*

X

Matemático explica por qué él no juega a la lotería

Sociedad

Por: Pijamasurf - 11/19/2016

Jugar a la lotería no es muy inteligente, a menos de que necesites un poco de placebo para tener una perspectiva más optimista de la vida

Millones de personas en todo el mundo apuestan a la lotería, con la esperanza de que su suerte les podrá conseguir su sueño de ser ricos. 

Florin Diacu, catedrático de matemáticas de la Universidad de Victoria, explica que, si uno se ajusta a las simples probabilidades, jugar a la lotería no parece ser muy inteligente. De hecho, se ha llamado a la lotería "el impuesto de la ignorancia", aunque él prefiere hablar de que la gente compra esperanza, como si fuera una especie de placebo con el cual mantiene cierto optimismo. En un artículo publicado en El País, Diacu explica:

Pero hay un problema con este juego: tus posibilidades son tan pequeñas, que es miles de veces más probable que mueras en un accidente de coche a que te conviertas en el afortunado ganador. En concreto, la probabilidad de predecir todos los números es, más o menos, 1 entre 14 millones para el 6/49 y 1 entre 80 millones en el 7/49. Desde luego, es difícil imaginar números tan grandes, por lo que yo suelo usar imágenes que ayudan a entender lo que significa, que los reporteros de televisión adoran. 

Una vez empleé la guía telefónica de mi ciudad: imagina que tienes 150 guías diferentes. Si compras un boleto, tus posibilidades de ganar la lotería son las mismas de que, al azar, escojas la guía en la que está tu nombre, la abras por la página adecuada y señales exactamente tu teléfono. Si compras otro boleto, tienes otra oportunidad.

Diacu concluye que aunque la gente sepa que tienen probabilidades sumamente pequeñas, esto probablemente no hará que deje de jugar a la lotería. Y es que ciertamente no es un acto racional; muchas de las personas que juegan tienen una cierta fe en un tipo de suerte que trasciende las probabilidades matemáticas.

Divertido video muestra qué ocurre cuando se invierten los estereotipos de género en la publicidad

Sociedad

Por: Pijamasurf - 11/19/2016

La estética de hombres como objetos sexuales es un tanto ridícula pero la estética de mujeres como objetos sexuales también lo es, sólo que estamos programados culturalmente para no ver esto

La publicidad históricamente ha reflejado los paradigmas del patriarcado, en los que la mujer se considera una especie de metaobjeto cuyo valor está fundamentalmente en su cuerpo y en su sexualidad.

El problema de esto es que la mujer ha interiorizado la llamada "mirada masculina" y asimilado un sentimiento de ser inadecuada en tanto que difícilmente puede cumplir con los estándares irreales de la belleza de las modelos y actrices que aparecen en la publicidad. Esto produce una fractura psicológica en la que su propia realidad busca pero no logra adaptarse a la imagen que cree que el mundo quiere de ella ya que la imagen que busca de hecho no existe, es una fantasía colectiva. La publicidad se considera como una de las causas por las cuales cada vez más mujeres se someten a cirugía estética, sufren trastornos alimenticios y otros problemas por una insatisfacción con su imagen corporal.

Como el video muestra, los estereotipos que proyectan los medios tienen una serie de efectos nefastos que serían difíciles de enlistar aquí por su gran variedad .

A veces es más útil reflexionar con imágenes sobre lo ridículo que son los ideales de lo deseable que se transmiten en la publicidad, algo que puede percibirse fácilmente cuando se invierten los géneros en populares anuncios hipersexualizados, donde generalmente se representa a la mujer como un objeto sexual sometido a la voluntad de poder masculina.