*

X

Time-lapse muestra la belleza psicodélica de los arrecifes de coral como nunca la habías visto

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 12/17/2014

La psicodelia fluorescente de los lentos, casi pétreos animales submarinos que forman el profuso bosque del Gran Arrecife de Coral nos hace deleitarnos (derritiéndonos con el color y la forma)

No hay manera de describir estas imágenes más que recurriendo al lenguaje poético, a seguir la explosión de colores y formas simétricas con espejos de palabras. El video Slow Life, del fotógrafo Daniel Stoupin, retrata la vida marina del Gran Arrecife de Coral de Australia, un gigantesco animal colectivo que es también un bosque submarino que alimenta a millones de animales. Un santuario psicodélico de árboles petrificados de diamantes y zafiros, de animales que se vuelven flores, lentamente moviéndose con las olas. En otro tiempo, bajo otra conciencia y una mirada más atenta, este reino de Cnidaria --pólipos, medusas y scleractinia-- se revela con su esplendor alienígena o íntimamente extraño y sideral.

Un fondo de cristales bioiridiscentes, un piso marino tapizado de joyas que son eclosiones de flores cósmicas envueltas en una gelatina psicodélica como la que se podría encontrar en el útero de una galaxia espiral, brotes de algas como protoplanetas, polvo y gas estelar teñido por un pigmento de alcaloides, estatuas animistas en las que destella la superespectral paleta del pintor de los mundos celestiales... Surge esta sensación de que lo que vemos en el fondo del océano tiene una conexión estética y hermética con las imágenes que nuestra tecnología o nuestra alma en su vuelo onírico pueden capturar en el cosmos, en la profundidad del espacio, mirando el cuerpo distante del universo en su radiante desnudez macroscópica. Al magnificar la vida submarina podemos ver que estas imágenes son parte de una poderosa fauna psíquica, de una inspiración vital al encontrar la belleza y la seducción de lo extraño: las imágenes que se inyectan en nuestro iris (y se mezclan en una alberca de nuevas flores y galaxias) se convierten en tesoros platónicos que podemos llevar con nosotros como un visor onírico buceando la realidad.

 

 

 

5 grandes personajes que alcanzaron el éxito de la mano de psicodélicos

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 12/17/2014

Estas 5 figuras aprovecharon las bondades de los psicodélicos para superar barreras culturales y alcanzar notables éxitos

 Screen Shot 2015-01-29 at 11.12.21 PM

Además de su asociación tradicional con el "mal", la locura y frecuencias similares, perspectiva promovida en la cultura pop por propaganda mainstream, el uso de psicodélicos también se ha conectado con algunas valiosas cualidades. Por ejemplo, la gente que se interesa por este tipo de experiencias psicoactivas quizá es más propensa a innovar, ya que su búsqueda y sus vivencias responden a cuestionar los límites predispuestos de la realidad, o como en el caso de un estudio realizado por un investigador de la London School of Economics, que determinó que la gente más inteligente tiende a sentirse atraída por el tipo de experiencias que estas sustancias proveen.

En todo caso vale la pena enfatizar en que, como prácticamente cualquier otro fenómeno o acción en la vida, el consumo de psicodélicos no es negro ni blanco, absolutamente benéfico o inevitablemente dañino. Lo que parece difícil de cuestionar tras analizar la historia es que su gama de grises sugiere un rol bastante interesante en el desarrollo de la mente colectiva. Aunque es un ejercicio esencialmente especulativo, existen buenas razones para pensar que sin la injerencia de los psicodélicos en la historia humana las cosas no serían lo mismo que hoy, y hay buenas posibilidades de que el panorama sería menos rico que el actual –lo que sea que eso signifique.

Screen Shot 2015-01-29 at 11.13.28 PM

Dejando a un lado ideologías o posturas personales, parece que al hablar de la influencia de los psicoactivos en la sociedad actual es buen recurso detectar algunas de las figuras culturalmente más significativas que no sólo triunfaron en sus respectivos rubros sino que, de acuerdo con ellos mismos, atribuyen una parte importante de su filosofía existencial, y por lo tanto de su éxito, al haberse encontrado con estas sustancias. 

Cary Grant

El hípercarismático actor hollywoodense, que utilizó recurrentemente el LSD con fines terapéuticos, declaró sobre sus encuentros esto: "Al fin estoy cerca de la felicidad. Me quería deshacer de todas mis hipocresías. Quería trabajar los sucesos de mi niñez, la relación con mis padres y mis exmujeres. Y no quería pasar años en análisis".  

Steve Jobs

El arquetipo encarnado del emprendedor ambicioso y creativo, Steve Jobs, cofundador de Apple y una de las mentes más intrigantes de la revolución internetera, encontró en el LSD un buen consejero para desbordar los límites de lo establecido y luego monetizarlo de manera avasalladora: "A lo largo de ese periodo de tiempo (1972-72) usé LSD 10 o 15 veces. Ingería el LSD en un cubo de azúcar o en su modalidad sólida, en forma de gelatina. Generalmente lo tomaba cuando estaba solo. No tengo palabras para explicar su efecto en mí, sin embargo, puedo asegurar que la experiencia cambió mi vida y celebro haberme enfrentado a esa experiencia". 

Jack Nicholson

La sonrisa más perturbadora y mejor lograda de Hollywood también sostuvo encuentros fundamentales con el LSD. Nicholson asegura que la primera vez que vio a Dios fue durante su primer viaje en ácido. Y tras advertir: "No abogo nada por nadie", también ha confesado que sus experiencias con esta sustancia marcaron significativamente su vida.  

Susan Sarandon

Una de las mejore actrices hollywoodenses recurrió a los hongos alucinógenos y, posteriormente, a la ayahuasca, para diseñar su existencia. "He consumido hongos y ayahuasca [...] Estas experiencias te recuerdan tu lugar en el universo y dan una nueva perspectiva a las cosas. Creo que puedes tener experiencias absolutamente profundas".

Francis Crick

Este científico, que junto con otros dos investigadores descubrió el ADN, compartió el hecho de haber experimentado con LSD mientras trabajaba en la develación de la estructura molecular de nuestro código genético. De acuerdo con Alternet Crick le confeso a un amigo cercano, Dick Kemp, que de hecho percibió la estructura de doble hélice (que corresponde a nuestro ADN) mientras viajaba en LSD.