*

X

¿Es Tolstoi el más grande escritor ruso de la Historia?

Libros

Por: pijamasurf - 04/22/2016

Los escritores más apreciados en Rusia

Rusia, como las dimensiones geográficas de este país, tiene escritores gigantescos, casi incomensurables, de una fuerza totalizadora. Especialmente el conde León Tolstoi y Fiódor Dostoievski, dos escritores que de alguna manera abarcan en sus novelas el panorama entero de la existencia humana. Tolstoi quizás un tanto más optimista y, por así decirlo, feliz, y sin embargo ambos con un gran "espíritu". En sus obras uno parece poder tocar la vida misma.

El escritor argentino Guillermo Piro recupera una interesante encuesta llevada a cabo en Rusia para conocer a los escritores más apreciados en su país. Piro señala que:

el 45% de los entrevistados dijo que León Tolstoi es el más grande escritor ruso, y el 23% eligió a Fiódor Dostoievski. Entre los primeros 10, el único escritor disidente que vivió en la era soviética es Mijaíl Bulgákov, el autor de El maestro y Margarita (que en la Argentina acaba de publicar Libros del Zorzal); se quedó con el 11% de los votos y quedó en el puesto número 7.

Al parecer los rusos tienden a un cierto conservadurismo o clasicismo en la literatura: sólo se incluyen tres escritores del siglo XX en los primeros 20 lugares y son pocas las mujeres que aparecen en la lista. En tercer lugar tenemos al dramaturgo y cuentista Anton Chéjov, seguido del gran poeta Aleksandr Pushkin y Nikolái Gógol completa el top 5.

Piro hace una picante observación: "en este caso la preponderancia de autores del siglo XIX hace pensar otras cosas: por una parte, que son verdaderamente leídos; por otra, que los autores contemporáneos no le interesan a nadie. Lo que no dice es si eso habla bien o mal de los rusos". Permanece entre los rusos una especie de perpetua nostalgia por tiempos mejores o al menos más reales y quizás más dados a la épica, donde los hombres aún tenían la capacidad de explorar la profundidad del alma. Tal vez esto sea sólo un sesgo perceptual, o quizá realmente están (y estamos) en franca decadencia. 

¿La burbuja de los libros electrónicos? Libros físicos al alza

Libros

Por: pijamasurf - 04/22/2016

La tendencia en el mundo editorial se ha revertido y se revalúan los libros físicos en contraste con los libros digitales

Un artículo en The Guardian se pregunta si los libros digitales han llegado ya a su pico. Hace unos años se pensaba que la lectura con un soporte electrónico tarde o temprano desplazaría a los libros físicos y por un momento las ventas de Kindle en Amazon superaban las de los libros tradicionales. Las ventas de Kindle han caído desde 2011 y empresas como Sony han descontinuado sus lectores electrónicos.

Según datos de la organización británica Publishers Association el año pasado la venta de contenido digital bajó de 563 millones de libras esterlinas a 554 millones, mientras que los libros de papel subieron de 2.74 mil millones de libras esterlinas a 2.76 mil millones. Una tendencia similar fue observada en Estados Unidos. El año pasado, compañías como Penguin Random House y Harper Collins hicieron importantes inversiones para incrementar su capacidad de almacenar y distribuir libros físicos. Amazon acaba de abrir su primera librería. El tecnoencandilamiento propio de lo novedoso de la literatura digital parece estarse enfriando, si bien algunos lectores utilizan los dos formatos: los libros electrónicos para economizar pero manteniendo la lectura de libros físicos como su clara preferencia. 

La razón principal tiene que ver por supuesto con que la experiencia de lectura de un libro de papel no se compara con la que han logrado hasta el momento los lectores digitales. La experiencia de la lectura digital tiene un menor nivel de sensación y por lo tanto provoca menos placer y menos "realidad". El libro se convierte en un lugar, y así va albergando memorias y relaciones en un espacio físico que produce toda una atmósfera mental particular; el espacio digital, al no estar ligado a un cuerpo físico y a unas coordenadas espaciales definidas, no logra crear esta sensación que es una forma de afecto y unicidad.

Antes ya se había declarado la muerte de los libros con la llegada de nuevas tecnologías como la radio, pero los libros han probado tener una gran resiliencia; adamantinos, son verdaderas joyas de la mente vuelta objeto.