*

X

Donald Trump en carteles de películas de terror

Arte

Por: pijamasurf - 10/02/2015

DesignCrowd lanzó un concurso para realizar carteles falsos de películas de terror icónicas con la imagen del candidato republicano
484682_7404706_1450822_619d9125_image

Imagen: jkrebs04

En algunas ocasionas la única manera de sacar el coraje hacia alguien es por medio del humor. Los memes han servido como catalizador de la ira colectiva hacia una figura pública, aunque en muchas ocasiones también pueden fungir como distractores, desviando nuestra mirada del problema central.

Sin afán de distraer la atención del sustancial problema que representa la ideología de Donald Trump, candidato a la presidencia estadounidense, colgamos estas divertidas imágenes creadas por distintos diseñadores convocados por DesignCrowd, una red global de diseño. En las imágenes podemos ver al millonario en diferentes carteles de películas de terror, representando a diversos personajes. Y es que terror es exactamente lo que causan las exageradas y tontas declaraciones que ha venido haciendo desde hace varios meses.

La idea surgio a partir de una imágen viral que estuvo rondando en la red, donde Trump aparecía como en la icónica foto de Jack Nicholson detrás de la puerta en la película El resplandor. En el blog de DesignCrowd dice: "Pero, ¿y si el señor Trump en realidad apareciera como el jefe torturador en algunas de las escenas clásicas del cine de terror de todos los tiempos? Ese fue el tema del concurso de Photoshop enviado a la comunidad global de DesignCrowd de diseñadores", y aquí están los resultados aterradoramente buenos: 

 

Donald, un poco enojado, en El resplandor

41277_7378781_1450822_d07bade3_image

 

Donald interpretando a Hannibal en El silencio de los inocentes:

185221_7359720_1450822_b31a5f4d_image

 

Donald convirtiéndose en el hombre lobo: 

104662_7386327_1450822_f3ed817a_image 

Donald Krueger vendrá por ti mientras sueñas: 

83087_7378599_1450822_8fb870d7_image

 

Donald cuando actuó en Alien

520386_7359098_1450822_50483f32_image

 

Donald asustando a Drew Barrymore en Scream: 

scream

 

Las gemelas Trump en acción: 

gemelas

 

Un video y una reflexión sobre la luz como una misteriosa sustancia que no sólo permite ver sino que eleva en su contemplación, tal vez porque, como dice el gnóstico, uno se convierte en aquello que conoce

 

 La luz es el primer animal visible de lo invisible.

José Lezama Lima

La luz, como nos cuenta Huxley en su libro Cielo e infierno, siempre ha sido la materia prima de la percepción humana, ya sea para ver la realidad y aumentar la productividad o para ver otras realidades y dirigir los sentidos hacia dimensiones más sutiles. 

En esta animación podemos ver en menos de 2 minutos una historia de la luz como técnica dentro de la evolución de la humanidad. La animación es de Stephen Ong y la música de Josh Alport. El video es agradable, pero nos sirve aquí sólo como un pretexto para profundizar un poco sobre la naturaleza de la luz, el gran elemento de la conciencia humana. Recordemos que la luz ha sido usada no sólo para ver en la noche y posteriormente para entretenerse con películas o videos. La antigüedad conoció la fotogogia de manera oracular y también como elevación de la conciencia, antecedentes de la máquina del sueño de Brion Gysin y William Burroughs o de las máquinas de luz y sonido que mimetizan ondas cerebrales. La luz (Fanes) es la primera manifestación divina según la cosmogonía órfica. En la India de los Vedas, Agni, el fuego, es el dios que nunca falta, el centro de toda vida en consonancia con el orden divino. Y es, por supuesto, la luz, en su equivalencia con el verbo, el fiat lux, el Logos, lo que hace al mundo en el Evangelio de San Juan

Un excelente texto para profundizar es "Capturar la luz", del profesor Arthur Zajonc, una verdadera historia de la luz que cubre los aspectos científicos y los aspectos místicos de la luz, los cuales están estrechamente ligados. Ahí encontramos citas como estas:

Ver en la oscuridad es claridad,

saber ceder es fuerza.

Emplea tu luz propia

y vuelve a la fuente de la luz.

A eso se le llama practicar la eternidad.

(Lao-Tse)

O sobre la luz espiritual, Rudolf Steiner:

Visto desde dentro el universo es luz; visto desde fuera, mediante la percepción espiritual, es pensamiento.

Podemos complementar con este párrafo de  Manly P. Hall en Melchizedek and the Mystery of Fire (que no viene en el libro citado):

La luz no es sólo algo físico, es también un elemento mental y espiritual. Por eso en los templos de los misterios se le decía al discípulo que reverenciara al sol invisible más aún que al visible; puesto que cada cosa visible es sólo el efecto de lo invisible o causal, y, como Dios es la Causa de todas las Causas, Él habita en el Mundo invisible de la Causación.

Apuleyo, al ser iniciado a los misterios, contempló el Sol brillando en la media noche, ya que las cámaras del templo estaban brillantemente iluminadas, pese a que no había lámparas de ningún tipo. El sol invisible no es limitado por las paredes, ni siquiera por la superficie de la Tierra, esto se debe a que sus ratos son de una frecuencia vibratoria más alta que la de cualquier sustancia física; su luz pasa indetenible a través de todos los planos de los orbes espirituales. No hay oscuridad [para los iniciados] puesto que moran en la presencia de la luz ilimitada y en la media noche ven el Sol brillando debajo de sus pies.

La luz vista por Apuleyo parece ser la misma que canta T. S. Eliot:

Luz, Luz, el recuerdo visible de la Luz Invisible…

¡Oh Luz Invisible, te alabamos! Demasiado brillante para los ojos mortales.

Un poco menos esotérico en términos de su apreciación de la luz, el maestro de Steiner, Goethe:

Nos reservamos el derecho de maravillarnos ante las manifestaciones y los significados del color, de admirar y, si es posible, de revelar sus secretos.

O John Ruskin, que parece estarse refiriendo a Goethe cuando dijo:

Los espíritus más puros y reflexivos son los que más aprecian el color.

Así que ya sabes: cultiva tu pureza e inteligencia apreciando los matices de la luz, visible e invisible. Y es que, como dijera el gran teólogo de la luz Robert Grosseteste, ¡"de todos los cuerpos la luz es el mejor"!

 

Twitter del autor: @alepholo