*

X

Argentinas transforman letra sexista de reguetón en un discurso feminista (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/09/2017

¿Reguetón feminista? Suena contradictorio, pero estas jóvenes argentinas lo hicieron posible

Como es sabido, el reguetón es un género musical que muchos vilipendian, entre otras razones, por el sexismo de sus letras, en las que usualmente se habla de la mujer como un objeto sexual, pasivo, dispuesta únicamente para satisfacer los deseos del hombre. Acorde a esto, en los videos musicales de estas canciones suelen aparecer mujeres de cuerpos esculturales en actitudes de seducción o servicio al cantante que los protagoniza, hombre en prácticamente todos los casos. Todo lo cual, sin embargo, no resta popularidad al reguetón, y de hecho hasta parece hacerlo aún más atractivo para ciertas personas.

En un gesto que podría calificarse como de búsqueda de equilibrio, un par de jóvenes argentinas tomaron una canción que se encuentra actualmente en boga y cambiaron su letra para hacerla “feminista”.

En la canción original, un hombre se queja de que una mujer “se hace la difícil” por negarse a bailar con él. En la versión de las jóvenes argentinas, las mujeres simplemente defienden el derecho de toda mujer (o de toda persona) a bailar sin más, sin que eso signifique una suerte de acuerdo tácito de cortejo o seducción.

La postura a algunos les parecerá sensata, a otros radical y sin duda habrá quien se burle de esto. En cualquier caso, el gesto tiene ingenio y acaso por esto baste para llevarnos a pensar sobre las ideas y actitudes que fomentamos con algo tan aparentemente inocuo como un género musical.

Aquí el video y la transcripción de la letra.

 

Me dice hola y yo le digo goodbye
Me dice “nena como tú ya no hay”
Le digo no me busques ni faltes el respeto
Que con tus comentarios no subís ningún ego eh oh

 

Suena la música y lo que yo quiero
Es bailar tranquila sin sentir tu franeleo
No puedo, me dice “yo te quiero”
Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky

 

Me acusa de picky picky picky picky picky picky
Se hace el de izquierda y parece de derecha
Me dice “compañera” igual se enoja si no quiero chapar
picky picky picky picky picky picky

 

Yo le explico que ese amor es un fracaso
Que el patriarcado se filtra por todos lados
Que hay que deconstruir esa forma de amarnos
Dime de paso si entendiste algo, ¡ay!

 

Me ignora y se da la vuelta sin siquiera hablarme…
Y yo pienso cómo hacer para que lo entienda él
Que yo vine a bailar eh eh
Escabiar eh eh, y pasarla bien
Yo quería decirle eh, que se vaya ah

 

Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky

 

Me acusa de picky picky picky picky picky picky
Se hace el de izquierda y parece de derecha
Me dice “compañera” igual se enoja si no quiero chapar
picky picky picky picky picky picky

 

Nene vos hablas en asambleas por ahí
Presumís tus ideales a lo bolchevi’
Y yo, hoy lo único que quiero es bailar
Y vos me apoyas y chamuyas con Marx

 

Me dice hola y yo le digo goodbye
Me dice “nena como tú ya no hay”
Le digo no me busques ni faltes el respeto
Que con tus comentarios no subís ningún ego eh oh

 

Suena la música y lo que yo quiero
Es bailar tranquila sin sentir tu franeleo
No puedo, me dice “yo te quiero”
Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky

Te podría interesar:

¿Por todos lados te felicitan y te desean lo mejor? Estas variantes te ayudarán a responder sin sonar repetitivo

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/09/2017

La expresión no cesa: atrévete a experimentar con toda su gama de posibilidades

Como sabemos bien, en esta temporada abundan los “buenos deseos”. En casi cada encuentro que tenemos las personas se despiden de nosotros con una felicitación, un abrazo, una manifestación explícita de que el año que comienza traiga lo mejor para nosotros.

Hasta cierto punto, esto puede ser causa de una ligera incomodidad, pues la multiplicación de estas situaciones nos deja sin respuestas originales o que al menos no nos hagan parecer repetitivos.

A continuación compartimos tres variantes, un tanto extravagantes, para corresponder a las felicitaciones de los demás con algo más que una fórmula de cortesía.

 

La variante del lenguaje corporal: No digas nada: da rienda suelta a tu expresión corporal.

A veces las fórmulas de cortesía son un obstáculo para expresar lo que de verdad sentimos. Si es el caso, deja que tu cuerpo se encargue de la respuesta: una mirada, un abrazo, una sonrisa, un gesto de aprobación o de sorpresa. Usualmente el cuerpo no miente, así que quién sabe, quizá incluso puede ser más sincero que tú.

 

La variante enigmática: “Lo que yo le deseo a usted es menos de la mitad de todo lo que yo querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo usted merece”.

Una respuesta inspirada en una línea de J. R. R. Tolkien, el famoso autor de El hobbit y El señor de los anillos. Es al inicio de esta última cuando uno de los personajes principales, Bilbo Baggins, pronuncia un discurso que en cierto momento deja confundidos a los invitados a su fiesta de cumpleaños. Sin duda la persona que te desee lo mejor quedará igualmente preguntándose qué le deseas en realidad.

 

La variante nihilista: “Gracias, aunque nada comienza ni termina realmente”.

Esta puede no ser una respuesta educada (de acuerdo con el protocolo social esperado), pero al menos desde un punto de vista filosófico y hasta un tanto científico, es sincera, en la medida en que el tiempo es una invención del ser humano, una ilusión colectiva necesaria para dar marco a la realidad en los límites de nuestra percepción.

 

¿Qué te parece? Para aprovechar todas las posibilidades expresivas del lenguaje te invitamos a descubrir el regalo que UNEFON tiene para ti: hasta el doble de tiempo aire durante todo 1 año. Conoce más en este enlace.