*

X

Abuela de 92 años es experta cocinera de cannabis comestible

Por: pijamasurf - 12/20/2014

Su familia no encontró alivio en los medicamentos tradicionales, por lo que decidieron dar un paso a la experimentación cannábica como vía terapéutica

Ella es Aurora Leveroni, conocida entre los blogs cannábicos como "Nonna Marijuana". Esta abuelita italiana de 92 años hornea deliciosos pastelillos y es una consumada cocinera, pero el ingrediente secreto la distingue de la "típica" abuela: sus recetas están hechas a base de cannabis.

"Nonna Marijuana" también cultiva distintos tipos de cannabis en su casa, al norte de California. Su menú casero incluye diferentes platillos italianos sazonados con cannabis. ¿Y por qué esta abuela decidió experimentar con tan polémico ingrediente? Su hija, Valerie, sufrió desde muy joven ataques epilépticos que la forzaban a tomar grandes cantidades de medicamentos. Ahí comenzó la fase de reeducación.

Nonna y su hija se acercaron a la cannabis buscando alivio para los constantes ataques. Luego de comenzar a autoadministrarse cannabis, los ataques se redujeron dramáticamente. Valerie cuenta así su historia:

Sufría de un número considerable de ataques todos los días, y el montón de pastillas farmacéuticas que tomaba no hacían ninguna diferencia. Estaba desesperada, así que comencé a experimentar con marihuana medicinal y en unas 3 semanas y media noté una diferencia en mis ataques. Dejé de tomar las pastillas y comencé a hablar de la cannabis como si fuera medicina.

Valerie es una de las fundadoras de la WAAM (Alianza de Hombres/Mujeres a favor de la Marihuana Medicinal), la cual tuvo un importante papel en la legalización de la marihuana médica en California. En el video anterior se puede conocer un poco más de su historia.

Bonus track (no relacionado con Nonna Marihuana, pero que nos pareció divertido), ilustración de @molgh:

Conoce cómo Kentucky Fried Chicken se volvió sinónimo de Navidad en Japón

Por: pijamasurf - 12/20/2014

La Navidad es la menos japonesa de las fiestas, pero la famosa cadena de pollo frito logró exportarla gracias a un concepto bien pensado y ejecutado (a pesar de que eso no mejore los reclamos en su contra por maltrato animal)

kfc

La Navidad no es una fiesta típicamente japonesa, pero Kentucky Fried Chicken ha logrado volverse sinónimo de la misma (como Coca-Cola de este lado del mundo) en el país nipón gracias a una exitosa y longeva campaña de publicidad lanzada en 1974. La página de la compañía incluso coloca un contador para marcar los segundos: no pueden esperar a que la Navidad (y los compradores) llegue.

“Kurisumasu ni wa kentakkii!” (Kentucky for Christmas!) fue lanzada en 1974 y ha logrado tal tracción que la gente hace reservaciones y filas de hasta 2 horas para comprar cenas de Navidad que incluyen el famoso pollo frito de receta secreta, además de pastel y champaña, todo por unos $40 USD.

Sólo 1% de los japoneses son cristianos y encontrar pavo para Navidad es casi imposible pero, desde que la primera sucursal de KFC abrió en Nagoya en 1970, la expansión del mercado de comida rápida pegó muy fuerte en la isla. La cadena de pollo (que cuenta con una negra leyenda debido al trato inhumano que reciben los pollos en sus empacadoras) siguió una exitosa estrategia de tropicalización y adecuó su identidad corporativa para los gustos japoneses.

KFC reporta sus mayores ventas alrededor de Navidad, al menos en Japón, demostrando que lo que conocemos como "tradición" muchas veces no es sino una estrategia de mercadotecnia bien implementada; la plasticidad del capitalismo puede adecuar virtualmente cualquier producto a cualquier público, e incluso puede venderle comida horrible a un país con una oferta gastronómica tan exquisita como Japón.