*

X
La felicidad real está vinculada a aspectos que se encuentran en una vida muy sencilla

Según Peter Adeney, conocido como Mr. Money Moustache, el gurú de la frugalidad, una de las grandes ilusiones de nuestra sociedad, que además es intensamente promovida por el sistema económico, es que existe una correlación en tener productos de lujo y la felicidad. Si bien cierta cantidad de dinero no es indispensable pero sí muy útil para alcanzar una posible libertad y goce básico de la existencia, una vez que se tiene suficiente para resolver lo necesario, más dinero no produce más felicidad. Las siguientes cosas sí lo hacen (según la revisión de Adeney de la literatura científica):

 

-Amistad

-Libertad

-Salud

-Trabajo significativo

-Privacidad

-Filosofía de vida

-Comunidad

Todas estas cosas están resueltas en una vida primitiva, rústica, sencilla, conectada con el mundo natural, real de la comunidad (y no sólo virtualmente) --así que todas las demás cosas, todas las cosas con las que llenamos nuestras vidas son realmente excedentes. Tienen en común que no son cosas consumibles o que podamos comprar. Absurdamente gastamos la mayor parte de nuestra energía y tiempo en conseguir aquello que realmente no necesitamos y que no contribuye significativamente a hacernos más felices. Sería quizás más inteligente simplemente contentarnos con lo que ya tenemos y dedicarnos a administrarlo. 

"Vivimos en una trampa, los productos de lujo deberían tener una advertencia tipo EL DALÁI LAMA HA DETERMINADO QUE ESTE PRODUCTO NO AUMENTA LA FELICIDAD", bromea Adeney. Sin embargo, es una broma importante de recordar, especialmente cuando los expertos de finanzas, políticos y celebridades promueven la idea de que entre más lujosa sea nuestra vida más felices seremos.

 

Te podría interesar:

Ecuación matemática pronostica el próximo colapso de la sociedad

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/14/2017

Al parecer las matemáticas refuerzan lo que muchos percibimos: el actual modelo de la sociedad es insostenible

El Brexit, Trump, el cambio climático, la inequidad económica récord, los embrollos entre Rusia y Estados Unidos, la eterna inestabilidad de Medio Oriente y la farmacodependencia de un buen sector de la sociedad son sólo unos cuantos de los incontables ingredientes que sugieren que vivimos un modelo social y económico sencillamente insostenible. Y, entendiblemente, cada vez pareciera más radical esta situación. 

Pero al parecer esto no responde únicamente a una "percepción colectiva". De acuerdo con una ecuación empleada por Peter Turchin, profesor de Ecología y matemáticas de la Universidad de Connecticut, el colapso de nuestra sociedad estaría bastante próximo. Turchin recurre a esta ecuación para pronosticar el surgimiento y fin de las civilizaciones. El ejercicio se lleva a cabo según las premisas de una nueva disciplina llamada cliodinámica, que analiza matemáticamente la historia, y sus predicciones consideran variables como índices de desigualdad en los ingresos, pérdida de bienestar y disfuncionalidad política.  

Hace 10 años empecé a aplicar sus herramientas a la sociedad en la que vivo, Estados Unidos. Y lo que descubrí realmente me alarmó. 

De acuerdo con el análisis realizado por Turchin, la inestabilidad social y política llegará a su clímax durante la próxima década, es decir en un período de entre 3 y 10 años a partir de ahora. Además, advierte que los resultados de la pasada elección estadounidense refuerzan la probabilidad de que su ecuación sea correcta.

 

Más info: Social inestability lies ahead, researcher says