*

X

Dentro de la organización: un minidocumental sobre Anton Kusters y el submundo de la mafia japonesa

Arte

Por: Alejandro Albarrán - 10/16/2015

The Economist produjo un cortometraje sobre el proyecto de Kusters de fotografiar a la mafia japonesa, titulado "Japan's Yakuza: Inside the syndicate"

kusters odo yakuza tokyo
Una vez tuve la oportunidad de comunicarme, en silencio, con un sueco que no hablaba español (yo no hablo sueco). Nuestra comunicación se rigió por la gestualidad, y por una intuición, previa al lenguaje hablado, que los dos compartíamos. Sin dejar de lado cierto símbolos, tablas salvavidas en mitad del mar, que nos permitían asirnos de ellos. Un lenguaje, previo al lenguaje articulado, un metalenguaje que uno comprende más allá de la ideología o el idioma. Esto es lo que pienso cuando leo lo que escribe el fotógrafo belga Anton Kusters, quien fotografió durante 2 años a las familias del crimen organizado japonés.

En el bar de un hotel, en Niigata, estoy empezando a comprender, muy lentamente, la interacción social extremadamente sutil que está sucediendo de forma continua, las microexpresiones en los rostros, los gestos, las voces y entonaciones, el lenguaje corporal.

A medida que la barra se vacía para hacer espacio al Padrino, que toma un café, todo parece estar organizado estrictamente, pero al mismo tiempo parece algo natural: extrañamente, no necesito que nadie me diga qué hacer, dónde sentarme, cuándo hablar o cuándo cerrar el pico.

Es como si, literalmente, sintiera los límites, las expectativas implícitas y, poco a poco, voy aprendiendo cuándo puedo seguir adelante, y cuándo mejor no hacer nada. Sentado a la mesa con un guardaespaldas mirando directamente hacia mí, bebo de mi café helado. Siento la sensación aguda de caminar sobre cáscaras de huevo.

En 2009, Anton Kusters fue a Japón y se ganó la confianza de los miembros de alto rango de las familias del crimen organizado conocido como yakuza. Se le permitió fotografiarlos durante 2 años, dando a los occidentales una visión reveladora del gremio y del submundo secreto.

En 2011 Kusters publicó un libro titulado Odo Yakuza Tokio, del que se extrae una muestra fotográfica en este artículo publicado el mismo año de la aparición del libro.

anton-kusters_odo-yakuza-tokyo-II

Esta vez, The Economist produjo un cortometraje sobre el proyecto de Kusters, llamado Japan's Yakuza: Inside the syndicate:

En el documental Kusters habla acerca de las diferencias sustanciales que existen entre los mitos generados por las películas y lo que él vivió dentro de ese submundo:

lo que vi fue muy diferente, un mundo mucho más sutil que se basa en la precisión, que se basa en la apariencia, que se basa mucho más en el control que en la violencia real.

Kusters narra (por medio de imagen y audio) cómo después de 10 meses de negociación pudo hablar con el Padrino, quien, contrario a lo que se esperaría, accedió a que los fotografiara.

El fotógrafo belga pudo ver cómo la familia yakuza es estricta pero protectora, reclutando personas de la calle y haciendo de ellas una familia alterna. “Ellos se alejan de sus familias de sangre porque ahí les ofrecen una vida mejor” (discurso no muy distinto al que emplea el narco mexicano al reclutar adolescentes en situación de calle).

Kusters reafirma en este breve documental que los tatuajes dentro de la organización son muy importantes, las imágenes ahí representadas revelan algo que ocurrió en la vida del tatuado, alguna frase, el rango que tiene dentro de la organización, la familia a la que pertenece, o hacen referencia a su linaje samurái. Kusters también habla acerca de la costumbre de los yakuza por usar los baños públicos como salas de juntas “con el fin de mostrarse los tatuajes y asegurarse de que nadie porte armas”.

Este fotógrafo pudo ver, comprender y retratar los distintos tipos de lenguajes de una gran comunidad de mafiosos y, claro, salir con vida.

kusters odo yakuza tokyo

 

Twitter del autor: @tplimitrofe

Diseños de tatuajes a partir de dibujos de una sola línea

Arte

Por: pijamasurf - 10/16/2015

Mo Ganji es un tatuador iraní radicado en Berlín que dejó la industria de la moda para comenzar a diseñar increíbles tatuajes a partir de dibujos hechos con una sola línea continua

11419281_1481885525467263_1311633598_n

La línea geométrica es un ente invisible. Es la traza que deja el punto al moverse y es por lo tanto su producto. Surge del movimiento al destruirse el reposo total del punto. Hemos dado un salto de lo estático a lo dinámico.

Vasili Kandinsky, Punto y línea sobre el plano 

 

El artista del tatuaje germano-iraní Mo Ganji diseña tatuajes a partir de dibujos hechos con una sola línea continua. Él crea diseños que simplemente "se suman y suman"; los detalles son más fácilmente hechos al volver a lo básico lineal.

Después de dejar su antiguo trabajo como gerente en la industria de la moda, Mo Ganji consagra ahora sus días al diseño de tatuajes “simples” de una sola línea negra. Aunque hacer dibujos con un solo trazo no denota simpleza en la técnica, al contrario: se debe dominar el dibujo para poder elaborar diseños mediante un único trazo.

Esta sencilla (sólo en apariencia) forma de diseñar recuerda un poco a la técnica de escritura japonesa que se basa en kanjis (caracteres que representan por sí mismos una idea completa) y kanas.

En declaraciones a Tattrx, Ganji dijo:

Mi [ex]carrera se basa en valores en los que no creo. Una gran cantidad de personas se encuentra en una situación similar, pero hoy en día prefieren vivir una vida “segura” con un ingreso “seguro” y están dispuestos a vender sus creencias y su libertad para ello.

Nacido en Irán pero radicado en Berlín, Ganji crea los tatuajes extrayéndolos principalmente de su imaginario personal y con este estilo individual que ha logrado concretar, por lo tanto tiene un amplio catálogo de diseños.

Por ejemplo diseñó el zorro, el elefante y otros tatuajes de animales junto a un paisaje de un bosque intrincado y un mapa del mundo. Afortunadamente la versatilidad de este tatuador no se ve (hasta ahora) truncada por el estilo particular de sus tatuajes; al contrario, lo empuja a una constante exploración.  

Hipsters del mundo, reuníos; aquí los dejamos con un consistente catálogo de los trabajos realizados por este singular tatuador:

 12142143_1494879167472316_1490291599_n
11950713_969610183080498_788568115_n
12142112_1046180815401394_721772854_n
11925816_941418259230024_946818762_n
12142071_816511148461409_131921700_n
12135480_144091432609727_300379162_n
12120229_905764092847166_162045172_n
11910393_173371722998722_1844060611_n
11910158_477096745805480_2112352382_n
11364021_1653523894894162_1501020433_n
11850008_1121524744542880_323990556_n
11875365_702839709817038_351639012_n
11363682_493962304103698_1074105049_n
11349401_898038293608747_1099341023_n
11326190_1630809193826628_2042018680_n
10616818_711395905657762_1318325746_n
1169758_838854916233468_1699768701_n
11262613_1708882296012576_1290935157_n
11875554_1630333750547357_1189143894_n