*

X

Cómo el Tratado de Libre Comercio hizo a México el país más obeso del mundo

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/01/2016

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte modificó seriamente los hábitos alimenticios de los mexicanos al inundarlos de fáciles opciones poco saludables desatando una "epidemia" de obesidad, según concluye un estudio

Comúnmente se suele atribuir la obesidad a las malas decisiones individuales o a la incapacidad de una persona para controlar sus apetitos. Si bien claramente lo anterior tiene una importante influencia, es indudable que un factor a considerarse tiene que ver con los alimentos que están rápidamente disponibles en el entorno y la forma en la que estos alimentos se presentan a los individuos (a bajo costo, como naturales y saludables o bajo atractivos paquetes, etcétera).

Los niveles de obesidad en México se han triplicado desde la década de los 80 y actualmente más de 70% de los adultos entra dentro del rango de sobrepeso u obesidad (en el norte del país esto es aún más pronunciado). Esto ha hecho que México encabece la infame lista de los países más obesos del mundo, de acuerdo con varios rankings. El segundo lugar lo ocupa su vecino, Estados Unidos, a quien México le debe estar agradecido, como un compadre en un buffet, por esta grossa tendencia. 

Un estudio del Institute for Agriculture and Trade Policy presenta un convincente argumento con el que concluye que el descomunal incremento en la obesidad de los mexicanos debe explicarse por la inundación de alimentos conducentes a esta condición luego del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a principios de la década de los 90.

Según ha resumido el World Watch Institute la investigación analizó diferentes alimentos y productos para la agricultura estadounidenses que entraron a México después del TLCAN, específicamente en las categorías de refrescos, snacks, carnes procesadas y lácteos. Se midió también el flujo fronterizo de productos como la soya, el maíz y los granos de soya que son utilizados en el procesamiento de alimentos. Los resultados que obtuvieron sugieren que el incremento en el consumo de productos poco saludables significó un aumento de 12% de obesidad entre 2000 y 2006, en correspondencia con la implementación del TLCAN.

El doctor David Walllinga, uno de los autores del estudio, señaló: "Lo que las personas comen depende en gran medida de cuáles son los productos comestibles de más fácil acceso en su entorno". La investigación sugiere que gran parte del problema tiene que ver con el incremento en el consumo de refrescos o sodas que se ha desatado a partir de la implementación de este tratado de libre comercio trilateral. A los mexicanos parecen fascinarles los refrescos (al parecer no se trata solamente de genética o de una especie de lastre metahistórico, más allá de que se tenga en México una relación problemática con la comida, siendo un país eminentemente "oral", siguiendo la terminología de Freud; la obesidad es política).

El World Watch Institute agrega que a partir del TLCAN México ha sufrido una "revolución de los supermercados" y hoy en día más de la mitad de los alimentos son vendidos en supermercados y tiendas de conveniencia, esto tiene como consecuencia que alimentos orgánicos locales más sanos estén siendo desplazados o sean más caros. 

El estudio mencionado recomienda que México pueda implementar un impuesto para regular el comercio de alimentos e incentivar opciones más sanas, pidiendo el apoyo de la comunidad internacional. Un ejemplo de esto es Finlandia, que ha establecido un impuesto para regular el ingreso de ciertos productos lácteos, o algunas islas del Sur del Pacífico que han implementado tarifas a "alimentos chatarras". Sin embargo, "ningún país de una población más significativa ha seguido [este ejemplo]", de acuerdo con el profesor Barry Popkin de la Universidad de Carolina, por cuestiones de "voluntad política". Popkin ha trabajado con las autoridades mexicanas en el desarrollo de un sistema de etiquetado que advierta a los consumidores sobre los contenidos reales de los alimentos procesados, pero, según señala, no ha recibido apoyo más que de algunas compañías, las cuales deben apoyar la medida para que sea viable ya que tienen mucho peso en el esquema económico del país.

Es evidente que la obesidad es multifactorial, pero es indudable que una de las principales causas tiene que ver con el neoliberalismo que ha ido eliminando los antiguos hábitos más ligados al autoconsumo o a la producción de alimentos agrícolas no procesados. A Chile este sistema económico le dio el regalo de la depresión, a México el de la obesidad. 

