*

X

Los fans del heavy metal son más felices que los que escuchan otro tipo de música

Por: pijamasurf - 08/15/2015

Un estudio sobre los metaleros de los 80 encontró que ahora son adultos mucho más adaptados y alegres que los que escuchaban otro tipo de música

res_15451

Al estereotipo del metalero se lo asocia con lo brutal, lo agresivo, lo oscuro y con lo que esencialmente se sale del decibel del bienestar común. Antes, oficiales del gobierno y padres de familia declaraban su preocupación de que grupos como Carcass y Metallica estaban incitando a los jóvenes a una oscuridad moral y espiritual, incluyendo la adoración del Demonio. Es decir, estaba (y aún está) asociado justo con lo opuesto al paradigma cultural de la felicidad. Pero un nuevo estudio encontró que los metaleros de los 80 “fueron significativamente más felices en su juventud, y actualmente están más acomodados” que el resto de su generación e incluso sus compañeros universitarios.  

Es una muy simpática paradoja si tomamos en cuenta que los metaleros, que son casi caricaturescamente la antítesis del #behappy, terminan siendo los más científicamente felices y funcionales de todos, lo cual es, desde luego, una crítica categórica a los estereotipos new age de la felicidad.

“Los entusiastas del metal a menudo experimentaban sexo traumático y riesgoso, drogas y vidas viciadas” reporta el estudio liderado por la Universidad Humboldt State. “Sin embrago, la identidad metalera también sirve como un factor protector contra resultados negativos”.

En un experimento que llevaron a cabo, los encuestadores hallaron que “sin importar los retos que conllevaban algunos eventos adversos en la juventud, los amantes y los músicos de metal reportaron niveles de felicidad significativamente mayores en su juventud”. También encontraron que tenían mucho menos arrepentimientos de cosas que hicieron cuando jóvenes, y resultaron ser adultos altamente funcionales.  

Los fans y los músicos del heavy metal sienten una hermandad en la comunidad del metal, una manera de experimentar emociones desbordadas con personas afines. Este sentimiento de libertad de expresión y de pertenencia es lo que afianzó una madurez sana y alegre en los metaleros. Alguna vez Quiet Riot dijo que “el heavy metal te volverá loco”; ahora sabemos que, si lo hace, es una locura mucho más recomendable que tantas otras.

Un mundo sólo compuesto de chicas caucásicas, rubias y sexys: el video universitario que indignó a feministas

Por: pijamasurf - 08/15/2015

Un video para reclutar nuevos miembros de la fraternidad Alpha Phi de la Universidad de Alabama ha generado gran polémica

Alpha-Phii-video-YouTube-800x430

 

Para algunos jóvenes estadounidenses, este video subido a la Red por la fraternidad femenina Alpha Phi de la Universidad de Alabama es una especie de teaser del paraíso: hordas de jóvenes porristas sonriendo y moviéndose grácilmente como si estuvieran en el video musical de un cantante de pop, en aparente éxtasis o embelesadas por una perpetua (y extremadamente superficial) felicidad, casi alzándose en el viento, elevadas al cielo por sus dietas de bikini. Sí, por momentos parece que el video se trata de una entrada un poco más recatada a un episodio de Girls Gone Wild: después de la intro, que sirve como un sutil in crescendo de excitación, uno imagina que empezará la acción.

Cuando había alcanzado en poco tiempo más de 500 mil vistas --pero la mayoría de ellas del público equivocado-- las autoridades universitarias decidieron remover el video, duramente criticado por ser políticamente incorrecto o, como un comentador de YouTube señaló: "peor que Donald Trump para los derechos de las mujeres".

Los dos principales cauces críticos son la objetificacion sexual femenina que transpira el video --que fácilmente puede convertirse en el sueño masturbatorio de un adolescente-- y la falta de diversidad racial en un estado que tiene una importante población afroamericana. Por no decir que no sólo no muestra chicas negras, sino que aparentemente en él sólo aparecen chicas rubias y delgadas que satisfacen el canon que mediáticamente la sociedad estadounidense ha asimilado como la belleza ideal (pese a que existe una gran cantidad de personas con sobrepeso y una gran diversidad racial, es decir, el canon es una fantasía). 

Según A. L. Bailey, de la revista AL.com, el video es "Tan racial y estéticamente homogéneo, tan exageradamente hiperfemenino y objetificante, tan Stepford Wives: College Edition que es lamentable y desempodera".

Una vocera de la Universidad de Alabama dijo: "El video no refleja las expectativas que tenemos como universidad para las organizaciones estudiantiles".