*

X

Pilotos de Instagram "ponen en riesgo" a la tripulación para lograr imágenes increíbles (FOTOS)

Por: pijamasurf - 12/15/2014

Las imágenes tomadas desde la cabina de un avión son a la vez extraordinarias e ilegales, según cualquier regulación aeronáutica vigente

landing

Aunque sepamos que es más probable morir de un choque de autos, a mucha gente sigue dándole miedo volar. Durante varias horas vamos viendo las nubes como seguramente sólo las vio Dios antes de la existencia de los aviones, y confiamos ciegamente (no tenemos opción) en que los pilotos y personal de las aerolíneas son profesionales del aire que nos llevarán a buen resguardo de un lugar del mundo hasta otro. ¿Pero qué ocurre en la cabina de control mientras nosotros vemos una película, leemos o rezamos para llegar pronto a nuestro destino?

Una detallada investigación de Quartz ha revelado una inquietante (y hasta cierto punto, inofensiva) realidad de las aerolíneas comerciales, al recabar imágenes tomadas por pilotos y personal de aerolíneas durante el despegue, el vuelo mismo o el aterrizaje de los aviones.

landing4

Por una parte, es cierto que los pilotos tienen una vista privilegiada del cielo: atraviesan "en primera persona" las nubes, la línea de sombra del amanecer y el atardecer, y --como describió un piloto-- se sienten "como dioses" al surcar el viento a 900 km/h, con una responsabilidad enorme sobre la vida de cientos de pasajeros; por otro lado, las leyes de aviación comercial de Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea son muy rigurosas en cuanto al uso de smartphones y aparatos electrónicos a bordo de la aeronave.

Si los pasajeros deben poner sus dispositivos en modo de avión, ¿por qué los pilotos se toman selfies y las postean en sus redes sociales?

landing2

A través de hashtags como #pilotlife, #pilotsview, #cockpitview o #igpilotsoftheweek, Quartz encontró cientos de imágenes subidas a Instagram de la vida de pilotos, que además de ser fascinantes desde el punto de vista estético, son evidencia de que las leyes de aeronáutica civil son discrecionales y, hasta cierto punto, pueden poner en riesgo la integridad de la aeronave.

Los pocos pilotos que declararon a la publicación arguyeron las largas horas de aburrimiento e inacción a las que deben someterse, especialmente en vueltos intercontinentales; sin embargo las regulaciones son claras: ningún miembro de la aeronave debe distraerse de sus vitales funciones de monitoreo.

landing3

El asunto no involucra solamente a los pilotos (#pilotlife) sino también a los miembros de la cabina (#crewlife) y a los empleados de los aeropuertos (#ramprat), quienes a menudo también taggean el avión en el que trabajan (#crj700, #b747, etc.)

¿Las aerolíneas deberían penalizar a los pilotos, los comités de aviación civil deberían penalizar a las aerolíneas, o todos deberíamos disfrutar y dar Like a las impactantes imágenes que toman los miembros de la tripulación a más de 3,000m sobre el nivel del mar?

Conoce la técnica de interrogación 14 veces más efectiva que la tortura

Por: pijamasurf - 12/15/2014

El humor relaja el ambiente, por lo que el detenido puede olvidarse --hasta cierto punto-- de que está siendo interrogado

RTRA93K

El refrán dice que se cazan más moscas con miel que con vinagre; y en el caso de la CIA y el siniestro reporte de sus métodos de tortura, publicado la semana pasada, la amabilidad y la empatía son técnicas de control y manipulación mucho más efectivas que la tortura, para obtener información comprometedora. 

La CIA se ha abstenido de usar esta técnica secreta en lugares como Guantánamo y Abu-Ghraib, pero establecer vínculos casuales entre el interrogador y el sospechoso, compartir algo de información personal, hacer algunos chistes, e incluso servir un poco de té, resulta hasta 14 veces más efectivo para obtener información.

Éticamente, el método de la amabilidad sigue siendo una forma de coerción y manipulación psicológica; preguntarnos si esta técnica es preferible a la de las brutales torturas a las que la CIA y otras agencias de inteligencia someten a sus sospechosos es como preguntarse si prefieres hervir en aceite o saltar del sartén, pero la tortura sigue siendo una realidad indudable: un estudio mostró que de 30 detenidos por ser sospechosos de terrorismo, uno de cada cinco sufrió alguna forma de tortura física o psicológica durante el interrogatorio.

Pero el estudio (publicado en Applied Cognitive Psychology) también descubrió que cuando el interrogatorio se ejecutaba desde una óptica empática y personal, los sospechosos cantaban más fácilmente. El término técnico con que los investigadores se refieren a las técnicas coercitivas y barbáricas de interrogatorio es: contraproducente.

Este acercamiento "empático" puede comenzar con el interrogador expresando preocupación por el/la detenido, expresando simpatía abiertamente por él/ella frente a otros miembros del equipo de seguridad, y utilizando humor. El humor relaja el ambiente, por lo que el detenido puede olvidarse de que está siendo interrogado sin una orden dictada por un juez, y comenzar a hablar de su serie de televisión favorita.

De hecho, un interrogador (identificado sólo como "Andrew") que operó en el ejército de Estados Unidos durante 2009 y 2010 en Irak cuenta que logró sacarle información a un detenido hablando de la serie 24. Aunque la empatía sea teatralizada, el detenido la vive como real:

Utilizamos técnicas que manipulan a la gente, pero no los lastimamos física o psicológicamente. Se dan cuenta de que esta no es la fachada del gringo malo que les han hecho creer. Les cambia la perspectiva, y de algún modo también la actitud hacia sus organizaciones, y piensan '¿Por qué me mintieron?' .

Luego de eso, comparten más fácilmente sus secretos con nosotros.

La carta fuerte, desde el punto de vista del interrogador, es que la empatía no atenta contra los derechos humanos. Sólo queda preguntarnos si este tipo de manipulación no debería ser considerada también como tortura en las legislaciones futuras: la palabra, después de todo, sigue siendo más poderosa que la fuerza bruta.