Investigadores han calculado el número total de personas que han habitado la Tierra

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/01/2016

Estas cifras pueden transformar la idea que tenemos de la historia humana y la vida de nuestros ancestros

A pesar de que las apariencias creen y refuercen la idea de que las personas somos entes separados entre nosotros y el entorno, la realidad es que cada uno de nosotros es el producto de la información genética de cientos de ancestros. En términos estadísticos, la población humana mundial es considerada como el número de personas que habitan el mundo en un momento determinado. Lo rigen el número de nacimientos y fallecimientos y la esperanza de vida de los individuos. De acuerdo con la Agencia de Referencia Poblacional (PRB por sus siglas en inglés) aproximadamente 108.2 billones de personas han existido en la Tierra y, si restamos la población actual conformada por 7.4 billones, eso significa que 100.8 billones nos han precedido.

Frente a esta información es inevitable preguntarse: ¿cómo se pueden calcular ese tipo de cosas? Primero que nada se necesita de un punto de inicio en el tiempo para comenzar el cálculo. La Agencia de Referencia Poblacional ha considerado que la historia humana empieza 50 mil años antes de la era común, con la aparición del Homo sapiens. Este punto puede sucitar controversias, ya que los homínidos han tenido presencia en la Tierra durante millones de años. Sin embargo, esta cifra procede de las determinantes de las Naciones Unidas y las consecuencias de las tendencias poblacionales, y los cálculos realizados por los investigadores les han permitido crear tablas de crecimiento poblacional a través de la historia de la humanidad.

Los datos sobre el número de nacimientos son una suerte de especulación bien informada, y observar las fluctuaciones entre los habitantes de la Tierra nos dice mucho de la historia humana. La baja expectativa de vida durante la Edad de Hierro ascendía a aproximadamente 10 años; esto se debía a la falta de medicinas, alimentos, cambios en el clima, los depredadores, la hostilidad del entorno y los problemas entre diferentes grupos. La mortalidad infantil era muy alta (por cada mil nacimientos había al menos 500 muertes), de tal manera que la población creció con lentitud.

Si observamos el bajo índice de crecimiento poblacional del 1 e. c. al año 1650 e. c. podremos aprender mucho sobre el impacto que las condiciones de vida tenían en la población, ya que durante estos años la peste negra, también conocida como peste bubónica o "muerte negra" devastó Europa, llegando incluso a acabar con 1/3 de la población del continente de 1346 a 1361. Además no sólo afecto a los europeos; se estima que también fue la causa de muerte de millones de personas en Mongolia, Rusia, China, India, Medio Oriente y el norte de África.

Por otro lado también hay una correlación entre el proceso de transformación económica que trajo consigo la Revolución Industrial y el crecimiento poblacional, pues esta transformación no sólo impactó los medios de producción sino que también produjo cambios tecnológicos y sociales. El punto de partida de esta modificación en el tiempo-espacio se ubica en el Reino Unido del siglo XVIII y se extendió hacia otras regiones de Europa y América del Norte. La Revolución Industrial trajo consigo un cambio en la forma de vida de los individuos, que dejaron la economía rural y la agricultura para concentrarse en las ciudades y una forma diferente de economía. Según el Nobel Robert Lucas, la riqueza por persona creció como nunca antes: "Por primera vez en la historia el nivel de vida de las masas y la gente común experimentó un crecimiento sostenido. No hay nada remotamente parecido a este comportamiento de la economía en ningún momento pasado".

Lo anterior está relacionado con el crecimiento poblacional que ha experimentado la humanidad desde entonces, pues tan sólo de 1850 a la fecha la población del planeta se ha multiplicado seis veces. Quizá demos por hecho el estilo de vida que llevamos actualmente, los lugares en donde vivimos, cómo trabajamos, nuestros usos y costumbres y los servicios de salud, pero mirar cuántos han nacido y muerto antes de nosotros y cómo eran los tiempos que les tocó vivir puede darnos una perspectiva muy diferente de nuestra especie.