*

X

Este genial infográfico te permitirá distinguir entre los diferentes tipos de marihuana y sus efectos

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/04/2016

Hoy en día hay cannabis de todo tipo de sabores y efectos... encuentra aquí la que más te favorece

La oferta para los fumadores de marihuana en Estados Unidos se ha multiplicado a un ritmo acelerado en los últimos años y a veces es fácil ahogarse en una plétora de sabores y efectos, siendo que algunas de estas cepas son sumamente potentes.

Para ayudar a los usuarios a navegar en este mar cannábico la comunidad más grande de marihuana medicinal en el mundo, el California Patient's Collective, ha creado este educativo infográfico en el que se clasifica a la marihuana en siete tipos fundamentales, más allá de la dualidad tradicional entre sativa e indica. La gráfica muestra la riqueza de tonos y matices desde la sativa pura yendo hacia los híbridos y hasta las indicas más pesadas del otro lado del arco iris.

PCC7-2

La marihuana empieza a tener una complejidad que se quiere acercar al vino o a la cerveza y demás productos gourmet, que ofrecen toda una paleta de sabores que solamente los conocedores pueden realmente apreciar. Sin embargo, en este caso la variación de los efectos que tienen estas plantas es mucho mayor que la que suelen tener las bebidas alcohólicas, por lo que para aquellos que fuman es importante informarse y encontrar qué tipo de cannabis les sienta mejor. PCC7 clasifica la cannabis por sus efectos físicos y mentales; los físicos pueden ser sedativos, relajantes, activos, energéticos, que suben el estado de ánimo o que despiertan; los mentales pueden ser pesados, psicoactivos, creativos, eufóricos, socializantes, alertas y claros.

PCC7guide-3

 Haz clic en las imágenes para verlas más grandes

Hongos mágicos mejores que antidepresivos para tratar depresión, según nuevo estudio médico

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/04/2016

Un estudio británico pone en relieve el enorme potencial de la psilocibina para tratar la depresión

Estamos viviendo el renacimiento de la medicina psicodélica y la información que muestra que sustancias como el LSD, los "hongos mágicos" o la ayahuasca, entre otras, tienen numerosas aplicaciones médicas es cada vez más contundente. 

En Gran Bretaña un nuevo estudio del Imperial College de Londres, liderado por el doctor Robin Carhart-Harris y en el que participó el reconocido profesor David Nutt, ha encontrado que los "hongos mágicos", cuya sustancia activa es la psilocibina, son efectivos en tratar casos de depresión severa.

El estudio mostró que dos dosis de psilocibina (el ingrediente activo de los hongos alucinógenos) fueron suficiente para sacar de una resistente depresión a cada uno de los 12 voluntarios y mantenerlos a flote por 3 meses; esto es algo realmente notable si lo tomamos en comparación con todas las dosis que se requieren en el caso de los antidepresivos. Asimismo, todos los participantes habían tomado antes antidepresivos sin lograr que éstos aliviaran su depresión.

Los autores hicieron énfasis en la importancia de recibir más fondos para replicar este tipo de promisorias investigaciones y criticaron lo ridículo que es tener que pagar mil 500 libras esterlinas por dosis, cuando fuera del mundo científico se consiguen dosis por 30 libras. Esto debido a la burocracia y la dificultad que se tiene para realizar estudios con psicodélicos en una comunidad científica aún mayormente cerrada a la experimentación con estas sustancias.

Los investigadores no recomiendan que las personas intenten curar su depresión en casa, especialmente porque las experiencias con hongos registran lo que llaman "turbulencia psicodélica" (malviajes temporales, en lenguaje popular) y, mal llevada, esta turbulencia puede hacer que la situación no llegue a buen puerto. En los experimentos, los pacientes toman psilocibina con dos médicos que los guían y con una playlist de música especial (la Universidad de Johns Hopkins incluso ha creado una selección que favorece las experiencias de conciencia cósmica).

David Nutt mencionó que es importante que los científicos intenten realizar este tipo de estudios para tratar la depresión de manera alternativa ya que "la industria farmacéutica está retirándose de los mismos", suponemos que porque no le conviene que existan curas naturales, que pueden competir fácilmente con sus fármacos y que sobre todo no necesitan ser administradas de manera crónica.