*

X
John Goodenough inventó una batería con base en cristal que supera en funcionamiento a cualquier otra creada con anterioridad

John Goodenough, de 94 años de edad, y un grupo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin –EEUU–, inventaron una batería con base en cristal que supera en funcionamiento a cualquier otra creada con anterioridad (incluyendo la batería de iones de litio que Goodenough inventó en la década de los 80, la cual dio vida a tecnología como teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, cepillos de dientes eléctricos y otros gadgets electrónicamente recargables). 

El nuevo invento de Goodenough es capaz de almacenar tres veces más energía que cualquier batería de iones de litio. De acuerdo con el Institute of Electrical and Electronic Engineers (IEEE), la nueva batería reduce el riesgo de quemarse y es capaz de recargarse en cuestión de minutos –en lugar de horas. 

La importancia de este invento reside en la relación frente a la energía tradicional, la cual se basa en el consumo de carbono, petróleo y gas natural. Contar con una tecnología renovable capaz tanto de almacenar energía en cantidades efectivas como de reducir el impacto en el medio ambiente implica un desarrollo significativo a favor de la ciencia y tecnología, en especial si se considera que las energías renovables disponibles dependen inicialmente de la disponibilidad de la naturaleza. 

Goodenough explica que la creación de esta batería podría poner en peligro a la industria energética, pues si las baterías se vuelven más asequibles, efectivas, seguras y de recarga más rápida, las industrias del carbón, petróleo y gas natural entrarán en crisis, tanto que incluso la IEEE se ha llegado a cuestionar si esta nueva batería de cristal podría acelerar el fin del aceite. 

Hay quienes aseguran que Goodenough es el nuevo Nikola Tesla, logrando que sus investigaciones cambien el rumbo de la tecnología y el consumismo de las sociedades mayoritariamente occidentales. 

Hay quienes dicen que este personaje tiene rasgos infantiles, pese a ser un líder de la nación más poderosa del planeta

Psicólogos, psiquiatras y especialistas en la salud mental han tratado de dar un diagnóstico acertado del actual presidente de EEUU, Donald Trump. Mediante sus acciones, lenguaje corporal, publicaciones en redes sociales –principalmente Twitter, entre otros, su cuerpo psíquico ha demostrado ser narcisista, misógino, machista, etcétera.

Hay quienes dicen que este personaje tiene rasgos infantiles, pese a ser un líder de la nación más poderosa del planeta. Frente a esto se viralizan en redes sociales todo tipo de memes que evidencien –o ridiculicen– el pensamiento infantil del presidente estadounidense. Un ejemplo es el browser llamado Make Trump Tweets Eight Again –Hagan los tweets de Trump de ocho otra vez–, que convierte los tuits del magnate en caligrafía de niños. Este programa puede descargarse como una extensión de Google Chrome y es una cortesía de The Daily Show. 

La extensión, como en su descripción señala, “convierte los tuits de Donald Trump en su estado más puro: los garabatos de un niño”.