*

X

Mezclar alcohol y cafeína puede modificar tu cerebro (y predisponerte al uso de cocaína)

Ciencia

Por: - 10/27/2016

Ingerir frecuentemente alcohol mezclado con cafeína, como en cocteles y bebidas energetizantes, puede producir cambios muy peligrosos en los cerebros adolescentes

Durante la adolescencia a menudo hacemos cosas impertinentes sin pensar en las consecuencias para nuestra salud a largo plazo. Un estudio de la Universidad Purdue ha llamado la atención sobre la manera en que mezclar bebidas alcohólicas con cafeína puede tener efectos duraderos en el desarrollo neuronal de los jóvenes, incluso haciéndolos más susceptibles de engancharse en drogas fuertes, como la cocaína. Esta mezcla es hasta cierto punto común como estimulante y como coctel recreativo, cuando combinamos bebidas como whisky o vodka con bebidas energetizantes altas en cafeína.

Según Richard van Rijn, profesor de química medicinal y farmacología molecular en la mencionada universidad, parece ser que mezclar alcohol y café (o bebidas energizantes con alto grado de cafeína) puede afectar a los adolescentes “provocando cambios en su comportamiento así como en la neuroquímica de sus cerebros.”

El problema no es tanto el consumo de cafeína o alcohol en sí mismos, sino la mezcla. En un estudio se les administró alcohol con cafeína a ratones adolescentes, lo que aumentó su actividad, incluso aún más que si les hubiera dado cocaína. Un efecto secundario de esto es que cuando el cerebro madura, los centros de recompensa se encuentran sobreestimulados, por lo que si consumen cocaína, requieren dosis más altas para sentir los efectos, lo que puede desencadenar una fuerte adicción.

"Los ratones que habían sido expuestos al alcohol y la cafeína quedaron un tanto insensibles a los efectos de recompensa de la cocaína en la adultez.” Y es que después de ese coctel durante la adolescencia, los ratones “no encontraban placentera la cocaína. A menudo debían usar más cocaína para obtener el mismo efecto.

El estudio fue elaborado para investigar los efectos de sustancias psicoestimulatorias en los cerebros adolescentes, tanto legales como ilegales, al igual que medicamentos de prescripción, como el Ritalin. 

El estudio también comprobó que la sacarina (un endulzante artificial) producía efectos parecidos que la mezcla alcohol + cafeína, modificando la estructura química del cerebro. La conclusión es que en los ratones, “sus cerebros han cambiado de tal modo que tienen mayores probabilidades de abusar de sustancias naturales o placenteras de adultos.”

 

Reed Hastings de Netflix cree que en el futuro podremos consumir entretenimiento personalizado tomando una pastilla

El CEO de la compañía que revolucionó el consumo de entretenimiento cree que en las siguientes décadas el entretenimiento podría tomar un cauce farmacológico. 

Reed Hastings, CEO de Netflix, recientemente exploró el futuro del entretenimiento en la conferencia "WSJDLive". Hastings dijo que su visión se inclina a un entretenimiento farmacológico, incluso más que a uno basado en la realidad virtual.

"En veinte o cincuenta años será perfectamente viable tomar una pastilla azul personalizada que te haga tener un viaje de una manera entretenida y luego una pastilla blanca que te regrese a la normalidad. Y si en 30 0 40 años la fuente del entretenimiento humano es farmacológica estaremos en aprietos". Hastings se refiere a su compañías, pero podríamos pensar que toda la humanidad (un poco al estilo Un mundo feliz, de Huxley). Pastillas de entretenimiento, pastillas de video, en las que podrás vivir directamente el entretenimiento que hoy vemos en una pantalla. Por supuesto la idea de Hastings evoca numerosas películas de ciencia ficción, desde Total RecallThe Matrix, o novelas como Vurt, de Jeff Noon. 

Hastings no explica cómo imagina que este entretenimiento farmacológico podría actuar en el cerebro. Quizás con fármacos que sean capaces de unirse a receptores individuales o quizás en un híbrido entre realidad virtual, estimulación craneal y métodos farmacológicos. 

Antes de que nos precipitemos, recordemos que la pastilla azul en The Matrix es la pastilla que nos regresa al sueño y nos mantiene en la cómoda ignorancia de la Matrix. Un entretenimiento como el que imagina Hastings seguramente nos mantendrá plácidamente sedados, como zombis, aunque en paraísos artificiales.