*

X

"Chaos Edition": la versión psicotrópico-iniciática de Super Mario 64 (VIDEO)

Por: pijamasurf - 11/11/2014

Kaze Emanuar introdujo una nota de caos a la predictibilidad de Super Mario 64 al añadir parches aleatorios de código, que modifican radicalmente la experiencia de juego. Una celebración del fontanero que ha comido más hongos mágicos que nadie

Regresar a las viejas consolas es un placer complejo. Muchos jugamos Super Mario 64 durante las navidades (los más afortunados, durante el verano) de 1996, hace casi 20 años. Si hay alguien predecible --no importa con qué disfraz-- ese es Mario, y podemos seguirlo disfrutando en iteraciones contemporáneas, pero tenemos también una memoria compartida: Mario es un ícono de infancia y adolescencia en constante renovación.

super mario chaos edition

18 años después, el code artist Kaze Emanuar introdujo una nota de caos a la predictibilidad de Super Mario 64 al añadir parches aleatorios de código, que modifican radicalmente la experiencia de juego, transformándola en una experiencia contemplativa y paradójicamente interactiva: tú tienes un control, pero el caos juega del otro lado. El caos no pretende ganar ni perder: es sólo caos.

Para Emanuar, "esto da como resultado un juego muy divertido, inestable y frustrante", exactamente lo contrario a lo que se espera de un buen juego. Sin embargo, desde un punto de vista más riguroso, el caos es precisamente esta inestabilidad. Como buen trickster, el programador es un sabio disfrazado de charlatán: "No se lo tomen muy en serio y no traten de lograr ningún progreso en el juego. No lo lograrán".

Super Mario Chaos Edition puede descargarse aquí.

Este artista extrajo la esencia real de la Coca-Cola en una instalación

Por: pijamasurf - 11/11/2014

Filtrar una botella de Coca-Cola para extraer "lo real" (el agua) es la apuesta de este artista y su instalación contra el poder eco-corporativo

the_real_thing_distilling_3563

Desde 1969, uno de los lemas comerciales de Coca-Cola ha sembrado un significado dudoso a las palabras "real" y "cosa": The Real Thing, corbata de Coca-Cola, es un ícono demasiado cercano, demasiado visible y tal vez demasiado planetario como para notar aún su particular atracción. Este artista extrajo la esencia real de la Coca-Cola en una instalación.

El artista Helmut Smits se puso la misión de mostrar lo real dentro de la cosa real, o al menos de crear una instalación que "deconstruyera" la impura realidad de la soda, devolviéndole su pureza real: The Real Thing, la versión de Smits del slogan, es una instalación que transforma una botella de Coca-Cola en unos cuantos mililitros de agua mediante un procedimiento simple pero simbólicamente poderoso.

the_real_thing_distilling_3603

"Soy muy crítico con las grandes compañías, así que claro, Coca-Cola es la compañía más grande de todas, y en ese sentido son inspiradores". Su metodología de trabajo consiste en elegir un asunto y tratar de observarlo desde la perspectiva de un extraterrestre, un procedimiento que recuerda al del extrañamiento de los formalistas rusos pero aplicado a las nociones simbólicas más cotidianas, no sólo a la literatura.

The Real Thing tiene también algo de protesta, pues es una oportunidad para dimensionar la forma en que el neoliberalismo establece nuevos significados y poco a poco transforma al mundo en una versión corporativa de "lo real". Sorprende, por ejemplo, que en ciertos países de África, Asia y América es más sencillo (y barato) conseguir Coca-Cola que agua limpia. La empresa sostiene este estado de cosas a través de programas como el Water and Development Alliance (WADA) para llevar agua limpia y servicios sanitarios a millones, mientras sigue llenando de azúcar las venas de los mexicanos y sorteando impuestos con versiones más pequeñas de sus productos.

Smits concluye: "Así que me puse a ver una Coca-Cola, pero como si nunca la hubiera visto antes. Y luego miré esta agua sucia, café. Era lógico filtrarla para extraer agua limpia".