*

X

El dispositivo que extrae sonido de cualquier objeto

Por: pijamasurf - 10/04/2015

Esta máquina genera sonidos al trazar con rayos láser la silueta tridimensional de objetos comunes

 smr-003

Dennis P. Paul, profesor de la Universidad de las Artes de Bremen, diseñó el “instrumento para la sonorización de cosas cotidianas”, que convierte la superficie de las cosas en frecuencias que podemos escuchar. Cualquier objeto puede ser sujetado a la máquina y comenzará a rotar, mientras un láser de alta precisión mide las ondulaciones de su superficie y las traduce a sonidos.

El proceso –como él lo describe en su página-- es “una mezcla de práctica, anticipación y serendipia”. Cualquier objeto que quepa entre los sujetadores de la máquina puede ser transformado en sonido: una planta, un helado derritiéndose (que cambia de canción mientras se deshace), un papel arrugado, una escultura, un libro abierto.

Aunque convertir objetos visuales a sonido no sea cosa nueva (ya antes existía scoreLight, que convertía pinturas en música), es la primera vez que una máquina mide objetos en tercera dimensión. 

Cada vez más, con la tecnología y la predominancia del mundo virtual, los objetos físicos van cobrando una suerte de vida emocional, sintomática, y al parecer también musical. La extrañeza y la distancia entre nosotros y las cosas se disuelven al poderlas oír. La pieza de Paul es una máquina traductora que permite un acercamiento afectivo, una intimidad con la materia inerte; una manera de escuchar, y quizá de hacer bailar, a los objetos mudos que nos rodean. 

Esta entretenida animación muestra lo que puede suceder con las adicciones (VIDEO)

Por: pijamasurf - 10/04/2015

Una animación del director alemán Andreas Hykade, profesor de animación en la Filmakademie Baden-Württemberg y de la Harvard University, nos muestra lo que puede suceder con las adicciones

nuggets-animation-andreas-hykade-750x434

El estilo simple que caracteriza a la estética del director alemán Andreas Hykade aparece en este pequeño filme titulado Nuggets, en el que un pequeño pájaro kiwi se encuentra con una serie de “nuggets” que lo hacen elevarse por los aires. 

La animación es una suerte de metáfora de lo que sucede en una persona que se vuelve adicta a alguna sustancia; sin embargo, el tratamiento que Hykade hace en este video permite que el discurso que quiere transmitir no se vuelva del todo moralino o del todo dramático, aunque sí con una visión fatalista sobre los efectos de la adicción en esta miserable ave.  

Los kiwis (término maorí) o Apteryx (sin alas) se distinguen justamente por eso, porque carecen de estos miembros desarrollados para poder volar. Es ahí donde esta metáfora encaja perfecto con la condición humana, tan pegada siempre al suelo. Ya definía Platón al hombre como un bípedo implume, igual que esta animación de Hykade: