*

X

Animaciones de los cuentos extraordinarios de Edgar Allan Poe narradas por Guillermo del Toro, Bela Lugosi y otros

Arte

Por: pijamasurf - 11/17/2015

Raúl García, animador de "El rey león" y Aladín, ha realizado una adaptación de las "Narraciones extraordinarias" de Edgar Allan Poe, con voz de Guillermo Del Toro, Christopher Lee y Bela Lugosi

poe

Las historias de Edgar Allan Poe no sólo inspiran lo macabro, sino también centenares de recuentos y adaptaciones gestadas tras los 166 años desde su misteriosa muerte.

Este nuevo tráiler, realizado por Raúl García, es la adaptación de la antología Narraciones extraordinarias (Extraordinary Tales).

Una de las razones por las que el nuevo acercamiento de García (animador de El rey león y Aladín) a estas cinco historias animadas parece funcionar es porque se apoya en el talento de actores y directores que nos han hecho llegar con anterioridad recuentos clásicos de Poe. Por ejemplo “La caída de la casa Usher”, narrada por el difunto Christopher Lee, que se une a la leyenda de terror Vincent Price como uno de los grandes lectores de “El cuervo”. La voz en off es el último papel de Lee, y no parece haber mejor acto final para el venerable experto en horror (Lee también se encontraba grabando “una ópera-heavy-metal-rock basada en la vida de Carlomagno”, siendo éste uno de los tantos álbumes de metal que grabó). 

García ha creado una estética única para cada cortometraje. Para “Usher”, le cuenta a Carlos Aguiler de Indiewire: “la idea era que los personajes parecieran tallados en madera, como si fueran figuras pertenecientes al animador checo Jirí Trnka”. Tan sólo escuchar la voz de Lee entonar la frase “un inesperado sentimiento de insoportable tristeza” es suficiente para convencernos de ver el resto de la película.

Abajo compartimos un clip de un cuento poco conocido de Poe, “La verdad sobre el caso del Sr. Valdemar”, una inquietante historia detectivesca sobre un hombre encantando in articulo mortis –a punto de morir, narrado por el actor inglés Julian Sands, que ha hecho su propia aparición en varias películas de terror. La estética de la animación viene directamente de los clásicos cómics de terror de EC Comics como Tales from the Crypt, que a su vez tiene mucho de Poe, al punto de basar uno de sus relatos (¡“Los muertos vivientes”!) en el mismo "señor Valdemar”, precursor de las historias de zombis.

 

"Los paneles malvas, amarillos y verde musgoso del cómic”, dice en una entrevista en el New York Times, “demuestran que uno no necesita tecnología sofisticada para lograr la tercera dimensión”.

Podrás notar el inconfundible rostro de Vincent Price en el personaje del mesmerista, y probablemente te darás cuenta cuando Price interpreta al mismo Poe en An Evening with Edgar Allan Poe. Price también actuó en varias adaptaciones de la obra de Poe hechas por Roger Corman (empezando por La casa Usher) y García ha intervenido la voz legendaria de Corman para Narraciones extraordinarias, así como la del extraordinario director contemporáneo de terror Guillermo Del Toro. Y por si no fuera suficiente esta casta de la “realeza del terror”, la visión animada de “Un corazón delator” presenta ni más ni menos que a Bela Lugosi, en una lectura de archivo de este cuento que el actor de Drácula grabó antes de su muerte en 1956.

Cómo el arte puede servir para combatir el fundamentalismo: Lipovetsky acerca de los atentados en París

Arte

Por: pijamasurf - 11/17/2015

El filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetsky se enfocó en una conferencia reciente a reflexionar sobre los atentados terroristas en París, el arte y su función política dentro de la sociedad

Gilles-Lipovetsky

Nuestra sociedad no conoce prelación, codificaciones definitivas, centro, sólo estimulaciones y opciones equivalentes en cadena. De ello proviene la indiferencia posmoderna, indiferencia por exceso, no por defecto, por hipersolicitación, no por privación.

Gilles Lipovetsky, La era del vacío (1983)

 

El filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetsky habló sobre los atentados en París en la conferencia de cierre de Sur Global.

Sur Global fue un encuentro realizado por  la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de la UNASUR en el que se reunió a artistas, críticos y curadores de diversos países para definir de manera plural su formato y funcionamiento.

En la conferencia, Lipovetsky debate acerca de la función del arte dentro de una sociedad vulnerada.

A lo largo de su obra, el filósofo francés ha reflexionado sobre la sociedad posmoderna, prestando una atención particular al consumismo, la hipermodernidad, el hiperindividualismo psicologista, la cultura de masas, el narcisismo apático, la deserción de los valores tradicionales, la moda, lo efímero, los mass media y la cultura como mercancía, entre muchos otros temas.

Esta vez, y a partir de los ataques terroristas sucedidos en París, Lipovetsky dice que “el Estado tiene actitudes políticas legítimas, sin embargo, en cuestiones culturales la respuesta es muy débil”.

El filósofo lanza una pregunta que él mismo responde: “¿Qué propuso desde lo sucedido en enero con los ataques a la redacción de la revista Charlie Hebdo?: darle educación cívica a los chicos. Todos estamos de acuerdo con eso, claro, en el respeto a los valores humanistas, pero esta respuesta no puede hacer avanzar las cosas”.

Los jóvenes que tienen una actitud adversa hacia los valores republicanos siguen a la familia antes que a los maestros. En nuestro mundo hiperindividualista los individuos no tienen mayor marco y por lo tanto prosperan los fundamentalistas. Los yihadistas que van a Siria son jóvenes desestructurados que no recibieron información religiosa y que, más bien, recibieron información de Google o Internet.

Ahí el arte tiene un verdadero objetivo político: devolverle a los jóvenes las cosas que les gustan. La escuela, la ciudad, el Estado deben ayudar a dar herramientas (a los jóvenes) de maneras muy diversas para que se puedan reconstruir. Hay una verdadera misión política respecto a la inclusión de los jóvenes a través del arte, para lograr reencontrar algo que los revalorice. Necesitamos la ayuda de todos los artistas, diseñadores, cantantes. Todo lo que pueda permitir a los individuos ser creativos e incluirse dentro de una sociedad con cosas que tengan valor. Eso es el arte, en el sentido más legítimo de la palabra, porque permite a los individuos integrarse en la sociedad en la que están viviendo.

Hay muchos jóvenes estudiando arte. Por eso es un error menospreciar la enseñanza del arte. Los adultos del siglo XXI van a preguntarse cuál es el sentido de su vida. El arte tiene distintas manifestaciones que lo que hacen es preguntarse por la belleza. En esta vocación, el arte encuentra su sentido más noble y más humano.