*

X

El universo como paradoja: mientras más sabemos, menos entendemos

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/22/2016

¿Los agujeros negros devoraron información fundamental para entender el origen del universo?

Desde cierta perspectiva, la historia del universo podría resumirse en dos eventos que desafían las leyes físicas: el Big Bang y los agujeros negros. Sin embargo, algo que es muy grave es que los agujeros negros podrían estar destruyendo información y evidencia sobre el origen del universo.

Según el físico teórico Christophe Galfard, autor de The Universe in Your Hand: A Journey Through Space, Time, and Beyond, los agujeros negros son el equivalente cósmico a lanzar una enciclopedia al fuego: nunca podremos aprender ni conocer los secretos de la materia que sistemáticamente es atraída por su campo gravitatorio.

Este déficit o imposibilidad de información se ha desarrollado como otro problema fundamental, llamado “paradoja de la información”; esto quiere decir que incluso si tuviéramos a nuestra disposición toda la información, tal vez tampoco seríamos capaces de entender cómo fue que surgió el universo.

Entender matemáticamente cómo es que se comporta el universo es la tarea de las ciencias, pero la paradoja de la información también nos hace conscientes de que tal vez el universo sea un rompecabezas del cual tenemos todas las piezas, pero que al ponerlas juntas no nos arroja una figura reconocible. 

 

Astrónomos captan esta imagen de un planeta naciendo

Ciencia

Por: Pijamasurf - 09/22/2016

Investigadores japoneses registraron la gestación de un planeta llamado "TW Hydrae"

Dentro del ciclo interno de la vida y la muerte, auspiciado por la ley universal de la impermanencia, el nacimiento es un momento crucial de nuestra realidad. Y si de nacimientos se trata, seguramente pocos liberan más energía que la de un planeta cuando emerge. Por eso es que el registro del nacimiento de uno, recién capturado por un grupo de astrónomos japoneses desde Chile, es tan impactante. 

Más allá de las cualidades estéticas de la imagen, el simple hecho de presenciar la gestación de un planeta tiene algo de maravilloso. En este caso se trata de un gigante de hielo, ubicado a 176 años luz de la Tierra. Con apenas entre 5 y 10 millones de años, este planeta llamado "TW Hydrae", y que se ubica en la constelación de Hidra, es casi del tamaño del sol (tiene un 80% de su masa). Y además de su cercanía y su tierna edad, el hecho de que esté de cara a la Tierra hace de este cuerpo el mejor para contemplar y estudiar la formación de un planeta.

La imagen fue captada desde el observatorio más potente del mundo, el Atacama Large Millimiter/submillimiter Array (ALMA):