*

X

Psicóloga de Harvard recomienda que hagas esto al despertar

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/08/2016

Secretos de lenguaje corporal para subir la testosterona y elevar la confianza persona en hombres y mujeres

La psicóloga de la Universidad de Harvard, Amy Cuddy, se ha vuelto bastante popular en Internet luego de una plática de TED en la que presentó estudios sobre los efectos de nuestra postura --sentados y parados-- en las hormonas. 

En esta entrevista Cuddy sugiere que una persona que tiene problemas de autoconfianza debería hacer el ejercicio de colocarse en la "pose de poder" todas las mañanas para subir los niveles de testosterona. Esta postura es también llamada la posición de la Mujer Maravilla o de Superman: erguido, derecho, con las manos en los costados, sacando el pecho. Variantes de este ejercicio pueden hacerse también sentado, como se observa en las imágenes. La directriz general son posiciones "alfa" en las que se muestra expansión, poder y en las que no se bloquean las articulaciones.

body-language-power-poses

La doctora Cuddy ha encontrado que tomar una "posición de alto poder" puede incrementar hasta 20% los niveles de testosterona en sólo 2 minutos, y bajar los niveles de cortisol en un 25%, mientras que posiciones de "bajo poder" disminuyen la testosterona hasta en un 10% y aumentan el cortisol un 15%.

Todo esto puede ser muy práctico como un hack momentáneo para un evento específico y quizás como coadyuvante de una psicoterapia, pero ciertamente no resuelve el problema de fondo si una persona tiene problemas de falta de seguridad o ansiedad, los cuales pueden ser en cierta forma diagnosticados observando el lenguaje corporal pero difícilmente resueltos de esta forma sin tratar sus causas. De igual manera, se debe proceder con cautela y tener en mente que una actitud de poder y sometimiento no siempre es deseable, y las posiciones de poder podrían ser tomadas como agresivas. Se puede practicar una expansión más sutil en la que el lenguaje corporal sea más inclusivo que subyugante, más compasivo que hegemónico, para así tener efectos de empatía y no necesariamente de imposición.

Nushu: la ancestral escritura china exclusiva para mujeres

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/08/2016

En la rígida sociedad china tradicional las mujeres encontraban un espacio de acompañamiento emocional y fidelidad eterna en el nushu, una caligrafía sólo accesible a mujeres que pasaban por un proceso de iniciación

La cultura china permaneció en un aislamiento tal que hasta el siglo XX no se conocían muchos de sus rituales y prácticas ancestrales. La escritora Lisa See se topó con uno de los más fascinantes cuando investigaba uno de los más conocidos: el caso de las niñas con "pies de loto". Esta costumbre consistía en vendar los pies de las niñas desde los 7 años para darles una forma "estética", la cual impedía la movilidad, por lo que las niñas vivían en un ala de las casas desde esa edad hasta que se casaban.

Para paliar la soledad, las niñas de Jiangyong, en la provincia de Hunan, crecían con una "hermana". La función de este binomio femenino no era sólo hacerse compañía sino apoyarse afectivamente, en algunas ocasiones incluso después de que alguna contrajera matrimonio con un hombre.

Sin embargo, entre mujeres existía una curiosa institución llamada laotong, una especie de "matrimonio bostoniano", una amistad férrea y leal que se perpetuaba en cartas cuando una de las hermanas se mudaba a casa de su nuevo esposo.

Hasta la década de los 60 del siglo XX no se tenía noticia del nushu, una forma de escritura específicamente femenina practicada por las jóvenes de Hunan, la cual está vedada a los hombres. En una sociedad sumamente rígida, incluso la libertad emocional de las mujeres está codificada en una forma de escritura completamente aparte, con una función secreta y específica de género.

Lisa See, autora también de la novela Snow Flower and the Secret Fan, explica que "una relación laotong se realiza por elección con el propósito de acompañamiento emocional y fidelidad eterna". Las jóvenes contraían el laotong en una ceremonia paralela a la boda "tradicional" heterosexual, y era requisito que compartieran algún "caracter", como el hecho de haber nacido el mismo día, por poner un ejemplo.

A diferencia del laotong, prosigue See, "el matrimonio no se realiza por elección y tiene un único propósito: tener hijos".

La escritura nushu fue descubierta casi por accidente durante la Revolución Cultural de los 60, cuando una anciana se desmayó en una estación de trenes: "La policía registró sus cosas para saber quién era y encontró un pedazo de papel que parecía un código, por lo que fue arrestada bajo sospecha de ser una espía".

Los investigadores que trabajaban en el nushu fueron enviados a campos de trabajo forzado en esa época, y no se volvió a prestar atención al nushu sino hasta los 80.