*

X

40 cosas que necesitas saber de los próximos 40 años

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/15/2014

Energía a través de espejos, espinacas en rascacielos, edificios de lodo, el gobierno del arte, virus que construyen máquinas, etc, son algunas de las proyecciones que hace The Smithsonian.

La revista del Smithsonian celebra sus 40 años con esta lista de 40 cosas que sucederán en los siguientes 40 años. Algunas son bastante orientadas a Estados Unidos (y difícil de traducir); otras un poco tontas, pero algunas además de ser divertidas nos motivan a pensar y a imaginar el futuro como un especie de espagueti tecnoverde del cual, si queremos salir adelante, tendremos que hacerlo como el barón de Munchausen...

1. Edificios sofisticados serán hechos de lodo.
2. Los corales serán devastados.
3. La nueva pesca del día: las medusas.
4. Los coches nuevos serán gratis.
5. La industria generará energía en el espacio.
6. Los ostiones salvarán a los lobos del cambio climático.
7. 2 mil nuevas especies de mamíferos serán descubiertas.
8. El delfín más raro del mundo será una celebridad.
9. Los campesinos plantarán espinacas en los rascacielos.
10. La nación afrontará las pruebas del nuevo siglo.
11. Heartland volverá a surgir.
12. El máximo problema en Estados Unidos: la movilización de las clases sociales hacia arriba.
13. Para el 2050, uno de cada tres niños en EUA será de origen latino.
14. La tercera guerra mundial empezará en el espacio.
15. La mayoría de los estadounidenses teme por la salud del planeta.
16. Más personas tendrán hambre.
17. Un grano ancestral, el fonio, combatirá el hambre.
18. Afganistán está en riesgo de mantenerse en conflicto por 40 años.
19. Calamares fluorescentes llevarán a nuevos antibióticos.
20. Trabajadores de la salud erradicarán la malaria.
21. Podremos volver a crecer nuestras extremidades.
22. Astrónomos descubrirán vida más allá de la Tierra.
23. ¿Cómo combatiremos el destino de los dinosaurios? Telescopios.
24. Escaneos cerebrales iluminarán la mente de los niños.
25. Los artistas gobernarán el mundo.
26. Los novelistas necesitarán un nuevo aparato para generar temas.
27. Cada quien hará su propia música.
28. Secretos revelarán si JFK estaba "vacío" de joven.
29. James Cameron seguirá haciendo películas a los 96.
30. La comedia "stand up" dejará de existir.
31. Los jóvenes nativo americanos revivirán su cultura.
32. Las relaciones entre EUA y los musulmanes mejorarán.
33. La evolución continuará en reversa, dicen los humoristas.
34. Un laboratorio médico cabrá en una estampa postal.
35. Los virus ayudarán a construir máquinas.
36. Adios stereos, hola acústica hiperreal.
37. La electricidad será cultivada de tu piel.
38. Energía crucial será generada con espejos.
39 Tu regrigerador conversará contigo.
40. La lectura será una actividad atlética.

 

Vía Smithsonian Mag

Nuestro mundo podría ser la proyección holográfica en 3D de fenómenos cuánticos bidimensionales que ocurren en el horizonte cosmológico del universo.

La posibilidad de que la realidad que experimentamos no sea más que un holograma proyectado desde el horizonte del universo podría resultar difícil de aceptar para muchos de nosotros que nos consideramos seres "reales" y que percibimos el mundo como algo que tiene existencia autónoma e inmediata. Resulta difícil de creer que hoy desayunaste panqueques de frambuesa debido a algo que sucedió en el horizonte cosmólogico del universo... y, sin embargo, una de las explicaciones más plausibles de la cosmología cuántica actual para resolver el proplema principal de la física, conciliar la teoría de la relatividad con la mecánica cuántica, es, junto con la teoría de las supercuerdas, la teoría del principio holográfico.

Los hologramas que encontramos en tarjetas de crédito o billetes están contenidos en películas de plástico bidimensional. Cuando luz se refleja en ellos, se recrea la apariencia de una imagen en 3D. Al principio de la década de los 90, Leonard Susskind y el nobel Gerard Hoof't propusieron que el mismo principio podría aplicarse a todo el universo. Nuestra experiencia cotidiana tridimensional en sí misma podría ser una proyección holográfica de algo que está sucediendo en una distante superficie bidimensional.

La idea de Susskind y Hooft nació del descubrimiento del físico Stephen Hawking de la radiación que lleva su nombre. Hawking mostró que los agujeros negros emiten una radiación lenta que eventualmente hace que desaprezcan. Es decir, emiten información, y sin embargo, la información en el universo no debería de destruirse. Esto es conocido como la "paradoja de la información de los agujeros negros".

El físico Jacob Bekenstein descubrió que la entropía -lo que es igual al contenido de información- de un agujero negro es proporcional al área de la superficie de su horizonte de sucesos (la frontera del tiempo-espacio de algo que puede afectar nuestro universo). Se ha demostrado que ondas cuánticas en la superficie del horizonte de sucesos de un agujero negro, que sería como la superficie de un holograma, pueden codificar la información adentro del agujero negro, así que la información no desaparece cuando éste desaparece. Esto muestra que toda la información en 3D de una estrella puede estar codificada en la superficie de un agujero negro subsecuente.

Aún más significativo podría ser lo propuesto por el físico Craig Hogan del Fermilab. En los últimos años el GEO600, un detector de 600 metros en Hannover, Alemania, ha estado buscando ondas gravitacionales producidas por objetos astronómicos superdensos como estrellas de neutrones y agujeros negros. El GEO600 no ha logrado descubrir estas ondas gravitacionales, pero inadvertidamente podría haber hecho uno de los más importantes decsubrimientos científicos de nuestra época.

Por meses los miembros del equipo del experimento del GEO600 habían estado intentando explicar un misterioso ruido detectado. Esto hasta que llegó Hogan, quien incluso había predicho la existencia de este "ruido". Según Hogan, el GEO600 se había topado con el limite fundamental del tiempo espacio, el punto en el que el tiempo espacio deja de comportarse como el continuum suave y fluído descrito por Einstein y en cambio se disuelve en granos, de la misma forma que una fotografía se disuelve en puntos si se hace un zoom profundo. Es decir, el universo, al límite, se pixelea.

Estaríamos viendo justamente los puntos, q-bits o píxeles, de la información proyectada que se percibe tridimensionalmente como la realidad tiempo-espacial del mundo. Esto sería la longitud de Planck, la escala mínima de la materia, la cual todavía no ha sido probada (es posible que no haya un fin al tamaño de una partícula, ésta podría ser infinitamente pequeña). La longitud de Planck es igual a 1.6 x 10-35 y está dada por el tiempo que tardaría un fotón en cruzar la distancia de la misma longitud de Planck. Es justamente la entrada al dominio de los fenómenos cuánticos, donde muchas de las leyes macroscópicas dejan de tener sentido.

"Podríamos tener nuestra primera indicación de cómo el tiempo-espacio emerge de la teoría cuántica", dice Hogan. Es decir el tiempo espacio, geométricamente equivalente al contenido de información del universo, podría ser la proyección holográfica de q-bits o unidades de Planck.

Una posibilidad de como se realiza esta proyección holográfica a la distancia es que nuestro universo sea no-local o que la emergencia de los estados físicos que experimentamos ocurra através de procesos de entrelzamiento cuántico. Una de las implicaciones no discutidas por los físicos de esta teorías es que de ser verdad esto podría significar que vivimos dentro de un mundo de realidad virtual.

LA TOTALIDAD IMPLICADA Y EL PARADIGMA HOLOGRÁFICO DE DAVID BOHM

Aunque la teoría de David Bohm no tiene que ver precisamente con el principio holográfico expuesto anterioremente, bohm fue el primero en utilizar la metáfora del holograma para describir la naturaleza del universo e intentar conciliar la realitividad con la mecánica cuántica. Bohm, quien al final de su vida vio su trabajo como físico reflejado en la filosofía oriental, se basa en el principio de que el universo que percibimos se ex-plica, o se desenvuelve, de una totalidad implicada de infinita energía e infinito potencial. Bohm concebía la totalidad implicada como un mar de energía inconmensurable, basándose en el cálculo de la energía del punto cero el cual muestra que existe más energía en un centímetro cúbico de espacio 'vacío' que en toda la masa del universo. Y que en realidad la materia no es una substancia condensada sino una forma de energía difusa que emerge de este mar de energía.

Bohm intentó mostrar que la totalidad de la información del universo estaba en cada parte del universo, de la misma forma que una imagen codificada en un hologram se proyecta en su integridad no obstante que el holograma sea dividido, solo que lo hace en menor definición. Algo similar ha formulado el físico Ervin Lazlo en su teoría del Campo Akashico.

"El Orden Explicado es el más débil de los sistemas de energía, resuena con y es una expresión de un orden de energía infinitamente más poderoso, llamado el Orden Implicado. Es el precursor del Explicado, la visión similar a un sueño o la presentación ideal de lo que se convertirá en un objeto físico. El Orden Implicado implica dentro de sí todos los universos físicos..." (Will Keepin sobre David Bohm).

Vía New Scientist