*

X

Activista pro armas es herida con una pistola por su hijo de 4 años

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2016

En un episodio que podría parecer irónico pero que sobre todo es una clara muestra de la ley de la causa y el efecto, una activista de Florida a favor de las armas recibió un disparo de su hijo

Una activista de alto perfil recibió un impacto de bala de su hijo de 4 años hace unos días en Jacksonville, Florida. El "irónico" suceso ocurrió cuando Jamie Gilt, de 31 años, manejaba su camioneta y su hijo estaba en el asiento trasero; el niño tomó una .45 semiautomática que estaba cargada y el disparó atravesó el asiento. Gilt fue llevada al hospital con una herida menor y se encuentra estable.

Por si fuera poco, esto ocurrió poco después de que Gilt presumió en su sitio de Facebook a favor de las armas de fuego que hasta su pequeño disfrutaba de disparar con su calibre .22.

Gilt ha declarado que está dispuesta a disparar a cualquiera que se meta con su familia y que piensa enseñar lo mismo a sus hijos. Una mentalidad de defensa personal que se basa en su interpretación del artículo 2 de la Constitución de los Estados Unidos. Habrá que ver si con este accidente aprende la lección, aunque es probable que siga defendiendo el derecho a portar armas, un tema complejo pero que ciertamente es también "jugar con pólvora", y no sólo eso: es dejar que los niños jueguen literalmente con pólvora, algo que en EEUU ha causado terribles asesinatos.

Qué tan trágica es una tragedia según el país donde ocurre (Infografía)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2016

¿Por que la indignación masiva ante los ataques y atentados terroristas es tan selectiva dependiendo de en qué país sucedan?

Los recientes atentados perpetuados en Bruselas, al igual que los registrados en París en noviembre del año pasado, estremecieron al mundo entero. Decenas de vidas se perdieron en ellos, y la violencia asociada al fundamentalismo religioso ha sido condenada unánimemente. Sin embargo, junto con el sincero pesar, se evidenció un aspecto sobre el que vale la pena reflexionar: dentro del imaginario colectivo parece haber tragedias mucho más terribles que otras (llámese desastres naturales, atentados terroristas u otro tipo de siniestro), y el criterio para determinar la jerarquía tiene que ver con que éstas ocurran en países occidentales –a diferencia de tragedias que se registren en países "lejanos" como de Medio Oriente o África.

Por ejemplo, Irak, Afganistán, Nigeria y Siria padecen casi sistemáticamente sucesos de este tipo, algunos mucho más sangrientos, y aunque ciertos medios internacionales los reportan vagamente, rara vez siquiera se registran estos ataques en la mente colectiva –mucho menos se lamentan o llenamos nuestros muros en redes sociales con frases como "Yo soy París". 

Vale la pena recalcar que no se trata de minimizar ninguna muerte o atentado, pero sí es buena oportunidad para reflexionar sobre cómo funciona nuestro mecanismo de empatía y sobre qué dice esto de nuestra compasión cultural.

El siguiente mapa, elaborado por el blog de Cinismo Ilustrado, responde a la pregunta "¿Qué tan terrible es para el mundo que una tragedia ocurra en...?". Y si bien no queda claro qué criterio se establece para jerarquizar los distintos grados de indignación selectiva, la distribución parece al menos sensata de acuerdo a lo que podemos percibir en medios y redes: