*

X

Qué tan trágica es una tragedia según el país donde ocurre (Infografía)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/26/2016

¿Por que la indignación masiva ante los ataques y atentados terroristas es tan selectiva dependiendo de en qué país sucedan?

Los recientes atentados perpetuados en Bruselas, al igual que los registrados en París en noviembre del año pasado, estremecieron al mundo entero. Decenas de vidas se perdieron en ellos, y la violencia asociada al fundamentalismo religioso ha sido condenada unánimemente. Sin embargo, junto con el sincero pesar, se evidenció un aspecto sobre el que vale la pena reflexionar: dentro del imaginario colectivo parece haber tragedias mucho más terribles que otras (llámese desastres naturales, atentados terroristas u otro tipo de siniestro), y el criterio para determinar la jerarquía tiene que ver con que éstas ocurran en países occidentales –a diferencia de tragedias que se registren en países "lejanos" como de Medio Oriente o África.

Por ejemplo, Irak, Afganistán, Nigeria y Siria padecen casi sistemáticamente sucesos de este tipo, algunos mucho más sangrientos, y aunque ciertos medios internacionales los reportan vagamente, rara vez siquiera se registran estos ataques en la mente colectiva –mucho menos se lamentan o llenamos nuestros muros en redes sociales con frases como "Yo soy París". 

Vale la pena recalcar que no se trata de minimizar ninguna muerte o atentado, pero sí es buena oportunidad para reflexionar sobre cómo funciona nuestro mecanismo de empatía y sobre qué dice esto de nuestra compasión cultural.

El siguiente mapa, elaborado por el blog de Cinismo Ilustrado, responde a la pregunta "¿Qué tan terrible es para el mundo que una tragedia ocurra en...?". Y si bien no queda claro qué criterio se establece para jerarquizar los distintos grados de indignación selectiva, la distribución parece al menos sensata de acuerdo a lo que podemos percibir en medios y redes:

Miso, la tatuadora que intercambia sus servicios por algo de generosidad

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/26/2016

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por un tatuaje minimalista trabajado meticulosamente sobre tu piel?

El talento es, sin duda, un aspecto que inevitablemente se valora. Ya sea en el campo de los deportes, las artes, en el aspecto laboral o incluso en el área del entretenimiento, siempre resulta grato, apreciable, verlo manifestarse. Pero cuando el talento se combina con otras virtudes, por ejemplo la generosidad, entonces realmente comienza a brillar y toma un sentido distinto, un valor mucho más trascendental.

La reflexión anterior resulta de encontrarnos con un caso tan conmovedor y ejemplar como el de Miso. Ella es una refinada tatuadora ucraniana (su nombre de pila es Stanislava Pinchuk) que más allá de destacar por sus delicados trazos, lo hace por la genial iniciativa que echó a andar en Tokio y Melbourne.

Además de ofrecer sus servicios en prestigiados estudios de ambas ciudades Miso emplea parte de su tiempo libre en tatuar a otras personas, sólo que a diferencia de su trato con clientes ordinarios, de quienes recibe dinero, en esta otra faceta lo hace a cambio de “actos de generosidad”. 

Los trazos que intercambia Miso, detallados, minuciosos y sencillos, forman increíbles diseños artísticos que son retribuidos con bienes y no con dinero. La artista trabaja desde hace tiempo practicando un innovador trueque. Para ella, sus tatuajes minimalistas son una pieza tan importante e íntima que no podría cobrar por hacerlos: “tal vez me enseñen una habilidad a cambio, me cocinen la cena, me regalen un libro que tal vez me encantaría…”, confiesa la tatuadora.

Visita aquí su Tumblr