*

X
Se viralizan imágenes de una cobra real de más de 5m bebiendo agua de una botella de plástico

Estas imágenes de una cobra real bebiendo agua de una botella de plástico en la India han aparecido en numerosos medios en todo el mundo. No sólo porque las imágenes son impactantes --ver a uno de estos electrizantes animales siempre lo es-- sino también porque son síntoma de un problema creciente en dicho país, que se relaciona con el cambio climático.

El suceso reportado en video ocurrió de manera intencional, pues fueron rescatistas quienes dieron de beber a la cobra en el poblado de Kaiga en el sur de la India, región asolada por una sequía extrema.

La cobra real es una serpiente que alcanza en casos extremos hasta 6m de longitud; tiene un veneno sumamente tóxico y se alimenta de otras serpientes, de ahí su nombre científico: Ophiophagus hannah. Según los reportes, la cobra del video medía unos 5m. 

Aunque son sumamente poderosos, estos reptiles no causan muchas muertes humanas, sólo cerca de cinco al año, una cifra sumamente inferior a las muertes que provocan las serpientes cascabel en América.

Un antecedente de este suceso ocurrió cuando un hombre dio de beber a una cobra en la India; el video, del 2014, puede verse aquí.

Encuentran extraña forma de vida en cristales gigantes de cueva mexicana

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/30/2017

Seres microscópicos que viven durante miles de años en un estado inactivo y se alimentan de metales y químicos dentro de los cristales han sido encontrados en Naica

Las cuevas de Naica en Chihuahua, México, parecen salidas de otro mundo, acaso la tierra de una película de ciencia ficción y, de hecho, contienen una criatura que parece otro mundo (y que podría habitar en condiciones extremas).

Se han encontrado criaturas microbiales que viven del hierro, el azufre y otros químicos dentro de estos cristales. Esta forma de vida nunca antes había sido observada y parece apuntar a que la vida en la Tierra puede soportar condiciones má difíciles de las que hasta ahora se creía que eran necesarias.  

Estos organismo han existido en un estado pasivo por grandes períodos de tiempo, durmiendo por eones entre los cristales. Algunos de estos cristales tienen medio millón de años, y estos microorganismos podrían haber existido desde hace 10 mil a 50 mil años.

En un futuro cercano, la investigación se incorporará a los proyectos de exploración espacial y exobiología de la NASA.