*

X

Un paraíso digital en honor a Jerry García

Por: pijamasurf - 03/19/2016

JerryGarcia.com hace desfilar vivas memorias y documentos invaluables para todos aquellos que se sintieron inspirados por el gran Jerry.

Necesitamos música, no sé por qué. Probablemente es una de esas cuestiones de Joseph Campbell, necesitamos rituales. Necesitamos magia y dicha, y poder y mito, y celebración y religión en nuestras vidas y la música es una buena manera de encapsular mucho de ello.

Jerry García

Una de las figuras más prominentes de la segunda ola psicodélica, allá a principios de los setentas, fue sin duda el señor Jerry García. Su rol en The Greatful Dead, así como su carisma y consistencia creativa, le valieron colocarse como una voz fundamental en esos tiempos. Hace un par de años, para deleite de muchos de nosotros, se estrenó el sitio JerryGarcia.com, arcón repleto de gemas asociadas a su trayectoria y personalidad. Administrado por la familia García, el jardín digital hace desfilar datos y documentos en torno a la carrera de Jerry. Pero quizá lo mejor son las más de cinco mil horas de música y tres mil conciertos.

Memorabilia vivia que no niega un dejo de nostalgia, en buena parte provista por la familia y amigos cercanos del guitarrista y vocalista de Greatful Dead, pero también mucho del material ha sido aportado por los propios seguidores de la banda. Así, se da vida a un colaborativo altar digital en honor a Jerry, a fin de cuentas la presencia de alguien no requiere de un cuerpo, pero si de una memoria latente, pulsante. 

 

Arqueólogos descifran el menú de la última cena de Cristo

Por: pijamasurf - 03/19/2016

El episodio conocido como La Última Cena fue en realidad bastante distinto a como lo hemos imaginado, de acuerdo con arqueólogos italianos

La Última Cena es sin duda uno de los episodios más representativos de la historia del catolicismo. Se trata de la última reunión de Jesucristo con sus discípulos, los 12 apóstoles, 1 noche antes de su muerte en la cruz. Sin embargo, más allá de las incontables representaciones artísticas de este suceso y de algunas referencias bíblicas, poco se sabe a "ciencia cierta" de él.

Un estudio realizado por dos arqueólogos italianos, Generoso Urciuoli y Marta Berogno, centrado en las costumbres gastronómicas y la cocina palestina de aquella época, concluyó que es muy probable que el menú que Cristo y sus apóstoles degustaron haya constado de fabada, cordero, aceitunas, hierbas amargas de la región, pan sin levadura, salsa de pescado, dátiles y un poco de vino aromatizado. Además, lejos de la representación habitual que tenemos de este convivio, en aquella época la gente no se sentaba en una mesa rectangular sino que se reunían en el suelo, sobre cojines y alfombras. 

Para extraer estas conclusiones los investigadores cruzaron referencias bíblicas, textos judaicos, antiguos documentos romanos e información arqueológica para determinar los hábitos culinarios que dominaban en Jerusalén en aquellos tiempos.