*

X

30 mil obras de arte de Edvard Munch y otros artistas puestas en línea por el Museo Nacional de Arte de Noruega

Arte

Por: pijamasurf - 11/02/2015

El Museo Nacional de Noruega ha puesto en línea y de manera gratuita 30 mil obras de arte de su colección entre las que las que se encuentran, entre otros artistas noruegos, obras de Edvard Munch
700px-Edvard_Munch_-_Madonna_(1894-1895)

Edvard Munch, "Madonna" (1894–1895)

Oslo es una de las ciudades que ocupan los primeros sitios en las listas de los lugares más caros del mundo, así que ir a darse una vuelta por ahí y apreciar el arte noruego puede salir en un ojo de la cara.

Sin embargo, una nueva opción para conocer más sobre el arte noruego y la obra de uno de sus artistas más famosos, Edvard Munch, está a un clic de distancia, pues el Museo Nacional de ese país ha puesto 30 mil obras de arte de su colección en línea y de forma gratuita, entre las cuales se encuentran piezas anteriores y posteriores a 1945, así como obras del afamado pintor expresionista.

Aunque pocos de nosotros podríamos llamarnos expertos en arte noruego, todos sabemos un poco sobre la obra de Munch, o por lo menos sabemos sobre una de sus piezas más emblemáticas, de 1893, El grito (Skrik), cuya figura central vestida de negro permanece tomando su rostro torcido, de facciones demacradas, en una expresión de agonía pura.  

Esta pintura ha inspirado innumerables homenajes, parodias y tarjetas de felicitación irónicas o incluso gifs. Munch, cuya carrera duró más de medio siglo, llegó a ser el artista noruego más conocido gracias a la extraordinaria fuerza de El grito.

La colección digital del Museo Nacional de Noruega ofrece quizás la mejor oportunidad para empezar a tener una idea del alcance del arte de este pintor. Las obras tanto de Munch como de otros artistas noruegos pueden verse de cerca e incluso descargarse gracias al empeño del museo.

649px-Puberty_(1894-95)_by_Edvard_Munch

Munch, "Puberty" (1894-1895)

 

706px-The_Scream

Munch, "Skrik" (1893)

[Vía Open Culture]

Tesla previó que la tecnología podía desatar el verdadero potencial de las mujeres

Arte

Por: pijamasurf - 11/02/2015

El legendario inventor Nikola Tesla predijo la adquisición de nuevos campos donde las mujeres desarrollarían su potencial, así como la usurpación gradual del liderazgo tradicionalmente ejercido por los hombres

final__nikola_tesla_portrait_2_by_mischiefofrats-d4tipao

 

La mujer ignorará precedentes y asustará a la civilización con su progreso. 

Nikola Tesla

 

El ingeniero, físico y visionario Nikola Tesla es, sin duda, uno de los más radicales infractores de la ciencia y es considerado por muchos como el más grande inventor de la historia humana.

Su trabajo, pionero en todo sentido, trazó el camino para la llegada de la comunicación inalámbrica y todos los dispositivos eléctricos que utilizamos hoy en día.

Sin los experimentos y estudios de Tesla, probablemente no estarías leyendo estas palabras en una pantalla.

Tesla no sólo previó las aplicaciones prácticas de sus inventos, sino también las profundas modificaciones culturales que sobrevendrán consecuentemente después de los cambios tecnológicos.

Una de las “predicciones” más sorprendentes y más incisivas de Tesla fue la de los roles de género en la sociedad futura, pues consideró que el advenimiento de la tecnología inalámbrica lograría empoderar a las mujeres y les permitiría desarrollar su potencial intelectual, reprimido por el heteropatriarcado impuesto desde hace siglos.

En enero de 1926, un periodista llamado John B. Kennedy entrevistó Tesla sobre estas ideas. La entrevista fue publicada en la revista Colliers bajo el título "Cuando las mujeres son jefes" y discutida en Tesla: Man Out of Time (Public library), que nos da una perspectiva más profunda y dimensionada de la mente y el espíritu del gran inventor.

Después de reflexionar sobre los usos futuros de la tecnología inalámbrica y prácticamente predecir el iPhone, Tesla señala el empoderamiento de las mujeres como uno de los efectos más importantes de la tecnología en el mundo de mañana:

Es claro para cualquier observador entrenado, e incluso para el sociológicamente inexperto, que una nueva actitud frente a la discriminación sexual ha llegado al mundo a través de los siglos, recibiendo un estímulo brusco justo antes y después de la Guerra Mundial.

Esta lucha de la hembra humana hacia la igualdad de sexo terminará en un nuevo orden sexual, con la hembra como superior. La mujer moderna, que se anticipa en los fenómenos meramente superficiales del avance de su sexo, no es más que un síntoma superficial de algo más profundo y la fermentación más potente en el seno de la carrera.

No está en la imitación física y poco profunda de los hombres donde las mujeres primero afirman su igualdad y más tarde su superioridad, sino en el despertar de su inteligencia.

Tesla continúa y predice "la adquisición de nuevos campos de actividad de las mujeres" y "su usurpación gradual del liderazgo" como el resultado inevitable de ese potencial previamente reprimido, recién descorchado por la interconectividad y la potenciación educativa que la tecnología inalámbrica haría posible:

A través de incontables generaciones, desde el principio, la subordinación social de las mujeres resultó naturalmente en la atrofia parcial o al menos la suspensión hereditaria de las cualidades mentales de las que, ahora sabemos, el sexo femenino está dotado.

La mente femenina ha demostrado una capacidad para todas las adquisiciones mentales y los logros de los hombres, y conforme las generaciones sobrevengan esa capacidad será ampliada; la mujer promedio será tan bien educada como el hombre promedio, y luego mejor educada, por las facultades latentes de su cerebro que se estimularán en una actividad que será tanto o más intensa y potente debido a siglos de reposo. La mujer ignorará precedentes y asustará a la civilización con su progreso.

Sólo 1 década después, la actriz Hedy Lamarr (también una brillante inventora que allanó el camino para el Wi-Fi) daría razón a las predicciones de Tesla. Pruebas de lo dicho por el inventor también se pueden ver en el creciente número de mujeres en los campos de STEM, en posiciones de liderazgo político o en las escritoras e intelectuales que cada vez radicalizan más sus ideas y se erigen como potencias mundiales.

20 años más tarde Einstein haría eco de las palabras proféticas de Tesla, en su carta alentadora de asesoramiento a una niña que quería ser científica.

1347307068_nikola-tesla-64648998

 

[Vía Brainpickings]