*

X

Consume y obedece: el binomio de la sumisión contemporánea en la gráfica de Hal Hefner

Por: pijamasurf - 07/05/2015

Una legión de zombies que no hacen más que obedecer el imperativo de consumir, sin importar las consecuencias; ese es el mundo contemporáneo según Hal Hefner

Quizá como en ninguna otra época de la historia, actualmente el consumo se ha convertido en el principal combustible de la vida cotidiana, uno un tanto absurdo, pues en varios sentidos pareciera que se trata de un fin en sí mismo, una etapa en el proceso económico carente de un sentido ulterior más allá de la mera adquisición de una mercancía, sin importar su utilidad o su lugar en nuestra existencia.

En un intento de criticar esta circunstancia, el artista Hal Hefner creó la serie Consume, en la cual combina lemas provocativos a propósito del consumismo con imágenes de personalidades icónicas del mainstream, los colores del famoso cartel de campaña de Barack Obama diseñado por Shepard Fairey y, finalmente, ciertos aspectos visuales y estéticos de They Live, la película de John Carpenter (1988) que elabora una singular metáfora en torno a la creencia en un sistema ideológico al que nos sometemos sin estar plenamente conscientes de que lo hacemos.

 

Las imágenes son poderosas, ¿pero más que el sistema que critican?

Hombre pasa 4 años construyendo una iglesia viviente de árboles (FOTOS)

Por: pijamasurf - 07/05/2015

Barry Cox construyó un templo orgánico, una formidable iglesia viviente

tree-church-nature-installation-barry-cox-new-zealand-12

 

La naturaleza, consideraron muchos de los grandes místicos, es un templo viviente en el que se puede adorar la creación a través de la forma. El jardín es un templo y el templo es un jardín. Barry Cox, un hombre de Nueva Zelanda, ha tomado este principio de manera literal, creando un extraordinario espacio para la piedad y la contemplación. 

Cox seleccionó cuidadosamente diferentes árboles para crear la atmósfera indicada; espacios de sombra y espacios de luz. Se benefició de ser dueño de una compañía que reubica árboles, Treelocations. Su inspiración fueron sus viajes observando iglesias en todo el mundo. Al regresar a su casa notó que el espacio "necesitaba una iglesia", así que tomó lo mejor de los dos mundos, la fe religiosa y la jardinería, haciendo una obra que seguramente cumplirá con su propósito y hará más agradable la devoción y el proceso de recogimiento.

Además de las estructuras arborescentes, la iglesia cuenta con un altar de mármol italiano y un jardín de flores. Todo el conjunto le ha llevado a Cox 4 años, según informó Stuff NZ.

tree-church-nature-installation-barry-cox-new-zealand-4

tree-church-nature-installation-barry-cox-new-zealand-1