*

El mejor regalo es aquel donde se materializan tus mejores intenciones

Como sabemos, esta es la temporada por excelencia de los obsequios. En buena medida como si se tratase de un rito que ha perdurado en el tiempo, nuestro ánimo se ve impelido a regalar, en ocasiones estimulado por la dinámica social imperante, pero a veces también como una suerte de deseo natural, porque en el fondo sabemos que los obsequios son una especie de “materialización” del amor que le tenemos a una persona, del lugar que ocupa en nuestra vida, y que con este gesto se lo podemos hacer saber de manera sencilla pero no por ello menos elocuente.

Con todo, no todos los regalos son objetos o, dicho de otra manera, no siempre los mejores regalos implican esa “materialización”. En cierta forma podría hablarse más bien de una “realización”, pues hay obsequios que sin ser materiales traen a la realidad eso que sentimos por una persona.

A continuación te compartimos una lista de siete bienes inmateriales que puedes regalar a tus seres queridos en esta temporada pero también, por esa misma cualidad, en cualquier otro momento. Sin duda, verás que lo agradecen.

 

TIEMPO

¿Qué hay más inmaterial y, sin embargo, más real que el tiempo? ¿Qué hay, por otra parte, que sea más valioso para las personas que queremos y que nos quieren? Si quieres regalar algo verdaderamente precioso, regala tu tiempo –y, así, regálate el placer de disfrutar a quienes amas.

 

RECONOCIMIENTO

Cuando alguien te regale algo, aprécialo en su justa dimensión. ¿Qué quiere decir esto? Que te des cuenta de qué está depositando esa persona en eso que te regala. Quizá te admira, quizá te ama, quizá realizó un gran esfuerzo para conseguir lo que te lleva. O quizá nada de eso. Y lo mismo funciona para ti: ¿en qué piensas cuando eliges el regalo para alguien? Reconoce a la otra persona y reconócete a ti mismo. Esta temporada es una oportunidad excelente para realizar ese ejercicio.

 

GRATITUD

Además, agradece. En conexión con el punto anterior, la gratitud es más o menos el paso lógico siguiente para el reconocimiento. Una vez que entendemos qué nos da realmente una persona al regalarnos algo, lo único que podemos ofrecer como respuesta es la gratitud ante el gesto. Agradecer que tenemos un lugar en la vida de otra persona.

 

SABIDURÍA

Una forma de ser compasivo con los demás es compartir lo que tú has aprendido a lo largo de la vida. Es cierto, como se dice, que nadie experimenta en cabeza ajena, pero nunca sabes cómo pueden ayudar a otra persona un comentario, un consejo o una idea.

 

CORDIALIDAD

De esto se habla mucho en estos días, y aunque quizá pueda sonar desgastado, nunca como ahora necesitamos más de la cordialidad. Además, el valor añadido de este regalo es que lo puedes dar a perfectos desconocidos a quienes nunca volverás a ver en la vida. Personas con quienes te cruzas en la calle, conductores con quienes compartes el tráfico, empleados en una tienda, etc. Pero también las personas con quienes convives a diario. Un poco más de cordialidad en nuestras vidas puede ser un gran regalo mutuo y compartido para todos.

 

COMUNICACIÓN

Hablar con alguien es quizá una de las acciones que más definen nuestra humanidad, pues se trata de un momento en el que dos personas ponen en juego todo lo que son: sus intereses, sus temores, sus sueños, su deseo, sus trivialidades, las cosas que las hacen únicas. Hablar verdaderamente con otra persona es exponer lo que somos y, a cambio, recibir la esencia del otro. ¿Quieres saber más sobre cómo mejorar tu comunicación con los demás? Sigue este enlace.

 

AMOR

Todo esto, en buena medida, puede verse como los caudales múltiples que adquiere un mismo flujo: el amor. Regalar es una acción que nace del amor y que, paradójicamente, desafía todas las leyes matemáticas y de la lógica, pues aunque demos mucho amor nunca lo agotaremos, sino más bien lo contrario: se multiplicará en nuestras vidas.

 

Para dar más de esto invaluable que no se agota, aprovecha la oferta de esta temporada de UNEFON y recibe un año de tiempo aire gratis. Conoce más en este enlace.

