluso aunque tu personalidad propenda orgánicamente a ella) es procesada en tu cerebro como dolor físico.

Si en la historia del mundo el hombre siempre se movió en comunidad y con un fuerte nexo de pertenencia por medio de la familia, hoy las cifras apuntan a que hemos cambiado de forma de vida, pero no la necesidad de afecto como materia prima para el espíritu (de hecho, hay estudios que apuntan a que lo que nos hace más felices no es el dinero, la fama o el reconocimiento, sino las relaciones personales significativas).

La soledad prolongada no sólo causa dolor físico para tu sistema neuronal; diversos estudios muestran también la sorprendente relación del desarrollo de enfermedades o muerte más temprana en personas altamente solitarias. Enfermedades como el cáncer y ciertos males neurodegenerativos están asociados a la soledad.

El investigador John Cacioppo, de la Universidad de Chicago, lleva años estudiando la relación entre la soledad y nuestros mecanismos celulares. Entre sus hallazgos, publicados en su libro Loneliness: Human Nature and the Need for Social Connection, está que la respuesta inmunológica en nuestro cuerpo disminuye en las personas altamente solitarias.

Por su parte, en otro par de estudios Naomi Eisenberger, investigadora del Social Genomics Core Laboratory de la Universidad de California, encontró, por medio de un rastreo neuronal, que en las personas que se sienten desconectadas de otros se encienden las zonas del cerebro asociadas al dolor físico.

Hoy contamos con herramientas milenarias para afrontar el mundo desde momentos de soledad altamente benéficas, como la meditación. Sin embargo, todo apunta a que ello no basta: necesitamos de los demás, compartir, sentirnos parte de algo. Quizá es momento de dejar de sentirnos "todopoderosos" en nuestra individualidad para volver a la comunidad y estrechar lazos con otros. Tu salud lo exige. 

Diversifica tu vida sexual con este dado de posiciones

Salud

Por: pijamaSurf - 04/05/2017

Imaginación, creatividad y azar son ingredientes que pueden enriquecer mucho tu vida sexual

Un ingrediente fundamental de la vida sexual es la imaginación, la creatividad y un espíritu lúdico. Esto puede traducirse en sofisticadas dinámicas o montajes (con disfraces, historias complejas o roles radicales) pero también puede lograrse de maneras más sencillas, por ejemplo, con la ayuda de un simple dado de posturas sexuales.

Este juego se trata de simplemente echar el dado junto con tu pareja y esperar a que al azar defina la posición sexual que habrá de regir el encuentro ese día. Seguramente los coprotagonistas tendrán su respectiva predilección, así que incluso tendrá algo de emocionante ver el pequeño objeto bailar en la superficie hasta decretar el guión del día. Obviamente esto puede llevarse a distintos niveles, por ejemplo, definir tres posturas para cada sesión, todas dictadas por el dado; también se puede recurrir a dados con 12 lados en lugar de sólo 8, o a que uno de los participantes no pueda ver lo que el dado dicta y espere a que el otro tome acción. 

Y si el dado no es lo tuyo, o no tienes forma de conseguirlo, también hay opciones digitales, por ejemplo, este sitio en el que das clic y elige para ti una de las posiciones incluidas dentro de un amplio menú. El punto es que no hay pretexto para no diversificar tus encuentros sexuales con tu pareja y tampoco para no hacer más divertida tu vida sexual. Con dado o sin él, disfruta tu vida sexual; el universo te lo va a agradecer.