*

X

E. T. BBQ: ¿qué se siente comerse un extraterrestre? (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/14/2016

Un delicioso y abominable (¿y tierno?) E. T. a la barbecue

E. T., el personaje de la película de Steven Spielberg, conmovió a millones de personas en el mundo apelando a una ternura transespecie y transespacial. La entrañable figura del extraterrestre que quiere regresar a casa para algunos es tan querida como una mascota o un profundo recuerdo de la infancia. Jugando con todo esto y de manera altamente provocativa el grupo Alien BBQ decidió asar a E. T. dentro del marco del Exploring the Animal Turn Symposium en Suecia. Esta extraña BBQ es una reflexión sobre la forma en que comemos y lo que dice nuestra alimentación de nuestra relación con el mundo. En este caso se hacen las siguientes preguntas: "¿Qué se siente comerse un extraterrestre?, ¿cómo podemos anhelar y amar algunas especies no humanas mientras aceptamos la matanza industralizada de otras?, ¿cuáles son nuestras responsabilidades para con los organismos de ficción?".

El extraterrestre comestible, asado en un festín con salsa barbecue, está hecho de puro gluten, así que he ahí una bomba celíaca conceptual. Los organizadores de este happening citan el siguiente texto de Donna Haraway:

Al comer nos adentramos más en las relaciones diferenciales que nos hacen ser quienes somos. No hay forma de comer y no matar... no hay forma de pretender que somos inocentes o que hay una trascendencia o paz final. En las prácticas de alimentación se ponen en juego las formas de vivir y morir multiespecies humanas y no humanas.

14870293183_4df7f63581_k

14847978374_3717a72bff_k

15154173798_435583a776_c

Visita el sitio http://www.alienbbq.org/ para más discurso conceptual e imágenes de este abominable (¿y delicioso?) alien a la BBQ

Los delfines tienen un lenguaje especial para resolver problemas juntos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/14/2016

Los delfines tienen un fascinante lenguaje que demuestra una inteligencia colaborativa

Un reciente estudio muestra que los delfines de nariz de botella "platican" entre sí para facilitar la resolución de un problema, algo que sugiere, según New Scientist, que han desarrollado un lenguaje cooperativo.

En el experimento los animales recibieron un frasco sellado con comida en el interior, que sólo podía abrirse al jalar simultáneamente una cuerda de cada lado. Se presentó este frasco a distintas parejas de delfines y sólo aquellos que trabajaron juntos lograron acceder a su premio. Una inteligente pareja lo consiguió en sólo 30 segundos, en repetidas ocasiones.

Luego los científicos escucharon las grabaciones del experimento y encontraron que el equipo de cetáceos que mostró proficiencia había empleado una mayor cantidad de vocalizaciones. Los investigadores lograron demostrar que la conversación estaba directamente relacionada con abrir el frasco y no sólo con la interacción social normal de los delfines. 

El experimento demuestra por primera vez que los delfines utilizan vocalizaciones para resolver tareas de manera cooperativa; esto sugiere que los llamados "pulsos-ráfaga" del lenguaje de estos animales tienen diferentes usos y matices y en general implican una utilización relativamente compleja del lenguaje, al menos capaz de resolver problemas, lo cual es uno de los fundamentos de la inteligencia.