*

X

7 lecciones de MAGICK que aprendimos de Star Wars

Por: Javier Raya - 04/27/2015

El fanatismo que generan franquicias como Star Wars no depende sólo de "la magia" de Hollywood, sino de tocar algunos puntos nodales de la experiencia humana a través de una historia mítica

 dagobah5

Los fans de todo el mundo están felices por la aparición del segundo tráiler de Star Wars: Episode VII, que se estrenará la próxima Navidad. La franquicia no sólo es una de las más longevas, sino que desde su misma concepción, George Lucas se basó en ciertas premisas mitopoéticas que le dan a su universo fantástico un relieve iniciático y espiritual. Lucas nunca ocultó su deuda con el legado de Joseph Campbell y su ya clásico El héroe de las mil máscaras.

De hecho, las primeras películas pueden leerse como un fantástico curso de introducción al esoterismo y el estudio de las religiones comparadas. Gracias a los personajes y situaciones reconocibles en la saga es más sencillo explicar ciertos conceptos sobre MAGICK, que un mago ha definido como aquellos procedimientos capaces de modificar la conciencia. Si lo piensan, suena casi como un truco jedi.

1. No ignores el llamado

En Episodio IV, Luke es salvado de una emboscada por el anciano eremita "Ben" Kenobi. Sólo después de que el mensaje de auxilio grabado en R2-D2 es entregado, Ben se revela como el último de una larga estirpe de guerreros cuya línea incluye al padre de Luke (a quien este no conoció) y a Luke mismo. Los jedi deben acudir al llamado, pero Luke sigue pensando en sí mismo como una persona común de Tatooine. Sólo después de que encuentra a su familia aniquilada, Luke siente que no puede declinar el llamado. Pero ignorar el llamado de la aventura es también parte del monomito: es lo que encerró al Jonás bíbico en el vientre de la ballena para obligarlo a nacer esta vez y asumir su identidad de profeta, y lo que arroja finalmente a Luke Skywalker a asumir su lugar como caballero jedi, pero sólo después de asumir la verdad sobre sí mismo, sin importar cuán dolorosa pueda ser (anagnórisis).

2. El maestro aparece cuando el alumno está listo

La iniciación es el movimiento por el cual el aprendiz atraviesa un umbral definitivo, dejando atrás las asociaciones dañinas y las cáscaras de su ser anterior. Es lo que ocurre cuando Luke encuentra a Yoda, el último gran maestro de la orden jedi, exiliado en un remoto planeta. En la mitología griega, el centauro Quirón es el "monstruo gentil" que se encarga de la tutela de algunos de los héroes más importantes, como Aquiles, Teseo, Jasón y Heracles; el aprendizaje no es sólo militar/guerrero, sino filosófico: el papel del gurú o del maestro, especialmente en las artes marciales de Oriente, está ligado a la instrucción filosófica y moral de los aprendices. A través del trato con el maestro, el héroe asume su lugar en una cadena de eslabones que lo asocia con todos los maestros pasados y futuros (gurú yoga).

3. Reconoce a tus aliados

La Fuerza y MAGICK tienen mucho en común: la intención no se "proyecta" en el mundo, sino que se fluye en consonancia con un proyecto del cual todo forma parte. Se trata de metáforas vivenciales del universo haciéndose consciente de sí mismo. ¿Cómo participar de ello? Reconociéndonos en los demás y aprendiendo de ellos. Al principio, Luke no confía demasiado en los piratas intergalácticos Han Solo y Chewbacca (una especie de traficantes y matones a sueldo), pero su participación en la rebelión permite destruir la primera Estrella de la Muerte. Un aforismo zen afirma: "la barca que te salva de la inundación bien puede tener un feo color".

4. Vuelta a la comunidad

El periplo del héroe tiene sentido cuando este regresa al punto de partida, llevando consigo un nuevo conocimiento, un elixir, un trofeo o, como Prometeo, el fuego robado a los dioses mismos. En el budismo, el Bodhisattva es un ser que ha pospuesto su propia liberación-iluminación para permitir que todos los seres se liberen también. Luke bien pudo haber desarrollado sus poderes jedi para ponerlos al servicio del enriquecimiento económico y político de los Sith, lo cual representa el ejercicio del poder egótico (para sí), a lo que se contraponen los jedis, quienes buscan acceder al poder para mantenerlo en equilibrio (es decir, para devolverlo al mundo o a la galaxia entera). Devolver el vellocino de Oro, cortar la cabeza de Medusa, bajar del monte Sinaí con las tablas de la Ley son algunas tareas que le tocan al héroe en su regreso al lugar de origen --mismo que puede retrasarse o tomar cauces inesperados, como la expedición de 10 años de Odiseo para volver a Ítaca.

5. El secreto de la fe: la victoria sobre sí mismo

Ni la Fuerza ni la magia se activan a través de un "intenso deseo", sino que el adepto, el neófito y el maestro mismo participan de un mismo orden de contingencias hasta que son capaces de ordenarlas en la consolidación de la voluntad bien dirigida, la "impecabilidad" que los guerreros samurái exigían de su propia conducta. Pero puede ocurrir que el alumno dude de la realidad que le presenta el maestro. Es el caso del evangelista Tomás, representado por Caravaggio hundiendo el dedo en la herida abierta de Jesús, y es el caso de Luke Skywalker en el planeta Dagobah, cuando falla en sacar su X-Wing del pantano. Yoda muestra que el obstáculo está en la mente, no en el mundo (al igual que la proverbial escena de la cuchara en The Matrix), y el mayor enemigo del héroe es su propia duda. Al ver su nave levitando por la sola voluntad del maestro, Luke dice: "No puedo creerlo", a lo que Yoda responde: "Es por eso que fallas" .

 6. El lado oscuro

Según Yoda, el miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y para el budismo, el sufrimiento es la cárcel de los propios deseos refractados turbiamente en el espejo del mundo. Puesto que deseamos, nos dolemos. Para el Buda, el dolor es parte de las condiciones samsáricas de existencia, pero el sufrimiento es opcional: en términos psicoanalíticos, hablaríamos de participación en el propio sufrimiento. Tomemos el ejemplo de Anakin Skywalker, el padre de Luke y señalado según diversos oráculos como el elegido para restaurar el equilibrio en la Fuerza. ¿Qué fue lo que le ocurrió para que terminase devorado por sus propios demonios? Fue incapaz de reconocer su propia furia y su propio miedo, por lo que sus peores temores se realizaron y lo volvieron presa de una venganza de proporciones galácticas. Darth Vader es precisamente el reverso infantil del maestro realizado: una coraza mecánica sin "contenido", donde incluso la voz traiciona. No son pocos los casos de tratos fáusticos donde el mago termina siendo esclavizado por el demonio que pretendía poner a su servicio (hybris).

7. La verdad está allá afuera

Al igual que Luke en Tatooine, es posible que el llamado te encuentre hasta en el último rincón del universo; pero seguirlo efectivamente puede llevarte a un largo peregrinaje. La metáfora del viaje no es sino seguir con el cuerpo una ruta de exploración interior: es necesario viajar para encontrar el lugar sagrado, la fuente de la eterna juventud, el oráculo, la santa reliquia, incluso el enemigo que nos dará nuestra propia medida (Don Quijote puede leerse como una respuesta demasiado postergada del llamado de la aventura). En la tradición ocultista que va de Hermes Trimegisto a Aleister Crowley, el mago siempre tiene algo de omnipresente. El iniciado se reconoce porque es justamente aquel que está en el lugar justo en el momento preciso, es decir, aquel que ha aprendido a vivir consigo mismo sin importar en qué esquina de la galaxia se encuentre.

 

Twitter del autor: @javier_raya

Así ve una mujer con sinestesia canciones de Jimi Hendrix, Radiohead, David Bowie y otros (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/27/2015

La sinestesia es de por sí fascinante, pero todavía más cuando se combina, como en este caso, con el rock y la música alternativa

La sinestesia es una de las condiciones neurofisiológicas más fascinantes que puede tener una persona. Como sabemos bien, se trata de una variación en la forma de percepción mediante la cual dos sensaciones se combinan en un mismo acto perceptivo. Las dos formas de sinestesia más comunes son las que involucran el sentido de la vista y el del oído, resultando en la capacidad de “oír colores” o “ver sonidos”.

Este es el caso de Melissa McCracken, una mujer sinestésica que recientemente fue buscada por el diario inglés The Independent para realizar un ejercicio interesante: saber cuáles son los colores de canciones emblemáticas en la historia del rock y la música alternativa desde la percepción de alguien con sinestesia.

Como vemos, no se trata de una metáfora, sino de algo real. La mayoría podría imaginar el color que le corresponde a una canción de Jimi Hendrix o qué tonalidad es la primera en la que piensa cuando escucha a los Smashing Pumpkins, pero la diferencia es que para Melissa esto no es una especulación sino su realidad cotidiana, lo cual da una autenticidad inigualable a los resultados obtenidos.

También en Pijama Surf: ¿Tú también eres capaz de ver sonidos? Descúbrelo en este video sinestésico