*

X

Si sólo vas a leer 5 libros de filosofía, lee estos

Libros

Por: pijamasurf - 03/11/2017

La lista del profesor David E. Cooper es una síntesis de la sabiduría de Occidente y Oriente

David E. Cooper, profesor emérito de la Universidad de Durham, es una de las voces de la filosofía contemporánea más versátiles y respetadas. Cooper se ha interesado por la filosofía de Occidente y de Oriente, por la estética, la ética y la ecología, siendo un experto en Chuang Tse, Nietzsche, Heidegger y Schopenhauer, entre otros. Uno de sus libros más leídos es A Philosophy of Gardens, donde sitúa al jardín y a la jardinería en el centro del pensamiento filosófico. 

En una reciente entrevista, Cooper enlistó los cinco libros de filosofía que recomendaría llevar a una isla desierta. Si bien este tipo de listas es un lugar común y generalmente no arrojan nada muy interesante, en este caso, ya que Cooper dialoga con Oriente y Occidente y tiene una mente que llamaríamos muy "abierta" y perspicaz, la lista parece pertinente como una especie de resumen calificado de la sabiduría filosófica del mundo. No están aquí los pensadores griegos que dieron origen a la filosofía en Occidente pero, como dijo Whitehead, la filosofía occidental es una nota al pie de la obra de Platón y por lo tanto Platón (y algo así se podría decir de Aristóteles) subyace siempre en alguna medida en los textos filosóficos de Occidente (aunque sea como crítica y divergencia). Igualmente no está aquí el pensamiento védico, la cuna (que quizás sea la cumbre a la vez) del pensamiento filosófico religioso de la antigüedad. Sin embargo, está Schopenhauer, para quien los Upanishads fueron definitivos en su visión filosófica (realizando una polinización cruzada), y asimismo el pensamiento del Buda, que aunque puede considerarse una crítica al pensamiento védico tampoco puede entenderse sin establecerse dentro del contexto del pensamiento védico. Tenemos aquí también la obra más importante de William James, que en sí misma es una síntesis del pensamiento científico y el pensamiento místico, una obra de psicología y de epistemología que hoy en día quizás merezca más atención que la obra de Freud. Así pues, tenemos un alto destilado del pensamiento filosófico humano en cinco libros que cualquiera se beneficiaría de leer. Filosofía para el más agudo intelecto pero, sobre todo, también para transformar la existencia y hacer del conocimiento un arte de vida. Sin un orden en particular:

 

Las variedades de la experiencia religiosa, William James

Ser y tiempo, Martin Heidegger

El mundo como voluntad y representación, Arthur Schopenhauer

Dhammapada, Buda

El libro de Chuang Tse, Chuang Tse

El increíble caso del campesino italiano autodidacta que sabe 100 idiomas

Libros

Por: pijamasurf - 03/11/2017

Siguiendo el llamado de las lenguas remotas Riccardo Bertani ha logrado conocer 100 idiomas, viviendo una vida modesta en el campo

Riccardo Bertani es un caso único. Este campesino italiano de 86 años conoce 100 idiomas y ha escrito cientos de libros, incluyendo diccionarios, traducciones y ensayos de mitología y folclor. Durante 70 años Bertani cultivó el hábito de levantarse desde las 2am y trabajar en sus idiomas hasta las 9am en el silencio del pueblo de Caprara, un pequeño poblado en el norte de Italia.  

Actualmente sus hábitos se han moderado y se levanta a las 5 a leer y escribir y ver el amanecer; una de sus grandes pasiones es disfrutar del amancer cuando la mente está más limpia y fresca, según le dijo al sitio ABC. La casa de Bertani se ha convertido en una biblioteca abierta al público.  

El amor por las lenguas le nació de leer muy joven a Tolstói, su gran maestro. Fue el ruso el idioma que primero lo sedujo. Más tarde sintió el llamado de las lenguas orientales, incluyendo algunas que ya han desaparecido. Ha estudiado las lenguas de los etruscos, los aíno, los mayas, los pueblos de Mongolia y de algunas etnias de Siberia, entre otras.

Bertani ha viajado a través de la lectura y casi nunca ha dejado su casa, solamente en algunas ocasiones para dar algunas conferencias. Décadas atrás llevó una correspondencia con el gran antropólogo francés Levi-Strauss. Lo suyo sin duda es el estudio y la vida simple. Toma su inspiración de Tolstói: «Me inspiro en el gran maestro Tolstói. En la ética de las cosas sencillas, según la cual uno vale por lo que es, no por lo que tiene».

Bertani es un caso increíble, un prodigio de la memoria, algo que quizás ya no veamos en el futuro. Pero él no quiere ser recordado como un fenómeno sino solamente por su trabajo, como un estudioso de las lenguas.