*

X

La profecía de Einstein está completa: por primera vez se registra la existencia de ondas gravitacionales

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/11/2016

100 años después de que Einstein diera a conocer su teoría de la relatividad, científicos confirman una de sus predicciones más interesantes: que la gravedad es producto de la aceleración de cuerpos con masa en el espacio-tiempo

Este jueves 11 de febrero es un día histórico para la ciencia y, específicamente, para la física. 100 años después de que Albert Einstein predijera a través de su teoría de la relatividad la existencia de ondas gravitacionales como consecuencia de la aceleración de objetos con una masa específica en el espacio-tiempo, finalmente un grupo de científicos pudo confirmar la veracidad de estas vibraciones primigenias en la colisión de dos agujeros negros situados a más de mil millones de años luz de distancia de la Tierra.

El hallazgo corrió a cargo de un gran equipo de físicos trabajando conjuntamente con el Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO), institución científica dividida en dos instalaciones ubicadas en Washington y Luisiana, Estados Unidos, en donde un par de antenas en forma de L recibieron una vibración de 50 veces más energía que todas las estrellas del universo juntas.

Al escuchar esta vibración, los científicos observaron que provenía de un par de agujeros negros a mil 300 millones de años luz que giraban y se acercaban entre sí a una enorme velocidad hasta que colisionaron, provocando una enorme explosión. De este choque surgieron ondas gravitacionales que llegaron hasta nuestro planeta y las cuales pudieron registrarse gracias a una adecuada calibración de instrumentos, con lo cual se encontró evidencia factible para las predicciones teóricas de Einstein.

El descubrimiento, por otro lado, también tiene una alta dosis de poesía natural, pues además de que implica ver lo que no vemos pero que siempre ha estado ahí, se trata de una constatación de existencia de uno de los niveles más profundos de la realidad.

 

También en Pijama Surf: 10 cosas que no sabías sobre la fuerza de gravedad

¿Quieres saber qué se siente tener dislexia? Este sitio web reproduce la lectura bajo esa condición

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/11/2016

La dislexia hace confundir el orden en las letras de las palabras, ¿pero cómo exactamente? Un programador realizó este sencillo sitio web que nos acerca a esa experiencia

En términos generales, es posible que muchos de nosotros tengamos una idea, así sea vaga, de la dislexia. Sabemos que se trata de una circunstancia relacionada con el lenguaje, específicamente con su forma escrita, que se expresa en la dificultad para leer y escribir, sobre todo en la confusión que vive una persona al momento de seguir el orden de las letras, la mescolanza en que las encuentra, como si en vez de poder leer o escribir "conejo", una fuerza misteriosa e incontrolable la llevara a leer o escribir "cojeno" o "coenjo" o "cojneo". Hasta ahora la causa de esta condición no se conoce con certeza, pues lo mismo se han dado explicaciones genéticas como del entorno y neurológicas, sin atinar a señalar fehacientemente su origen.

Como con otras circunstancias de la mente y el cuerpo, la dislexia genera cierta curiosidad en aquellos que no la tenemos. En cierta forma, se trata de una expresión de ese impulso por querer ver el mundo con los ojos del otro, y qué experiencia de la alteridad más radical que la del “enfermo” (dicho no en forma peyorativa), la de aquel que por una causa desconocida ha salido de la normalidad para acaso nunca regresar.

En parte para contribuir a la concientización de la vida con dislexia y también como una forma sencilla y hasta atractiva de comprenderla, el programador Victor Widell realizó un sitio web que reproduce las condiciones de lectura de una persona disléxica, a partir de la descripción que le hizo un amigo que la padece.

El sitio es sencillo pero profundamente elocuente y significativo, pues enfrenta a los no disléxicos con esa dificultad que toca un aspecto fundamental de la vida cotidiana, llevándonos a imaginar lo que sería vivir así y, acaso, ser mucho más empáticos con todos aquellos que la tienen.