*

X

Campesinos franceses posan para calendario del inminente 2017 (FOTOS)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/01/2016

Fred Goudon, fotógrafo especializado en moda, recorrió los campos de Francia en busca de agricultores que dieran rostro a los meses del año que está por comenzar

Quizá esta es la primera ocasión en que los tradicionales calendarios ilustrados tienen como protagonista a gente común. No artistas ni modelos célebres auspiciados por una marca, sino personas que podríamos encontrar en la calle, en un paseo, a la vuelta de nuestras casas.

Esa, al menos, es la premisa con que podemos pensar estos retratos tomados por el fotógrafo francés Fred Goudon a campesinos repartidos en el territorio de su país natal. De Champagne a Picardie, de Normandie a Provence, Goudon recorrió la campagne francesa en busca de hombres que dieran rostro a los meses por venir del ya inminente año 2017.

Las fotografías resultantes son buenos trabajos de su lente pero, dicho con escepticismo, no parece muy creíble que se trate de campesinos reales, por más que al posar estén acompañados de espigas, animales de trabajo y de crianza o ropas propias del trabajo rural.

Grandes ciudades, largos viajes: la inesperada oportunidad para meditar

Buena Vida

Por: Kin Navarro - 12/01/2016

El ritmo de vida de las metrópolis dificulta encontrar un espacio o un momento adecuados para detenerse a meditar. Los largos períodos de transportación quizá sean la alternativa a la mano

Estrés a tope, el vagón del metro va lleno. Un espacio reducido, saturado, personas hasta donde alcanza la vista: todos apretados, tratando de ignorarse, enojados, apresurados, nerviosos, hastiados. Este sería el último lugar en el que pensarías si te propones comenzar a ejercitar una vida espiritual y practicar la introspección.

Con todo, para muchos se trata de uno de los pocos momentos del día en que pueden detenerse a respirar, cerrar los ojos y reflexionar. El transporte público es como un segundo hogar, mientras más larga es la distancia entre nuestros destinos mayor es el tiempo que pasamos dentro de él ¿por qué no aprovecharlo?

Ya sea de ida al trabajo o de regreso a casa, meditar en el transporte público ayuda a mejorar nuestra experiencia durante el viaje volviéndola placentera y relajante. Son varios los beneficios de la meditación diaria: relaja la mente y el cuerpo, combate la depresión, la enfermedad y mejora la calidad del sueño.

Para comenzar tu meditación cierra los ojos, respira a profundidad y con calma. Se trata de prestar atención al momento presente de manera particular y dejando de lado cualquier juicio. ¿Es un lugar difícil para meditar?

Concéntrate en las sensaciones de tu cuerpo, tus pies, tus manos, tu cabeza. Siente cómo estás inmóvil y sin embargo el impulso del transporte te mueve a gran velocidad. ¿Demasiado ruido? Trata de escucharlo sin proyectar en él ninguna emoción o atributo.

Ya habrá tiempo para seguir desarrollando tus habilidades, lo importante es comenzar. Puedes visitar nuestra sencilla guía para principiantes. También se puede practicar un enfoque de meditación de amor y bondad, esto es, generar pensamientos de bienestar para todo y todos los que te rodean. Este enfoque puede cambiar rápidamente nuestro estado de ánimo de tormentoso a una pacífica brisa.

Dale una oportunidad y encuentra el camino a través de ti; todo lo que necesitas ya está contigo, sólo debes acercárte a buscarlo.