*

X

Ecuación matemática pronostica el próximo colapso de la sociedad

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/06/2017

Al parecer las matemáticas refuerzan lo que muchos percibimos: el actual modelo de la sociedad es insostenible

El Brexit, Trump, el cambio climático, la inequidad económica récord, los embrollos entre Rusia y Estados Unidos, la eterna inestabilidad de Medio Oriente y la farmacodependencia de un buen sector de la sociedad son sólo unos cuantos de los incontables ingredientes que sugieren que vivimos un modelo social y económico sencillamente insostenible. Y, entendiblemente, cada vez pareciera más radical esta situación. 

Pero al parecer esto no responde únicamente a una "percepción colectiva". De acuerdo con una ecuación empleada por Peter Turchin, profesor de Ecología y matemáticas de la Universidad de Connecticut, el colapso de nuestra sociedad estaría bastante próximo. Turchin recurre a esta ecuación para pronosticar el surgimiento y fin de las civilizaciones. El ejercicio se lleva a cabo según las premisas de una nueva disciplina llamada cliodinámica, que analiza matemáticamente la historia, y sus predicciones consideran variables como índices de desigualdad en los ingresos, pérdida de bienestar y disfuncionalidad política.  

Hace 10 años empecé a aplicar sus herramientas a la sociedad en la que vivo, Estados Unidos. Y lo que descubrí realmente me alarmó. 

De acuerdo con el análisis realizado por Turchin, la inestabilidad social y política llegará a su clímax durante la próxima década, es decir en un período de entre 3 y 10 años a partir de ahora. Además, advierte que los resultados de la pasada elección estadounidense refuerzan la probabilidad de que su ecuación sea correcta.

 

Más info: Social inestability lies ahead, researcher says

Un fascinante recorrido por una de las culturas más intrigantes de Rusia

A lo largo de los ríos Kama y Volga, bosque adentro, habita una de las culturas más interesantes de Europa: los maris. Su región o país es llamado Mari-El y comprende parte de Rusia, Kazajastán, Ucrania, Bielorusia, Letonia y Estonia.

 

 

Son conocidos como cheremises en tártaro, algo así como los combatientes o malos. Su población total en 1989 era de 670 mil 900 individuos. Su origen se establece a partir del siglo V, pero algunos piensan que se remonta más atrás.

Se presume que se trata de los últimos paganos europeos, una cultura que mantiene su sistema de creencias y prácticas. Pese a que muchos de ellos se volvieron miembros de la iglesia ortodoxa rusa durante la era soviética (proceso que comenzó desde el siglo XVI, durante el reinado de Iván el terrible), muchos conservan tradiciones paganas como la brujería y otros rituales.

 

 

El autor de estas fotografías, Ikuru Kuwajima, pasó 1 año viviendo con los maris. Para él, el sonido del viento y el crujir de las ramas trajo a la vida las historias y creencias de los maris. Ha trabajado y desarrollado proyectos fotográficos en Asia central y Europa oriental ayudado por su conocimiento del ruso, japonés e inglés.

El paganismo de los maris vincula muy cercanamente al hombre con la naturaleza: ésta es fuente esencial y absoluta de bondad; mientras sea abrazada por completo ayudará al hombre con todo lo que necesite, en tanto éste no se le oponga.

 

 

 

También creen en los llamados keremets o personas mitad hombres, mitad dioses. Poseen un panteón de dioses amplio en el que descansan varias de sus deidades, relacionadas con el poder y la sacralidad naturales.

Asimismo, la relación entre humanos y animales es armónica. Varios animales son vistos como avatares significativos dentro de su mitología, como el ganso. Los animales grandes son sacrificados a menudo, pero sólo aquellos que sean tranquilos y gentiles.

 

 

 

Los maris viven acostumbrados a las temperaturas bajas de los lugares que habitan, nevadas constantes y un corto verano. La vida de los maris se desarrolla lejos de la civilización, en un mundo en el que “los relojes parecen congelarse”.

 

 

 

Durante el período soviético fueron presionados para abandonar sus creencias, los usos y costumbres que los caracterizan. Se les acosó para ser reeducados bajo la visión bolchevique del trabajo y para adquirir conciencia de clase. También fueron empujados a servir como reservas del Ejército Rojo. Luego de la caída del poder soviético se han organizado para recuperar, preservar y difundir su cultura.