*

X

Esta técnica ancestral de ejercicios pélvicos hace palidecer a los Kegels

Por: pijamasurf - 03/09/2015

Conocida por diferentes nombres, la leyenda del pompoir parece salida de un manual antiguo de sexualidad y misticismo. Conoce más al respecto aquí

india20634

Probablemente has escuchado o leído algo sobre los Kegels, ejercicios intrauterinos para fortalecer el sexo femenino y, presumiblemente, lograr orgasmos de mayor intensidad. Si no has oído de ellos, probablemente practicas alguna variante del viejo "dentro-fuera-dentro-fuera", para utilizar la terminología de Alex DeLarge sobre el sexo: si es así, lo más seguro es que para ti el orgasmo sea un asunto de azar, de suerte o de probabilidad.

No busques más, porque resulta que existe una técnica llamada pompoir, que promete los beneficios y rigores de toda rutina de ejercicios, sólo que centrada en el área de los músculos pubococcígeos. Se conoce como "kabazza" en la tradición árabe, además de "tocar la flauta" o "el apretón de Singapur", y es un secreto a voces entre las más refinadas escuelas sexuales, desde las Devadasis hindúes hasta las geishas de Japón.

Se dice que fue desarrollada en la India hace más de 3 mil años y, como un montón de las cosas que aprendemos en internet, se ofrece en nuestros días como un webinar impartido por Denise Costa en el sitio Pompoir Book.

El pompoir consiste básicamente en diferentes tipos de movimientos vaginales que producen un tipo de orgasmo conocido como "uterino", además de ser increíblemente estimulante para el pene de la pareja. Se practica mejor con la mujer encima: no es necesario ningún movimiento del hombre, y de hecho la mujer puede permanecer inmóvil sobre él, mientras toda la acción se desarrolla a nivel muscular.

El arte del pompoir consiste en una conciencia sumamente desarrollada sobre los músculos vaginales, de manera que se puedan contraer y distender para apretar o expulsar el pene. También es posible aferrar con tal fuerza el pene que el hombre no podría sacarlo (gulp), así como acariciarlo, torcerlo, e incluso expulsarlo y "ordeñarlo". Se puede practicar a solas con la ayuda de dildos.

Según Costa, practicar pompoir puede ayudar a incrementar la duración y potencia de los orgasmos femeninos. Como cualquier rutina de ejercicios, el pompoir requiere constancia y dedicación, y se recomienda dedicar al menos 1 hora diaria, ya sea con pareja o utilizando pelotas, vibradores o cualquier fuente de resistencia.

A decir de la terapeuta, la razón por la que no se escucha más a menudo del pompoir, los Kegels o los ejercicios pélvicos es la misma por la que el gran público ignoró durante siglos la existencia del punto G: ignorancia y vergüenza. La maravilla de vivir en el siglo XXI es que las mujeres no tienen por qué esperar a estar embarazadas o a tener problemas ginecológicos para desarrollar la fuerza pélvica.

¿Es Alexandra Kosteniuk la jugadora de ajedrez más sexy del mundo?

Por: pijamasurf - 03/09/2015

Con 30 años de edad, Alexandra Kosteniuk es una de las mujeres más atractivas del mundo de los escaques

 phpVJJkb8

La inteligencia, dicen algunos, es el primer afrodisíaco, y aunque esto es algo que sólo puede comprobarse en la práctica, de entrada podemos aceptar que, cuando en una persona se combinan los atributos físicos con los intelectuales, sin duda sintetiza dos de las cualidad más preciadas en muchos de los contextos culturales que reinan en el planeta.

Este es el caso de Alexandra Kosteniuk, ajedrecista que ha sido ya campeona mundial y cuya belleza perturba el mundo de los escaques y los enroques. 

Nacida en Perm, Rusia (cerca de los Montes Urales), en 1984, Kosteniuk comenzó a jugar ajedrez desde los 5 años gracias a las enseñanzas de su padre. Su primer triunfo llegaría a los 17, cuando derrotó a la china Zhu Chen en el Campeonato Mundial de Ajedrez Femenil de 2001.

kosteniuk

A partir de entonces su carrera iría en ascenso, conquistando títulos en su natal Rusia, en Europa y en campeonatos internacional de especial renombre (por ejemplo, el torneo Chess960, creado por el legendario Bobby Fischer, en el cual fue la primera mujer en llevarse el primer puesto). Hasta ahora su mayor triunfo fue haber derrotado en 2008 a Hou Yifan, una joven jugadora que se considera un prodigio del ajedrez y que entonces contaba con 14 años de edad.

Ahora, si bien puede apreciarse algo de ligereza y sensualidad en el mundo ajedrecista, lo cierto es que tampoco deja de llamar la atención que en algunas de sus actitudes Kosteniuk denota un cierto complejo de playmate, una veta condensada en algunas de sus más atrevidas photoshoots.  

En todo caso y por su juventud, la “Gran Maestra” se permite decir que el ajedrez es cool y que “la belleza y la inteligencia pueden ir juntas” —consideración esta última que, como una especie de mate, no podemos más que aceptar con resignación, pero al mismo tiempo, celebrando que algo así exista en nuestro mundo.

ak10