*

X
En uno de sus discursos, el Buda señala qué es lo que hace a un "superhombre"

Se puede discutir si el budismo es una religión, una filosofía o una ciencia, pero lo que es indiscutible es que su tema central es la mente y la sabiduría (que surge del conocimiento de la mente). Es por ello que quizás en ninguna otra parte esté tan resumida la enseñanza del Buda como en el Satipattana Sutta, dentro del Canon Pali. Este es el sutra donde se explica la doctrina del mindfulness o atención plena (el sutra puede traducirse como "Los fundamentos de la atención plena" o "Los fundamentos del mindfulness") (el término sati es traducido como atención o atención plena, pero debemos notar que originalmente la palabra significa recordar; en el budismo es un tipo de recordación: el recuerdo constante del dharma).

El texto clásico en el estudio del mindfulness en Occidente es The Heart of Buddhist Meditation del monje theravada alemán Nyanaponika Thera, un texto que ha influido enormemente en este movimiento. Erich Fromm escribió: "no conozco ningún otro libro sobre el budismo comparable en la lucidez con la que presenta los pensamientos esenciales de esta 'religión atea"'. Y según Jon Kabat-Zinn, conocido por algunos como el padre de este movimiento, "este libro fue el que lo empezó todo".

Nyanaponika Thera explica que toda la esencia del mensaje de sanación y liberación del Buda está sintetizada en el mensaje "Be mindful" (lo cual se puede traducir como "Mantén atención plena", pero tiene también la connotación de observa tu mente). Para decirlo en pocas palabras, la atención plena consiste en poner atención a los objetos de los sentidos y los objetos de la mente sin superponer en ellos conceptos, juicios, memorias y demás material psíquico añadido. Es una observación desnuda de la realidad como es. El Buda explica en el Udana Sutta:

En lo visto sólo debe haber lo visto; en lo oído sólo debe haber lo oído; en lo que es sentido (olido, saboreado o palpado) sólo lo sentido; en lo que es pensado, sólo lo pensado.

Al hacer esto con diligencia surge el vipassana, el insight o la claridad introspectiva que penetra en los fenómenos y descubre principalmente que son impermanentes (anicca), insatisfactorios (dukha) y no tienen un yo fijo (anatta).

Nyanaponika Thera nos dice que practicar la atención plena de manera correcta (lo cual es parte del óctuple noble sendero) lleva a la liberación "y por ello a la verdadera grandeza del hombre. Un nuevo tipo de hombre, el verdadero 'Superhombre' soñado por tantas mentes nobles, pero también por algunas confundidas, un ideal al cual han aspirado muchos sin tener una buena guía".

En el Samyutta Nikaya (47, II) el principal discípulo del Buda, Sariputta, se dirige al maestro: "Uno habla del 'Superhombre (maha-purisa), Señor, qué tan grande es el hombre?". A lo que el Buda contesta:

Con una mente liberada, Sariputta, uno es un Superhombre; sin una mente liberada uno no es un Superhombre. ¿Cómo entonces, Sariputta, se libera la mente? En esto un monje se dedica a contemplar el cuerpo... las sensaciones... la conciencia... los objetos mentales, con claridad de entendimiento, vigilancia y atención plena (mindfulness)... Para aquel que vive así, la mente se desprende de las impurezas y es liberada. Así, Sariputta, la mente es liberada. Con la mente liberada, declaro, uno es el Superhombre; sin una mente liberada, declaro, uno no es el Superhombre.

Así tenemos la versión budista del Superhombre; no es un hombre que busca el poder sobre el mundo, está en el mundo pero no es del mundo. En realidad, es el conquistador porque ha logrado extinguir las aflicciones del deseo y la ignorancia que producen el sufrimiento, el mundo ya no lo puede herir. Para el budismo theravada, este hombre es el arhat que alcanza el nirvana, la extinción de las cuitas mundanas y deja de padecer los venenos del mundo en un estado indescriptible, más allá de las causas; para el budismo mahayana, el superhombre es el bodhisattva, el cual, libre de toda aflicción y tentación, habiendo rebasado la posibilidad del sufrimiento, se pone al servicio de los demás para eliminar su sufrimiento y vaciar el samsara, aunque esto tarde eones.

 

Twitter del autor: @alepholo

Histórico descubrimiento: hallan 40 embarcaciones que naufragaron hace cientos de años en el mar Negro

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 01/11/2017

Uno de los descubrimientos arqueológicos más impactantes en lo que va del siglo: 40 embarcaciones en buenas condiciones, muchas de las cuales tiene más de 500 años

Un equipo de investigadores de universidades estadounidenses e inglesas hizo recientemente uno de los descubrimientos arqueológicos del siglo al encontrar unas 40 embarcaciones en buen estado en el mar Negro, en las costas de Bulgaria. Las embarcaciones son en su mayoría del siglo XIII o XIV (pero al menos una podría tener más de mil años), por lo cual constituyen un extraordinario antecedente para entender la evolución de la navegación y de la construcción de navíos que fueron precursores de aquellos del siglo XV y XVI que exploraron el Nuevo Mundo. De hecho, las embarcaciones medievales podrían tener un vínculo con el imperio veneciano.



“Desde el punto de vista arqueológico, nunca se había visto nada parecido”, dijo Rodrigo Pacheco Ruiz del Centro de Arqueología Marina de la Universidad de Southampton, en Gran Bretaña. “No podía creer lo que estábamos viendo".

El rango que abarcan los navíos hace que en ellos tengamos visos que van desde el imperio bizantino al otomano, del siglo IX al XIX. En general las embarcaciones están en tan buen estado que se han encontrado rollos de cuerda intactos, timones y acabados que fueron tallados minuciosamente. El oceanógrafo Brendan Foley señaló que es posible que se puedan hallar libros, pergaminos, y documentos escritos, por lo cual podríamos tener un tesoro bibliográfico además de todas las otras cosas de valor que se pueden encontrar en los barcos naufragados.

Los arqueólogos se vieron atraídos a la zona debido a la particularidad de que los ríos Don, Danubio y Dniéper llevan tanta agua dulce al mar que se forma una capa permanente sobre el agua salada del Mediterráneo; esto hace que el oxígeno de la atmósfera, que se mezcla inmediatamente con el agua dulce, nunca penetre las profundidades más oscuras, lo cual es una rareza entre las grandes masas de agua.

 

Lee más sobre esto en el New York Times