*

X
De alguna manera, explican los científicos, los animales tienen una mayor reactividad condicionada, lo cual lleva a cuestionarse sobre una inteligencia similar a la humana

Quizá una de las principales características de la inteligencia humana es la asombrosa herramienta del lenguaje. Sin él, no seríamos capaces de desarrollar ideas ni de transmitirlas mediante la diversidad de idiomas que hemos aprendido a compartir a lo largo de los siglos. Sin embargo, si el lenguaje trata de transmitir ideas, ¿no es cierto que los animales poseen también esta característica, lo cual los calificaría de inteligentes?

Conforme los científicos empezaron a cuestionarse sobre la inteligencia animal, decidieron enseñar a animales como los primates las bases del lenguaje humano. Los resultados han sido contundentes: los animales han aprendido a usar signos para obtener objetos que les interesan, pero no han desarrollado la capacidad lingüística de los niños de 3 años de edad. 

Entre las principales diferencias entre el infante humano y el cachorro animal está la curiosidad, como en la pregunta “¿por qué?”. De acuerdo con los científicos, dicha pregunta marca la toma de conciencia sobre aquellas cosas que se desconocen, así como el desarrollo de la habilidad que justifica acciones y pensamientos. Pone en evidencia la imaginación de un yo en el futuro (y por lo tanto de la presencia del “otro” en una posición similar), lo que resulta invariablemente en la habilidad de la empatía. Esto no se evidencia en la conducta de los animales.

Otra diferencia principal es la habilidad de decir “no”. Los niños comienzan a dar negativas antes de los 2 años de edad; los animales, en general, no poseen esta habilidad. Para los científicos, dar un “no” como respuesta señala una lógica básica de la que los animales carecen, pues reaccionan en la mayoría de las ocasiones por meros condicionamientos clásicos operantes. Los animales no entienden la negación ni la posibilidad, por lo que este fenómeno marca su incapacidad lingüística.

La ética es también otra diferencia entre cachorros e infantes. Esta habilidad normativa es lo que ayuda a distinguir entre lo que está bien y lo que está mal, lo justo y lo abusivo. Los científicos afirman que los animales no comprenden este tipo de conceptos de la conducta moral ni de las emociones complejas. Por ejemplo, los monos capuchinos pueden llorar de frustración, mas no de indignación moral. 

De alguna manera, explican los científicos, los animales tienen una mayor reactividad condicionada, lo cual lleva a cuestionarse sobre una inteligencia similar a la humana. Los animales producen sonidos que expresan sus emociones, y algunos incluso usan signos bajo las características de un condicionamiento pavloviano, pero no son capaces de preguntarse por las causas ni de comprender una negación dentro de los paradigmas lingüísticos humanos. Esto niega las hipótesis sobre un posible desarrollo de lenguaje en los animales. Esto no reduce sus capacidades de sentir el sufrimiento, la alegría, el enojo, la sorpresa, el miedo o el amor, lo cual promueve un vínculo importante con los humanos gracias a la empatía. 

Equinoccio de primavera 20 de septiembre, 2017: el equilibrio de la noche y el día

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/31/2017

El equinoccio de primavera del 2017 se llevará a cabo a las 10:28 tiempo universal.

Este 20 de marzo a las 4:28 am hora de la Ciudad de México (10:28 tiempo universal) se llevará a cabo el equinoccio de primavera en el hemisferio norte y el equinoccio de otoño en el hemisferio surf. Este es el día que marca el equilibrio de la luz y la oscuridad lo cual es el sentido del término "equinoccio" (palabra que significa "noche igual").

Tradicionalmente el equinoccio es una fecha que se celebra entre culturas cercanas a la naturaleza y a la adoración del sol. Se cree que incluso la Pascua originalmente estaba asociada al equinoccio de primavera o equinoccio vernal. Vestigios de esto pueden observarse entre las celebraciones que realizan cultos paganos y místicos en sitios arqueológicos en diferentes partes del mundo.

El equinoccio marca el ingreso del Sol al signo de Aries, un signo de fuego que designa la acción y el comienzo. Este es el año nuevo para la astrología. Es también el momento de la siembra para la agricultura tradicional y para la alquimia el momento de recoger el rocío, el cual está bañado por el Spiritus Mundi o semen de la naturaleza, el cual vitaliza la medicina espagírica. 

En el caso del equinoccio de otoño en el hemisferio sur, el simbolismo es el opuesto y se trata del momento que inicia la muerte de la naturaleza, hasta culminar en el renacimiento del solsticio de invierno, el momento que los romanos celebraban el Sol Invictus. 

Siempre estas fechas, los equinoccios y los solsticios son buenas oportunidades de observar el entorno y nuestra relación con los ritmos de la naturaleza en el afán de conservar energía y encontrar significado a la existencia mundana, mirando en el espejo del cosmos. Los patrones de la naturaleza probablemente sean más sanos que los patrones artificiales del mundo corporativo moderno; para la naturaleza el tiempo es ritmo y energía particular del momento, mientras que para el mundo industrial moderno, el tiempo es dinero y todos los momentos tienen un único valor monetario. 

Equinoccio de otoño 22 de septiembre 2017

Conoce más sobre el simbolismo solar de los equinoccios y los solsticios