*

X
La experiencia de la noche –y aquellas que se acumularían tras esta iniciación lisérgica– derivarían en uno de los mejores álbumes de la banda, que se estrenó al año siguiente, Revolver.

Fue en 1965 cuando Lennon y Harrison, acompañados de sus respectivas mujeres, cenaban con unas amistades. El anfitrión, un dentista, colocó LSD en el café sin advertirle a nadie. Una vez que los invitados habían cruzado el "punto de no retorno", que en el caso del consumo de LSD es contundente –tras haber sido ingerido ya nada evitará un paseo por el túnel, el anfitrión les confesó su jugada, lo cual provocó el enojo del vocalista de los Beatles. Sin embargo, ya no había mucho que hacer.

Tiempo después Cynthia Lennon, la primera esposa de John, narró su experiencia de aquella noche a Mikal Gilmore en una entrevista para la revista Rolling Stone: "Fue como si de pronto nos encontráramos en medio de una película de terror. El cuarto parecía hacerse cada vez más grande". Ya "colocados", ambas parejas se dirigieron a un club en Londres y ahí, dentro del elevador, ocurrió un episodio de pánico colectivo cuando una pequeña luz roja les pareció un amenazante incendio. "Todos pensamos que había fuego en el elevador. Pero sólo era una luz roja, y todos estallamos gritando, histéricos e incluso sintiendo el calor (del fuego ilusorio)". Una vez adentro del establecimiento, todo comenzó a cambiar para bien. Harrison describe así el momento: "Estaba experimentando una desolación de desbordante bienestar, sentía que ahí estaba Dios, y yo lo podía contemplar en cada haz de pasto. Era como ganar cientos de años de experiencia en solo 12 horas".

Finalmente los cuatro terminaron en la casa de Harrison. John describiría luego la aventura como "Dios, fue simplemente terrorífico, pero también fantástico. La casa de George parecía como un gigantesco submarino. Parecía flotar sobre los muros, de 6m, y yo lo conducía. En ese tiempo hice unas ilustraciones de cuatro rostros diciendo 'Todos estamos de acuerdo contigo'. Estuve verdaderamente 'colocado' durante 1 o 2 meses".

La experiencia de la noche –y aquellas que se acumularían tras esta iniciación lisérgica– derivarían en uno de los mejores álbumes de la banda, que se estrenó al año siguiente, Revolver.  

​​

Millennial whoop: la melodía que se repite en todas las canciones de música pop (VIDEOS)

Sociedad

Por: Pijamasurf - 08/29/2016

Un sonido melódico recurrente que podría ser el sello de la música pop y un nuevo himno para los millennials que consumen esta música

Es bastante obvio que las canciones de música pop no son muy originales, siguen una cierta fórmula en el sonido, la letra, la imagen y el tipo de intérpretes. Se sabe, por ejemplo, que cientos de canciones recientes utilizan la misma progresión de acordes que ha sido parodiada en esta canción: "4 Chords".

 

Recientemente el músico y productor Patrick Metzger identificó una recurrente secuencia de notas que aparece de manera casi ubicua en las canciones de las últimas generaciones, por lo cual la llamó "milllennial whoop" (algo así como el alarido que define a los millennials). 

Es una secuencia de notas que alterna entre la quinta y la tercera nota de una escala mayor, típicamente empezando en la quinta. El ritmo es usualmente sólo puras corcheas, pero puede empezar más leve o más prendido según la canción. El cantante usualmente engarza estas notas con un fonema "Oh", usualmente en un patrón "Wa-oh-wa-oh". Y está en tantas canciones de música pop que es criminal.

Así tenemos el factor wow de los millennials, la edulcorada melodía que hace adictivas estas canciones para las masas. En esta canción el "whoop" aparece en el segundo 0:03.

Aquí en el 1:00:

 

Y aquí otras canciones que han sido identificadas según el sitio QZ :

Katy Perry — “California Gurls” (1:05)
Fall Out Boy — “She’s My Winona” (0:14)
Stonefox — “All I Want” (2:02)
Twenty One Pilots — “Ride” (0:48)
Andy Grammer — “Forever” (3:15)
Fifth Harmony — “Anything is Possible” (0:20)
CHVRCHES — “The Mother We Share” (0:32)
Chris Brown — “Turn Up the Music” (1:30)
Outasight — “Tonight Is the Night” (0:52)
The Head and the Heart — “Down in the Valley” (1:48)
Alejandro Sanz — “Looking for Paradise (featuring Alicia Keys)”(0:14)
Kings of Leon — “Use Somebody” (1:28)
BOY — “Little Numbers” (1:02)