*

X

11 maravillas naturales destruidas por (los humanos y) el calentamiento global (FOTOS)

Por: Javier Raya - 03/27/2015

El planeta está cambiando

Se suele decir que la acción humana sobre el planeta ha provocado la extinción de especies y la erosión de muchas zonas naturales... lo cual sin duda es cierto. Pero lo que suele dejarse de lado es el hecho de que, como todo ser vivo, el planeta también está cambiando. 

La naturaleza ha sido vista desde la religión y la ciencia como una encarnación de algún tipo de orden, divino o biológico, el cual debe ser preservado de la acción humana; pero esto sólo pone de manifiesto el gran crédito que la humanidad se da a sí misma en su papel de destructor/conservador de un hipotético "equilibrio".

Bien mirada, la historia del planeta ha sido de grandes cambios y catástrofes cíclicas seguidos de algunos millones de años de estabilidad. Es en uno de esos períodos de estabilidad (un período breve e irrelevante en términos geológicos) donde la vida y la cultura humana han florecido. 

Es probable que el exceso de emisión de gases producto de la combustión y el deterioro medioambiental producido por la acción humana hayan contribuido a desgastar muchas zonas del planeta... Pero la impunidad de nuestras acciones no será total. El ser humano es una maravilla y una anomalía de la evolución, pero no puede erradicar por sí mismo la vida.

La vida (esa es la enseñanza secreta de Jurassic Park, ese auto de fe evolutivo) siempre se abre camino.

 

Regula tus niveles de melatonina con la luz de esta lámpara

Por: pijamasurf - 03/27/2015

Luminarium surge para imitar la luz del Sol y regular los niveles de melatonina que perdemos bajo el influjo de la luz artificial

 luminarium-1

Uno de los grandes problemas de la modernidad es que hemos olvidado cómo vivir bajo los ciclos normales del día y la noche. La iluminación artificial, tan imprescindible en estos tiempos, modifica nuestra secreción de melatonina (la hormona que regula nuestro ciclo de sueño) hasta llegar a causarnos daños físicos o emocionales (como depresión o insomnio). Pese a que volver a vivir bajo un ciclo natural es casi imposible de realizar, el diseñador italiano Stefano Petregato ha creado una alternativa que promete conciliar esta dicotomía.

Luminarium es una lámpara que replica el movimiento del Sol en ciclos de 12 horas. Cuando “sale el Sol”, tres bulbos fluorescentes recrean la calidez y el brillo del amanecer; en el transcurso del día, la luz cambia de cálida a fría hasta alcanzar su punto más alto y luego vuelve a cambiar a tonos cálidos mientras "el Sol se mete”. Petregato lo llama “halo de luz”, y es, en efecto, una bellísima representación de la esfera solar en movimiento dentro de una habitación. La función de la lámpara es precisamente regular los niveles de serotonina que produce el cuerpo bajo la luz natural y evitar el mal funcionamiento de nuestros niveles de hormonas.

Además de ayudar al cuerpo a regresar a la naturaleza sin dejar la vida de oficina o los horarios personales de vigilia, Luminarium es un objeto elegante y delicado que abastece de sol tu espacio.