*

X

4 señas de lenguaje corporal que te hacen parecer débil

Salud

Por: pIJamasurf - 09/25/2016

La comunicación no verbal es muy importante para transmitir mensajes a las personas, ¿cómo lo usas?

Somos seres esencialmente comunicativos. Lo que nos define, en buena medida, es estar permanentemente transmitiendo, recibiendo e interpretando información, es decir, comunicándonos. Tras hacer consciente lo anterior, entonces el siguiente paso es tratar de entender los múltiples canales que usamos, muchas veces incluso sin saberlo, para comunicarnos. Y entonces notarás que el lenguaje corporal juega un rol fundamental en nuestra vida. 

El lenguaje no verbal puede ser el mejor aliado, o el peor enemigo, de tu discurso. Esto depende de ti, de la coherencia de tus palabras y, también, de que hagas conciencia de este altavoz complementario que generalmente suele moverse en las aguas de lo involuntario. Por eso, en este caso te compartimos cuatro señas básicas de lenguaje corporal que, seguramente lejos de lo que quieres proyectar, sugieren una notable debilidad por parte del emisor, o sea tú. 

No te achiques

Encoger el cuerpo en lugar de ocupar con firmeza el espacio es tal vez el primer indicador de una postura corporal débil. Esto incluye, por ejemplo, cruzar los brazos o agachar el cuerpo. 

No te encorves 

Una postura recta es la mejor manera de transmitir algo de firmeza y vitalidad. Lo opuesto, encorvarte y sumirte en tus propios hombros, indica poca energía y, por lo tanto, credibilidad.

Arritmia nerviosa

Mover compulsivamente tu pie o pierna mientras estás sentado denota poco autocontrol y poca templanza.

Mirada

Huir al contacto de miradas, lo mismo que procurarlo de manera forzada, son señales de debilidad, y evidencian una falta de autoconfianza. 

Además de estos hacks vale la pena señalar que lo que más seguridad te dará será esa congruencia entre pensamiento, palabra y acto, si realmente te mueves en esa sintonía triple, entonces no sólo proyectarás mayor seguridad, también, seguramente, no le faltará sentido a tu existencia. 

 

Estas dos preguntas podrían ayudarte mucho a determinar si estás realmente enamorado de tu pareja

Salud

Por: pIJamasurf - 09/25/2016

Aunque hay una voz interior que es infalible para estas cuestiones, estas dos preguntas podrían orientarte, si es que no logras escucharte con claridad

El amor (en concreto, el enamoramiento) es un proceso en esencia misterioso que, por cierto, mueve literalmente montañas. En pocas palabras, se trata de un fenómeno tan enigmático como contundente, un principio universal que, manifestado como fuerza orientada hacia otra persona, es un ingrediente fundamental en nuestras vidas. 

Curiosamente, en medio de esa danza de señales eufóricas y sentimientos abrasadores, es más o menos fácil confundirte hasta el grado de llegar a dudar si un estado de enamoramiento es o no real –aunque se dice que siempre habrá una voz que puede responder a cualquier pregunta con la verdad: la intuición–. Pero si esa voz no aparece con claridad en algún momento, entonces tal vez una investigación reciente de dos profesores de la Universidad de Virginia, Leora Friedberg y Steven Stern, pueda ayudar. 

Los investigadores resolvieron dos simples interrogantes que ayudan de manera significativa a determinar si una persona está o no realmente enamorada de su pareja. La primera pregunta es:

"¿Qué tan feliz eres con tu pareja en comparación a lo feliz que serías si no estuvieras con esa persona?"

Y la segunda:

"¿Cómo crees que tu pareja haya respondido a esta pregunta?"

Friedberg y Stern hicieron estas preguntas a 4 mil 242 parejas, y luego interrogaron a los mismos participantes seis años después. Aquellos que respondieron que serían igual de felices estando solos que con su pareja, casi todos terminaron sus relaciones. Por otro lado, sólo el 41% acertó cuál fue la respuesta de su pareja, y aquellos que sobreestimaron la satisfacción de sus compañeros en la relación, también fueron mucho más propensos a terminar separados. 

Obviamente este ejercicio no es determinante, pero al parecer al menos amerita dedicarle unos minutos de reflexión y con un poco de suerte podría ayudarte a entender con mayor claridad tu estatus en relación a tu pareja (aunque en el fondo tú tienes la respuesta siempre).