*

X
Un paseo transmediático por "El jardín de las delicias" es hoy posible gracias a un documental, un mapa interactivo y una app de realidad virtual

Un universo tríptico. Innumerables escenas se registran de forma simultánea, casi orgiástica. Aquí afloran rincones y secretos, presencias que van de lo enigmático a lo monstruoso, símbolos que van entremezclándose hasta forjar un grito confuso. ¿Se trata de un probable altar al pecado? ¿Es sólo una promiscua celebración? El jardín de las delicias, obra maestra del pintor flamenco El Bosco (Hieronymus van Aeken Bosch), es sin duda una de las piezas más intrigantes en la historia de la pintura y, por más tiempo que le han dedicado diversos estudiosos a lo largo de siglos, las capas, referencias y acepciones contenidas en este álgido ecosistema parecen interminables.

El estudioso Erwin Panofsky, quien dedicó años a tratar de elucidar los misterios inscritos en esta alucinante obra admitía que:

A pesar de todo el ingenio, erudición e investigación extremadamente útil que se han dedicado a esta misión, no puedo evitar ese sentimiento de que el verdadero secreto de que las magníficas pesadillas y sueños diurnos aún no ha sido revelado.  

Pero mientras académicos y apasionados perseveran en su intento por decodificar la excitante alegoría impresa en El jardín de las delicias, el público en general, nosotros, podemos sumergirnos en esta pieza gracias a una pequeña miríada transmedia de herramientas. Por ejemplo, tenemos este proyecto que permite peinar minuciosamente el huracán de escenas contenido en el cuadro y profundizar en sus símbolos y minúsculos acontecimientos uno por uno. El proyecto se autodenomina un "documental interactivo" y puede accederse a él aquí. También tenemos un documental de reciente estreno, Hieronymus Bosch, the Eyes of the Owl, cuyo tráiler les compartimos al final de esta nota, y finalmente existe también una aplicación para recorrer, mediante realidad virtual, la misma obra (descárgala aquí para iPhoneiPad y Android).

Así que con este menú transmediático, aunado a tu interés e imaginación, parece que no hay pretexto para no fundirnos con El jardín de las delicias con exquisita intimidad y dinamismo.

Un ensayo en video de alquimia andrógina: Lena Platonos - "Bloody Shadows from Afar" (dir. Diego Barrera)

Magia y Metafísica

Por: pijamasurf - 02/20/2016

En su nuevo video Diego Barrera hace una ofrenda con imágenes, entregando su masculinidad al altar de la "matriz sacra"

En buena parte de las tradiciones esotéricas se habla de que el ser humano original --como arquetipo de la totalidad-- era un ser andrógino. Sabemos que Platón habló de esto cuando hace mención en El banquete de una raza de "hombres que habían sido formados por el Sol; mujeres por la Tierra; y la raza mixta de andróginos por la Luna". En la alquimia esto se encuentra con una alteración: el alma humana, la piedra filosofal, es la hija del Sol y la Luna (la Luna siendo en este caso el principio femenino), el ser humano completo ha reintegrado estas dos partes en una sola y es imagen del Adam Kadmon de los cabalistas.

Sobre el andrógino arquetípico, Madame Blavatsky señala en La doctrina secreta que en el futuro, en su culminación, la raza humana no será ni masculina ni femenina sino que habrá conformado una entidad espiritual, andrógina, coagulación de la unidad. 

De manera un tanto curiosa, el poeta Samuel Taylor Coleridge escribió: "una gran mente debe ser andrógina". 

12736513_10207428321259076_1478678848_o

Persiguiendo esta tradición como una obsesión en su trabajo, el artista visual Diego Barrera recientemente lanzó este video para la canción "Bloody Shadows from Afar". En la tradición también de artistas como Kenneth Anger, el video es una especie de rito o encantamiento en el que el autor dirige una intención, una plegaria al altar de la androginia. Las palabras de Lena Platonos en griego evocan una oración dionisíaca secreta en una de esas fuentes habitadas por ninfas y divinidades menores del agua. Barrera ahí ofrenda su propia masculinidad, el fuego en el agua en el vientre, la unión del triángulo descendente con el triángulo ascendente, el matrimonio sagrado que se efectúa en el crisol. Un nuevo nacimiento en la textura amniótica, un embrión espiritual. 

Barrera ha dirigido videos de artistas como Xiu Xiu, Lebanon Hanover y el mismísimo Jim Jarmusch ("The Sun of the Natural World Is Pure Fire"). Es parte también del ensamble de creación andrógina Celestial Twins, junto con Julieta Triangular. Sobre su más reciente pieza, Barrera comentó: 

Esta pieza nace como la continuación de mi estudio en los llamados ritos de androginización, ritos de entrega simbólica de la “masculinidad” que operan en lo abstracto, como lo es la entrega de la leche en los arroyos, rito de los hijras en la India. La búsqueda infinita del Andrógino Alquímico, del regreso a la unidad de las fuerzas, a la androginia original, un biohombre recorre un viaje hacia el principio húmedo y femenino, a través de las aguas mercuriales, aguas espirituales y de purificación. Posterior a la unidad, al origen, viene la división, la dualidad en la que nos encontramos inmersos, los partidarios del falo, del macho, no comprenden la coexistencia de las fuerzas. Reconduzcamos el elemento masculino a la matriz sacra.