*

X
Un fascinante recorrido por una de las culturas más intrigantes de Rusia

A lo largo de los ríos Kama y Volga, bosque adentro, habita una de las culturas más interesantes de Europa: los maris. Su región o país es llamado Mari-El y comprende parte de Rusia, Kazajastán, Ucrania, Bielorusia, Letonia y Estonia.

 

 

Son conocidos como cheremises en tártaro, algo así como los combatientes o malos. Su población total en 1989 era de 670 mil 900 individuos. Su origen se establece a partir del siglo V, pero algunos piensan que se remonta más atrás.

Se presume que se trata de los últimos paganos europeos, una cultura que mantiene su sistema de creencias y prácticas. Pese a que muchos de ellos se volvieron miembros de la iglesia ortodoxa rusa durante la era soviética (proceso que comenzó desde el siglo XVI, durante el reinado de Iván el terrible), muchos conservan tradiciones paganas como la brujería y otros rituales.

 

 

El autor de estas fotografías, Ikuru Kuwajima, pasó 1 año viviendo con los maris. Para él, el sonido del viento y el crujir de las ramas trajo a la vida las historias y creencias de los maris. Ha trabajado y desarrollado proyectos fotográficos en Asia central y Europa oriental ayudado por su conocimiento del ruso, japonés e inglés.

El paganismo de los maris vincula muy cercanamente al hombre con la naturaleza: ésta es fuente esencial y absoluta de bondad; mientras sea abrazada por completo ayudará al hombre con todo lo que necesite, en tanto éste no se le oponga.

 

 

 

También creen en los llamados keremets o personas mitad hombres, mitad dioses. Poseen un panteón de dioses amplio en el que descansan varias de sus deidades, relacionadas con el poder y la sacralidad naturales.

Asimismo, la relación entre humanos y animales es armónica. Varios animales son vistos como avatares significativos dentro de su mitología, como el ganso. Los animales grandes son sacrificados a menudo, pero sólo aquellos que sean tranquilos y gentiles.

 

 

 

Los maris viven acostumbrados a las temperaturas bajas de los lugares que habitan, nevadas constantes y un corto verano. La vida de los maris se desarrolla lejos de la civilización, en un mundo en el que “los relojes parecen congelarse”.

 

 

 

Durante el período soviético fueron presionados para abandonar sus creencias, los usos y costumbres que los caracterizan. Se les acosó para ser reeducados bajo la visión bolchevique del trabajo y para adquirir conciencia de clase. También fueron empujados a servir como reservas del Ejército Rojo. Luego de la caída del poder soviético se han organizado para recuperar, preservar y difundir su cultura.  

 

 

 

 

 

4 pasos para interpretar tus sueños de acuerdo con los métodos de Carl Jung

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/06/2017

No sólo se trata de identificar arquetipos, también es necesario saber qué significan para el soñador

Los sueños han intrigado a los humanos durante generaciones. Ciertas civilizaciones antiguas concebían que los mundos oníricos y nuestras experiencias en ellos eran parte de nuestra conexión con el mundo espiritual. Posteriormente la manera en que las personas consideran sus sueños fue modificándose, pero aún nos levantamos de vez en cuando con el deseo de saber qué significa lo que hemos experimentado tan vívidamente mientras que nuestro cuerpo yacía despatarrado en la cama. En este sentido, los métodos de interpretación de sueños creados por Carl Jung son bastante sencillos y no requieren que seas un erudito en mitología o arquetipos.  

 

Analizar nuestros sueños de esta manera puede resultar una herramienta útil de autoexploración, ya que para hacerlo sólo se necesita tener deseo de cuestionarse a uno mismo y estar dispuesto a llevar una bitácora al respecto, pues nuestra mente inconsciente nos habla en un lenguaje de símbolos, de tal manera que podemos descifrar los vericuetos de nuestros dramas internos al revisar lo que el inconsciente nos está proyectando. Hacerlo implica decodificar los símbolos del inconsciente y para hacerlo se pueden seguir cuatro pasos básicos:

 

1. Hacer asociaciones relacionadas con los símbolos del sueño

Escribe cada una de las imágenes o elementos del sueño; por ejemplo: zapatos azules, gato blanco, casa de la abuela. Luego escribe qué asociaciones surgen en tu mente con respecto a cada uno de estos elementos. Estas asociaciones son especiales para cada persona porque mientras que para unos soñar con cruzar un puente puede indicar una travesía emocionante o el final de una etapa difícil para otros podría ser un camino inseguro donde emerge su pánico a las alturas. Las asociaciones correctas para cada elemento son aquellas que sientes como tales; puede ser que tengas tres o cinco para una imagen, pero una de ellas es la que realmente causa una reacción en ti y descubres que tiene sentido. No sólo se trata de reconocer arquetipos sino de descubrir qué significado tienen en tu vida. 

 

2. Conectar las imágenes del sueño con aspectos internos del ser

Gracias a las asociaciones del primer paso puedes empezar a identificar a qué parte de tu ser corresponde cada elemento. A veces vemos a ciertas personas en nuestros sueños como amigos, parejas o familiares y por lo tanto sería fácil asumir que el sueño se relaciona con estas personas. Sin embargo, esto no es siempre atinado; a veces vemos a una persona que no conocemos pero en el sueño sabemos quién es, por ejemplo una guía o un hermano. En otras ocasiones estas personas que vemos son en realidad un símbolo para quien sueña, representando una cualidad, acción, estado emocional o concepto, pues el subconsciente suele tomar imágenes de las situaciones del mundo de la vigilia para simbolizar algo que le pasa al soñador. 

 

3. Elige la interpretación correcta

Este paso implica preguntarte cosas con respecto al mensaje que el sueño intenta comunicar. Lo mejor es escribir una lista de opciones. Una vez hecho esto lo que sigue es escoger una. Si tienes problemas hay ciertos parámetros que pueden servirte de guía. Elige una interpretación que te muestre algo que no sabías. Evita las interpretaciones que nada más estén adulando o complaciendo a tu ego. Descarta las interpretaciones que te quiten responsabilidad sobre el asunto, ya que esto generalmente es simple evasión. 

 

4. Ancla el nuevo conocimiento con un ritual

Para integrar la experiencia del sueño a tu vida en el tiempo de vigilia es importante que realices un ritual, pues esta es la forma simbólica de traer la información del subconsciente a la mente consciente anclándola en en el mundo físico. Las acciones rituales no tienen que ser complejas ni incluir velas, símbolos y oraciones. Pueden ser cosas tan sencillas como escribirle a alguien o pasar a hacerle una visita; el punto es realizar una acción que indique la comprensión del mensaje.