*

X
Una lista de 10 hechos poco populares acerca de Joseph Stalin

1110-1024x723

Muchas cosas son las que se saben de Stalin y también son muchas las que se piensan acerca de este personaje que transformó la URSS. Buenas o malas, las acciones de Stalin trastocaron la percepción de muchos individuos. Por eso, aquí los dejamos con una lista de 10 datos poco populares sobre este personaje histórico:

 

1. Su verdadero apellido no era Stalin

Su apellido no era Stalin, sino Jughashvili; él mismo se lo cambió a Stalin a partir de la base de la palabra rusa que significa "de acero" (a.k.a., "José de Acero").

120

 

2. Stalin era fanático del cine, especialmente de los westerns americanos

Algunas veces invitó a sus amigos para proyecciones de películas en su cine privado. Su traductor le ayudaba a entender lo que decían los personajes del filme.

stagecoach

 

3. Stalin ejecutó a sus propios guardias tras la intención de  éstos de ayudarle

Stalin exigió de sus guardias que no entraran en su despacho no importando qué ocurriera, incluso si lo escuchaban llorar o gritar. Entonces se decidió a probarlos y comenzó a gritar como si estuviera en agonía; los guardias finalmente entraron para auxiliarlo, y perdieron sus vidas. Lamentablemente, le pasó como en el cuento "Pedro y el lobo": cuando realmente necesitaba ayuda, nadie se atrevía a entrar en sus aposentos.

107

 

4. Stalin fue responsable de la muerte de al menos 20 millones de personas

Su reinado estuvo lleno de terror --metió a mucha gente a la cárcel por sus opiniones políticas o incluso por nada y allí vivieron torturados, exiliados, muertos de hambre, y además se les obligaba a realizar trabajos forzados.

2697287248_ff234143cb

 

5. No dio el rescate de su propio hijo

Cuando su hijo fue capturado por los nazis, Hitler se atrevió a hacer una oferta de rescate a Stalin, quien la rechazó sin ninguna duda. Yakov murió en la prisión nazi como todos los demás.

187-1024x837

 

6. Stalin fue arrestado ocho veces; exiliado, logró escapar en cuatro ocasiones

Fue acusado de colaborar con la policía política secreta real, lo cual nunca fue confirmado por ningún documento. Los amigos de su padre estaban ayudándolo a escapar. Sólo a partir del último exilio fue salvado por la Revolución, en febrero de 1917.

Stalin

 

7. Desde 1906 y hasta 1907, Stalin estaba planeando y organizando robos de bancos en el sur del Cáucaso

Su propósito era obtener dinero para su partido político.

147-745x1024

 

8. Stalin amaba apasionadamente leer

Lo hacía en todas partes: en su oficina, en casa, en una casa de verano. Tenía enormes bibliotecas que contenían principalmente libros sobre economía, historia, filosofía y marxismo. Odiaba la literatura atea.

dismantled-statue-of-stalin-in-budapest-hungary-ca-1990

 

9. Una de las citas destacadas de Stalin: "No importa quién vota, sino quién cuenta los votos"

Eso es lo que dijo en las elecciones del Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética en 1934, frase muy aplicable a nuestro “transparente” sistema político.

Ständige Freundschaft mit Stalin. "Freundschaft mit Stalin ist die Gewähr des Sieges, des Friedens und der Zukunft" heißt es in dem Aufruf der Regierung der Deutschen Demokratischen Republik zum 70. Geburtstag von Generalissimus Stalin am 21.12.39. UBz: I.W. Stalin am Schreibtisch Aufn.: Illus-SNB   5.12.49 4636-49

 

10. Times lo llamó el hombre del año en dos ocasiones

La primera fue en enero de 1940, para hacer un pacto de no agresión con Hitler y por el inicio de la guerra soviético-finlandesa. La segunda vez fue en 1943.

 8500175104_3e128c39f3_o

 

 

(Vía: http://bestpictureblog.com/)

En su serie "SUR-FAKE", el fotógrafo francés Antoine Geiger nos muestra escalofriantes tomas cotidianas de gente adicta absorbida por sus dispositivos móviles
[caption id="attachment_102930" align="aligncenter" width="670"]95a5f80ea93520be5029a26a04f936b5 Imagen: Antoine Geiger[/caption]

¿Cuántas veces al día (cuánto tiempo) nos quedamos absortos contemplando una pantalla, mientras, tras la ventana, junto, o enfrente de nosotros sucede el mundo, uno distinto (el Internet se ha convertido en el otro), uno al que nos hemos ido desacostumbrado (olvidando) poco a poco, sin siquiera hacerle un funeral?

Hemos preferido el mundo que nos ofrece la virtualidad; en ese sentido, pasamos horas absorbidos con o sin el pretexto de estar buscando “información”. Algunos sólo buscan ese “apapacho metafísico” del like o prolongar una charla con algún amigo; en fin, las razones son varias y las reflexiones al respecto pocas.

Por eso, el trabajo del  fotógrafo francés Antoine Geiger hace un pequeño comentario al margen con su serie de fotografías titulada SUR-FAKE, imágenes con las que vuelve casi literal la metáfora esa de “estar absorbido por una pantalla”. Llámese televisión o Internet, sólo nos han cambiado de pecera. La que nos ofrezca una realidad “más veraz” o confortable será el sitio hacia donde nuestros sentidos serán guiados. Y no sólo nuestros sentidos, el transhumanismo tiene siniestros planes que vuelven, a su vez, casi representaciones literales las imágenes de este artista francés.

A diferencia de Eric Pickersgill, quien elimina los móviles de las manos de las personas, Geiger coloca en esta investigación a la pantalla como un objeto de "subcultura de masas, alienado a la relación con nuestro propio cuerpo, y en general con el mundo físico”.

Geiger dijo para The Creators Project:

Todo fue repentino, estaba en el metro y en el museo cuando me sentí yo mismo mientras todo estaba lleno de gente. Literalmente podía ver cómo la cara de las personas se derretía en las pantallas, como si su identidad estuviera siendo llevada al no-espacio de la tecnología, como una dimensión espacial del presente.

En la página de Geiger, en el apartado de esta serie, se puede leer un epígrafe introductorio sacado del libro La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica, del filósofo alemán Walter Benjamin:  

La humanidad, que en la época de Homero era un objeto de contemplación para los dioses del Olimpo, es ahora uno por sí misma. Su autoalienación ha alcanzado un grado tal que puede experimentar su propia destrucción como el placer estético de primer orden.

Esta cita de Benjamin (leída en el contexto de las fotos de Geiger) dimensiona las imágenes y las intenciones del fotógrafo hacia un punto más escalofriante: el placer estético que produce la autodestrucción humana. Acceder al fin de la vida, como la conocemos, tras la mirilla del arte, admirándola mientras otros, nosotros, somos absorbidos (como yo mientras escribo estas palabras) por un mundo virtual que ante nuestros ojos aparenta ser “más confortable”:

66cb457b39c8c5c54ec53abaefb03bca
6745cc14b4d5f7276d82e000f5885ae2
3d97ae17c7ba6919a924426b2e9a38cf
9d4b9cbfa73779f0c8ce9c00e9f28872
391a5bdc612974bd81baf2ad64f2bb2b
c5aa4f845603c00adcc2702b606fb426
e3a8e0af5c763ceeb30c9334ed295b5a
e4e217a2965538668af0d198339ca060
b43a68c5e07c61afc89ec5efc89e9b61
d56512574919563b00645740a21a6664

Twitter del autor: @tplimitrofe

Fuentes: Dangerous MindsThe Creators Project