*

X
Un triunfo simbólico que podría ser parte una ola nacional de legalización de la cannabis en Estados Unidos; Alaska y Oregon también legalizan marihuana recreacional

legalize. 

Activistas pro marihuana deben estar celebrando en Estados Unidos luego de que la elección de este pasado martes votara a favor de la legalización de la marihuana de uso recreacional en los estados de Oregon, Alaska y en la capital de la nación, Washington D.C. Adicionalmente, Guam votó a favor de la marihuana medicinal, convirtiéndose en el primer territorio anexado a Estados Unidos en aprobar una medida antiprohibición.

Diferentes medios coinciden en que el verdadero ganador de las elecciones fue la marihuana, en lo que marca ya una clara tendencia hacia la aceptación de esta planta dentro de la sociedad estadounidense.

En Washington D.C. se aprobó la Iniciativa 71, que permite la posesión de hasta 2 onzas y el cultivo en casa de seis plantas de cannabis para uso personal. La aprobación en la capital señala un vuelco simbólico y un avance sustantivo en materia también de justicia social, ya que la llamada "guerra contra las drogas" tiene un carácter racial, siendo las minorías afroamericanas e hispanas las que más son encarceladas sólo por fumar marihuana.

En Alaska y Oregon se aprobaron leyes similares a las que fueron aprobadas un año antes en Colorado y Washington, los dos primeros estados en legalizar la marihuana recreacional. Siguiendo el ejemplo de estos estados se espera que en los próximos años siga una ola de legalización. Sin embargo, la legalización a nivel federal está aún muy lejos, ya que intervienen factores políticos acendrados ligados a la guerra contra el narco y al aparato bélico-económico basado en el encarcelamiento, lavado de dinero y venta de armas en el cual participan no sólo los "narcos", sino también los bancos y los gobiernos. Sin embargo, el ejemplo a nivel "local" es un posible parteaguas.

 

Periodista de CNN revela cómo los gobiernos pagan a los medios para que falsifiquen noticias

Política

Por: pijamasurf - 11/06/2014

Amber Lyon revela cómo las cadenas de noticias reciben pagos de los gobiernos para que realicen coberturas favorables y avancen estrategias de propaganda

La periodista ganadora del Emmy, Amber Lyon, se ha convertido en una  importante "whistleblower", denunciando el aparato de propaganda de los mass media. Lyon renunció a CNN luego de que su reportaje sobre las atrocidades del régimen de Bahrain no fuera transmitido en CNN Internacional debido a presiones del gobierno de Bahrain. La periodista se enteró luego de que este país pagaba fuertes cantidades a CNN para que fuera representado bajo una luz favorable. 

El documental de Amber Lyon iRevolution había reportado las atrocidades en Bahrain, incluso había sufrido una detención y arriesgado su integridad. Este documental costó más de 100 mil dólares, una cantidad elevada en comparación con la mayoría de los reportajes periodísticos; pese a eso, no salió al aire. Habiendo visto en carne propia lo que ocurría en este país del Medio Oriente, Lyon claramente notó que la cobertura que transmitía cotidianamente CNN era completamente falsa.

Lyon cree que países como Bahrain pagan millones de dólares para mostrar contenido que es supuestamente objetivo y que no tiene una agenda política. Esto es algo que ocurre comúnmente: infomerciales para dictadores. Pero también para promover los nuevos movimientos en la estrategia geopolítica de Estados Unidos.

En el video de RT vemos cómo CNN edita los acontecimientos políticos para avanzar una propaganda bélica. Vemos la diferencia con la que se cubren los discursos de Benjamin Netanyahu y Mahmoud Ahmadinejad  en la ONU, con un claro sesgo a favor del primer ministro de Israel. "Me preocupa que se pastoree a los ciudadanos a un nuevo conflicto a través de coberturas selectivas... Ahmadinejad en realidad estaba diciendo que había caminos para la paz, pero esto fue omitido por CNN. A la vez se refuerza el mensaje prefabricado esto con películas como Argo que crean una propaganda bélica en favor de ciertos intereses"... Se trata de una retórica "que lleva a la guerra como ocurrió con el discurso de 'armas de destrucción masiva'", el cual se utilizó para lanzar la guerra contra Irak.

Los hechos que ha observado Lyon en CNN son la norma y no la excepción, especialmente en países como México donde el presidente tiene fuertes lazos con la televisora más importante del país.