*

X

Isaac Newton calculó el fin del mundo (y ocurriría en unos años)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/25/2016

El celebre científico inglés calculó el fin del mundo tras analizar fragmentos de la Biblia

Todo lo que tiene un principio tendrá un fin. En el caso del mítico y popular "fin del mundo", probablemente se refiera a la terminación de la especie humana o quizá a la destrucción del planeta –en cuyo caso, la energía y materia liberadas pasarían a formar otros cuerpos en el universo. 

A través de la historia se han formulado innumerables hipótesis o profecías alrededor del fin del mundo. La más reciente fue la versión que fechaba el apocalipsis el pasado 26 de julio; aquí seguimos. Antes de eso estuvo la euforia del 21 de diciembre de 2012 (un supuesto cálculo maya), y aquí seguimos. Pero habrá un momento en que realmente esto se terminará, sólo que no sabemos cuándo ni cómo. 

Isaac Newton, el brillante matemático y científico del siglo XVII, apasionado de los cálculos y la investigación, además de ser un célebre alquimista y, por supuesto, enunciar la ley de la gravedad, creó su propio pronóstico para saber cuándo se registrará el fin del mundo.

A partir de un análisis que llevo a cabo sobre los textos bíblicos, en particular del Libro de Daniel, Newton dedujo que el mundo se terminaría mil 260 años después de la refundación del Imperio Romano encabezada por Carlomagno. Esto querría decir, de acuerdo con el también conocido como "padre de la mecánica", que será en el año 2060 cuando el mundo alcance finalmente su ocaso definitivo: 

Entonces el "tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo" son 42 meses o mil 260 días o 3 años y medio, contando 12 meses por año y 30 días por mes como era hecho en el calendario del año primitivo. Y los días de las bestias de vida corta puestos por los años de los reinos vividos, el período de mil 260 días, si se cuenta desde la conquista completa de los tres reyes en el año 800 después de cristo, terminará en el 2060 después de Cristo. Podría terminar después, pero no veo razón para que termine antes.

Este pronóstico se incluye en una serie de manuscritos propiedad de la Universidad Hebrea de Jerusalén que por primera vez se exhibirán al público desde que dicha institución los obtuvo hace 40 años. 

Newton-Letter

 
Técnicas de concentración antes de quedarse dormido para generar la luz clara de los sueños.

Una importante práctica dentro del budismo tibetano es el yoga de los sueños, el cual consiste de una serie de técnicas cuya función es preparar para la muerte (o los estados intermedios), así como también descubrir la naturaleza de la mente. El budismo tibetano considera que tanto los fenómenos que ocurren en la vigilia como los que ocurren en el sueño están vacíos, esto es, no tienen una realidad inherente o independiente de nuestra propia mente. Así el  yoga de los sueños es un entrenamiento para reconocer que también la vigilia es como un sueño y así poder establecer un estado de conciencia continua --entre la vigilia y el sueño y entre la vida y la transferencia de la muerte.  

La práctica esencial que recomendamos aquí, la cual es común a diferentes escuelas del budismo, es realizar una visualización o una concentración en un punto del cuerpo antes de dormir. Esto nos prepara para cruzar el umbral de una manera más lúcida y serena.

El Dálai Lama en su libro Sleeping, Dreaming and Dying señala que es importante tener una dieta apropiada para nuestro metabolismo si queremos lograr cierta claridad onírica. En la medicina tibetana se habla de un metabolismo dominado por el viento, la bilis o el flema. Y en general se recomienda no comer mucho (entre monjes budistas se evita la cena). Esto es el preparativo que menciona el Dalái Lama, para luego dar la instrucción de llevar la atención a ciertos puntos del cuerpo que corresponden con centros energéticos una vez que nos preparamos para dormir. Las concentraciones se dividen en tres puntos, en el entrecejo, en la garganta y en la zona genital o umbilical: 

Antes de quedarte dormido, dirige tu atención al entrecejo. Pero, si tu sueño es demasiado ligero, esto puede actuar como un obstáculo en el logro de la práctica. Para mantener un sueño más profundo, debes de ingerir comida más pesada y antes de quedarte dormido debes de dirigir tu atención a tu centro energético vital a la altura del ombligo o de los genitales. Si tus sueños no son muy claros, al quedarte dormido dirige tu atención al centro de la garganta. 

Así tenemos tres puntos para los diferentes tipos de practicantes, los cuales pueden intercalasre para encontrar cuál nos funciona mejor. El Dálai Lama luego señala que es importante tratar de reconocer "el sueño como sueño", es decir hacerlo lúcido, lo cual es una práctica central del budismo tibetano. Una vez que se ha logrado reconocer el sueño como sueño, el yoga de los sueños instruye que se debe focalizar la atención en el centro del corazón del cuerpo onírico. Se lleva la energía al canal central y se puede entonces producir una experiencia de la luz clara en los sueños --la luz clara es la conciencia primordial no-dual, que constituye nuestra verdadera naturaleza.

El maestro de dzogchén Namkhai Norbu en el libro The Cycle of Day and Night recomienda una técnica similar: "Justo antes de quedarte dormido, visualiza una letra A o una esfera (thig-le, en tibetano) de cinco colores iridiscentes en el espacio entre tus cejas... Visualizamos esto en el entrecejo porque nos brinda automáticamente control de nuestras energías vitales o pranas". La visualización debe de hacerse de tal forma que no inhiba el sueño, pero que sí logre una visualización clara y brillante. El resultado de esto es que el practicante entrará en el sueño de una manera alerta y relajada, manteniendo su conciencia sin la contaminación de los pensamientos discursivos. Esto puede hacer que se integre un estado de presencia pura con el sueño, lo cual se llama la luz clara natural (rang-bhizin' od gsal, en tibetano) y significa que el practicante logra entrar al sueño en estado lúcido con la continuidad de su conciencia, lo cual le permite reconocer su propia condición original que es igual a la realidad o el dharmata.

Twitter del autor: @alepholo