*

X

Malas noticias para los vegetarianos: las plantas sienten cuando se las están comiendo (VIDEO)

Por: pijamasurf - 10/29/2014

En esta nueva investigación queda claro que no solamente los animales son los seres sintientes del planeta; las plantas se incluyen también

Woman-eating-vegetables-595x357

Al parecer, es imposible comer cualquier cosa que arroje una sombra y no lastimarla. Después de ver los resultados de este estudio, muchos de los vegetarianos que gustan de vanagloriarse por no estar fomentando el sufrimiento resultan banales. Mientras su brócoli está quieto en su plato, este sabe bien que en cualquier momento será masticado.

Heidi Appel y Rex Cocroft, investigadores de la Universidad de Missouri, han demostrado que las plantas son capaces de sentir cuando están siendo ingeridas o lastimadas de cualquier manera. Incluso pueden reaccionar ante su inminente fin al activar ciertas defensas.

Para probar esto, los investigadores colocaron orugas sobre algunos berros (su alimento favorito), luego quitaron las orugas y a los berros les colocaron láseres y pequeños espejos que imitaban las vibraciones que emiten las orugas cuando se alimentan de ellos. Cuando los científicos después volvieron a colocar las orugas reales en las plantas, encontraron que la previa exposición a las “vibraciones de alimentación” resultaban en un incremento de aceites de mostaza: un químico que repela a muchas especies de insectos herbívoros.

En otras palabras, las plantas respondieron activamente a lo que percibieron como una amenaza inminente y activaron sus defensas. Y mientras desde hace tiempo se sabe que las plantas pueden comunicarse entre ellas, oler cosas y responder sorprendentemente a estímulos externos, esta es la primera vez que un experimento demuestra que responden a lo que Appel llama “una vibración ecológicamente relevante”.

Ello no significa que las plantas puedan sufrir como los animales lo hacen, pues no tienen sistema nervioso central. Pero la creencia en que los únicos seres sintientes son los animales puede desecharse de una vez. La ensalada que te vas a comer sabe que te la vas a comer y de alguna manera “escucha” las vibraciones de tus dientes masticando y reacciona discretamente ante ello.

 

La fascinación de David Lynch por las fábricas abandonadas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 10/29/2014

El genial cineasta lleva años documentando espacios abandonados, especialmente paisajes retro-industriales ubicados en Polonia

 

One-Time-Use-David-Lynch

Una combinación entre la hipnótica estética que presumen los lugares abandonados y esos paisajes de geométrica esterilidad que son las fábricas, en particular las viejas, podría ser el estímulo que lleva a David Lynch a adorar estos escenarios. Pero más allá de la razón detrás de esta fascinación, lo cierto es que el hijo predilecto de Missoula, Montana, la ha hecho explícita a lo largo de su carrera (Elephant Man, Twin Peaks, etc.), proceso que se consuma en su libro David Lynch: The Factory Photographs.

Durante años Lynch se dedicó a retratar antiguas fábricas en Inglaterra, Nueva York, Polonia y otros lugares, registrando múltiples parajes retro-industriales que se debaten entre la melancolía y la sutil perversión: espacios misteriosos, ocultos, inmersos en una perturbadora elegancia que proyecta un armónico desequilibrio. A fin de cuentas el que está eligiendo los encuadres y oprimiendo el obturados en cierto momento es David Lynch, y cualquier cosa que este genial artista crea, termina asociándose con adjetivos como los anteriores. 

Sobre las sensaciones que le producen estos lugares y el valor que tienen en la actualidad Lynch declaró, en una entrevista para la revista Dazed:

Transmiten un ánimo increíble. Me siento como si estuviese en un lunar simplemente mágico, en donde la naturaleza reclama estas fábricas abandonadas. Es muy "ensoñante". En cada sitio al que volteas, hay algo tan sensacional y sorpresivo –es como el Magical Mystery Tour de los Beatles–. Las ciudades cada vez se parecen más entre sí. Los verdaderos tesoros están diluyéndose; el ánimo que generan se está terminando. 

 

lynch factory 2.2

 

Curiosamente, la mayoría de nosotros estaremos más que predispuestos a apreciar estas fotografías sabiendo que el autor es Lynch, algo similar a lo que ocurre con sus diversas vertientes creativas (música, pintura, diseño, etc.). La admiración que muchos hemos generado por su trabajo como director de cine termina transfiriéndose a todo, o casi todo, lo que dice o hace. Pero si ejercemos esta reflexión conscientemente y luego volvemos a mirar las imágenes, difícilmente las estaremos apreciando menos. Y es que en realidad se trata de ecos fantasmagóricos impresos en intrigantes escenarios que, al menos por un instante, nos inducen un estado de ánimo privilegiado: el abandono poético. 

 

 

david lynch factory 3

david lynch factory 4