Te podría interesar:

4 deliciosos cocteles con un ingrediente muy especial: cognac

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/13/2016

Ni resaca ni ingesta calórica: dos grandes beneficios de mezclar con cognac.

Beber alcohol implica, en mayor o menor grado, ciertas circunstancias, en especial aquellas que agrupamos bajo el temible nombre de “resaca”. Como sabemos, el alcohol genera efectos en el funcionamiento de nuestro cuerpo que resultan en síntomas como la deshidratación, el dolor de cabeza, cierto cansancio y otros que varían de cuerpo en cuerpo.

Sin embargo, un caso específico de estos efecto se encuentra en la calidad del licor que se bebe. Como se sabe (casi siempre por experiencia), una bebida barata provoca usualmente una resaca muy cara, y viceversa, una bebida en la que se invierte un poco más puede hacer que, casi mágicamente, al día siguiente despertemos frescos y como si no hubiéramos bebido ni una gota de alcohol.

Esto se debe un sustancia que se encuentran en toda bebida alcohólica conocida como “congénere”, la cual es resultado de la fermentación. Bajo este nombre se agrupan alcoholes como el metanol, aceite de fusel y otros químicos orgánicos como la acetona, el acetaldehído o el tanino. Como podemos adivinar ya desde los nombres, los congéneres son impurezas que, como tales, tienen cierta toxicidad para nuestro cuerpo.

Lo interesante es que aunque dichas sustancias están en todas las bebidas alcohólicas, no se encuentran en la misma proporción. Y esto depende en buena medida de la calidad de los ingredientes que se usan en la destilación de un licor y, por otro lado, en el cuidado que se pone en esta. En los licores de mayor calidad usualmente el proceso de producción también conlleva un buen esmero, de ahí que al momento de llegar al cuerpo de quien lo bebe, eso especial se transmita.

A continuación, y porque también esto es parte de vivir y disfrutar, compartimos 4 recetas de atractivos cocteles que tienen como licor principal el cognac, una bebida que por su bajo contenido calórico y su proceso especial de de destilación nos libera de la preocupación de consumir calorías de más y, sobre todo, de despertar al día siguiente con una resaca insufrible. Sólo como dato comparativo, entre el cognac y otros licores que usualmente se consideran de bajo contenido calórico, vale la pena mencionar que de acuerdo con la base de datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el whisky, el vodka, el ron y la ginebra aportan todos 250 calorías por cada 100 gramos, mientras que el cognac aporta 231 calorías/100g. Sin duda una bondad del cognac que por sí misma ya nos invitan a probarlo.

Las mezclas que enlistamos conservan esas mismas cualidades, esto para demostrar que vivir se trata de disfrutar, por el solo hecho de que la vida es muy especial.

 

Hennessy STRAWBERRY

1 ½ onzas de Hennessy Very Special

¾ onza de fresas hechas puré

¼ onza de extracto de vainilla natural

½ vaina de vanilla

Vierte todos los ingredientes en un shaker junto con 5 o 6 cubos de hielo. Cierra y agita bien. Sirve en un vaso bajo y adorna con la vaina de vainilla.

 

Hennessy PASSION

1 1/2 onzas de Hennessy Very Special

3 ½ onzas de jugo natural de maracuyá

1 rodaja grande de naranja

Vierte el cognac Hennessy Very Special y el jugo de maracuyá en un vaso bajo con hielos. Exprime la rodaja de naranja. Agita durante algunos segundos. Sirve.

 

Per sempre

1 1/2 onzas de Hennessy Very Special

1/2 onza de campari

1/2 onza de amaro

2 toques de bíter de naranja

Cáscara de naranja

Mezcla todos los ingredientes (excepto la cáscara de naranja) en un vaso con hielo y agita hasta que se enfríe. Vierte sobre un hielo grande en un vaso bajo. Para terminar, añade la cáscara de naranja.

 

Hennessy GINGERPEAR

1 3/4 onzas de Hennessy V.S.

3/4 onza de jugo de pera

1 rebanada delgada de jengibre

1 rebanada de pera fresca

Machaca la rebanada de jengibre en el fondo de un shaker. Añade el jugo de pera, el cognac Hennessy y 5 o 6 cubos de hielo. Cierra el shaker y agita bien. Vierte con cuidado sobre un hielo grande en un vaso bajo. Adorna con la rebanada de pera.

 

#ThisIsVerySpecial