*

X

Un día con el monje zen Leonard Cohen (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 07/04/2015

Leonard Cohen prefirió la vida monástica del budismo zen a los excesos de las estrellas de rock

Aunque seguramente no resultará nuevo para sus más cercanos fans, muchos otros podrán sorprenderse al saber que el popular músico Leonard Cohen es un monje zen, que fue ordenado en 1994 dentro de la comunidad del Mount Baldy Zen Center en Los Angeles.

El documental de 1996 de Armelle Brusq retrata la vida cotidiana de Leonard Cohen en el monasterio, meditando, tomando té y viviendo una vida sencilla y solo por momentos quitándose su túnica para entrar a su pequeño estudio de grabación o hablando por teléfono con su hija.

Cohen narra cómo no le acabo llamando la atención la vida de celebridad y prefirió el llamado del silencio y la comunidad, una vida más tranquila fuera de las luces. "Me gusta estar en un lugar donde se cuida la comida y hay un sentido de comunidad... tal vez el mundo antes era así". "La cultura ya no provee este sentido de virtud y orden... Es necesario entrenarnos para abrir el corazón". Vemos a Cohen en su pequeño cuarto con una decoración austera, barriendo el piso, o conduciendo a su maestro y cargando su maleta.

El Mount Baldy Zen Center fue creado por el maestro Kyozan Joshu Sasaki ("Roshi"), quien murió recientemente a la edad de 107 años. Cohen piensa en él cuando dice: "Un buen amigo es alguien cuyo único interés es ayudarte a ser tú mismo". En el cumpleaños 89 de Roshi, Cohen le escribió un poema, una de sus estrofas dice:

His stomach’s very happy

The prunes are working well

There’s no one left in heaven

And there’s no one going to hell

  Screen shot 2015-07-04 at 8.11.46 PM

Tal vez su música --que el New Yorker llama "sensualidad zen"-- después de ver estos procesos, de conectar las letras y absorber su contexto cobra un nuevo significado, se vuelve más profunda y lúcida a la vez que, paradójicamente, más ligera.

 

El Dalai Lama, por supuesto, medita cuando se levanta, y después consume programas de noticias

dalailama_manuelbauer

El sitio Brain Pickings publica un extracto del libro The Open Road: The Global Journey of the Fourteenth Dalai Lama del escritor Pico Iyer, en el que se describe la vida cotidiana del Dalai Lama. Como sabemos, el líder del budismo tibetano se ha distinguido por participar en el mundo occidental, y ser parte casi de la cultura pop. Podemos ver esto en su rutina también. Iyer cuenta:

A las 9am, el Dalai Lama ya lleva más de 5 horas despierto, despertándose como siempre hace a las 3:30am, para pasar las primeras 4 horas del día meditando sobre la raíz de la compasión y qué puede hacer por su pueblo, los "hermanos y hermanas de China" que mantienen como rehenes a su pueblo, el resto del mundo, al mismo tiempo que preparándose para su propia muerte.

Iyer probablemente no es el cronista más objetivo, al haber seguido al Dalai Lama desde su adolescencia y considerarlo su gran maestro, aunque no hay duda que lo conoce bien y tiene acceso a esta fascinante y compleja personalidad. Su rutina matutina es descrita como "la participación alegre en los sufrimientos del mundo" y "explorar el mundo de manera cercana, para descifrar sus leyes, y luego ver qué se puede y qué no se puede hacer con sus leyes". El otro aspecto de la rutina del Dalai Lama, que tal vez podría sorprender a unos aunque es de esperarse siendo también un político, es su dieta informativa diaria:

Como un estudiante añejo de la realidad, gobernante de su pueblo desde los 5 años, escucha todas las mañanas Voice of America, la transmisión de la BBC del Este de Asia, el BBC World Service --incluso mientras medita-- y devora TIME Newsweek y muchas otras fuentes de noticias. (Pienso en cómo el Buda suele ser representado con una mano tocando la tierra, en lo que los budistas llaman la postura de "testigo de la tierra").

Al parecer el Dalai Lama consume mucho mainstream media. Algunas personas lo han criticado por modernizarse y poner en riesgo la tradición de las prácticas y los conocimientos esotéricos del Tíbet. Es difícil saber del todo qué tanto se podría haber evitado esto por parte de los tibetanos y qué tanto les fue impuesto por la política china. Lo cierto es que él mismo ha dicho que es probable que sea el último en su línea de sucesión.