*

X

Fotógrafo elimina móviles de fotografías para mostrar lo adictos que nos hemos vuelto

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/14/2015

El fotógrafo Eric Pickersgill realizó la serie fotográfica "Eliminado", que consiste en suprimir todos los dispositivos móviles de las fotos para mostrarnos una imagen escalofriante del presente
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-33

Imagen: Eric Pickersgill

 

Multitud, soledad: términos iguales y convertibles para el poeta activo y fecundo. El que no sabe poblar su soledad, tampoco sabe estar solo en una muchedumbre atareada.

Charles Baudelaire

 

La idea de familias, amigos o simplemente personas desconocidas sentadas en las mismas mesas sin convivir entre ellos, absortos en las pantallas de sus dispositivos móviles, es una desoladora imagen cada vez más recurrente.

El fotógrafo Eric Pickersgill se inspiró en una imagen similar para realizar la serie de fotografías titulada Eliminado. Pickersgill cuenta que la serie surgió cuando estaba en un restaurante donde había una familia sentada al lado suyo, y describe cómo el padre y sus dos hijas tenían sus teléfonos pero no hablaban entre sí. La madre también tenía su teléfono, sin embargo, decidió guardarlo y quedarse mirando fijamente por la ventana, “triste y sola en compañía de su familia”, describe Pickersgill. El padre miraba hacia arriba de vez en cuando para anunciar alguno de los “hallazgos” de la información que encontraba en línea, aunque nadie le respondía.

Me entristece el uso de la tecnología para la interacción a cambio de no interactuar. Esto nunca había sucedido antes y dudo que hayamos arañado la superficie del impacto social de esta nueva experiencia. La unión de las personas a sus dispositivos ha sido rápida e inalterable. La aplicación del dispositivo personal en la vida diaria ha hecho que algunas tareas tomen menos tiempo. A lo lejos, los lugares y las personas se sienten más cerca que nunca.

Sin embargo, de cerca, las personas se sienten lejos. He ahí la paradoja de la hipercomunicación.

A pesar de los evidentes beneficios con que estos avances en la tecnología han contribuido a la sociedad, las implicaciones sociales y físicas se están revelando lentamente. De forma similar a como la fotografía transforma la experiencia vivida en experiencia fotografiable, realizable y reproducible, los dispositivos personales están cambiando el comportamiento al mismo tiempo que se integran en el paisaje mediante la adopción de la forma de ser uno con el cuerpo. 

Estos dispositivos se han convertido velozmente en prótesis, nuevas extensiones de nuestro cuerpo. ¿Qué pasaría se las amputaran de nosotros? ¿Qué pasaría con ese nuevo miembro fantasma? 

portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-2
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-30
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-22
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-13
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-15
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-12
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-10
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-24
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-28
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-5
portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-9

portraits-holding-devices-removed-eric-pickersgill-1

 

100 años de la gran obra de Einstein: ¿de qué trata realmente la relatividad general?

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/14/2015

Este 25 de noviembre se cumplen 100 años de la teoría más famosa de la ciencia moderna; a 100 años de la relatividad general, los físicos están encontrando una explicación más profunda para la naturaleza del tiempo-espacio

“Todo aquel que está seriamente involucrado en la búsqueda científica se llega a convencer de que un espíritu se manifiesta en las leyes del universo-un espíritu vastamente superior al del hombre, y uno frente al cual nosotros, con nuestros limitados poderes, debemos sentirnos humildes”. Albert Einstein (1879-1955)

Hoy hace 100 años Einstein presentó su teoría de la relatividad general en Berlín y con ella inició una revolución en la física clásica, modificando la forma en la que entendemos el tiempo y el espacio. 

La teoría de Einstein pasó a la historia especialmente por revelar que el tiempo y el espacio son parte de una unidad fluida o continuum (desde entonces se habla del tiempo-espacio), que son relativos al movimiento y que nuestra percepción de los mismos se modifica según la velocidad a la que nos movamos. Sin embargo, esta relatividad de percepción e interdependencia entre el tiempo y el espacio no es tal para las leyes de la física, especialmente para la velocidad de la luz, la cual para Einstein tiene un valor absoluto.

Einstein descubrió que la gravedad era una propiedad emergente de la geometría del tiempo-espacio, la curvatura o distorsión que se genera por la interacción entre la masa, la energía y el mismo tiempo-espacio. Esta también es una de las ideas fundamentales de Einstein, que lo liga a un cosmos eminentemente geométrico. El físico John Wheeler explicaría: "el espacio le dice a la materia cómo moverse y la materia le dice al espacio cómo curvarse".

Los postulados de Einstein recibieron su comprobación en 1919 cuando Eddington llevó a cabo la medición (durante un eclipse solar) de lo que hoy se conoce lente gravitacional en la isla Príncipe, en la costa de la Guinea africana y a la par en Brasil. Bajo cielos despejados se confirmó la predicción de Einstein, quien el 6 de noviembre publicó sus resultados y 1 día después era una celebridad, el posterchild de la genialidad humana.

A los 100 años de la teoría de la relatividad general nos encontramos en momentos sumamente fértiles en los que se debaten algunos de los principios demostrados por Einstein. La nueva teoría física en boga tiene que ver con la posibilidad de que el entrelazamiento cuántico sea aún más fundamental que la geometría del tiempo-espacio. El entrelazamiento cuántico, que Einstein aborreció y llamó "fantasmagórica acción a distancia", podría ser lo que teje y da consistencia al universo, a la vez que el eslabón faltante que reconcilie la gravedad con la mecánica cuántica.

Mark Van Raamsdonk, quien ha elaborado la nueva teoría, sugiere que el entrelazamiento cuántico es la base de la geometría del universo y por lo tanto de la gravedad. “El espacio-tiempo es sólo una imagen geométrica de cómo un sistema cuántico se entrelaza”, dice el investigador.

 

Más sobre esta fascinante teoría, que sostiene resolver la eterna pregunta de qué es el tiempo y qué es el espacio

Más sobre la relatividad general de Einstein